Cuando la Selección Argentina humilló a Brasil con 4 goles de San Lorenzo!!!!

Cuando la Selección Argentina humilló a Brasil con 4 goles de San Lorenzo.

Por Victor Gabriel Pradel

 

La historia entre San Lorenzo, la Selección Argentina y la Copa América, esconde una hazaña única y memorable que merece ser desempolvada.

En 1959 se disputaron 2 torneos sudamericanos. El primero, a principio de año, fue ganado por Argentina y si bien no hubo jugadores de San Lorenzo en el plantel, el técnico de nuestro club, José Barreiro, integró junto a Victorio Spinetto y José Della Torre, el triunvirato de entrenadores del equipo.

Luego se disputó el torneo argentino donde San Lorenzo arrasó con una deslumbrante actuación de su delantera: Facundo, Ruiz. O.H.García, Sanfilippo y Boggio. Entre “Los 5 pistoleros” convirtieron 74 de los 75 goles del campéon (el restante lo convirtió Herrera, el delantero suplente). La arrolladora performance motivó que para la edición extra del torneo continental a disputarse en Ecuador, sea convocada la delantera completa del Ciclón.

Así fue como en el primer partido, Argentina derrotó a Paraguay 4 a 2, con los 5 delanteros azulgranas como titulares, en un hecho inédito e histórico. Dicen que “equipo que gana no se toca”, pero para el segundo encuentro el técnico José Manuel Moreno decidió hacer 7 cambios. Rompió todas la líneas: cambió el arquero, la defensa, la línea media y en la delantera sólo sobrevivieron Facundo y Sanfilippo (aunque en el segundo tiempo entraron Ruiz y Boggio). Apenas se consiguió un tímido empate 1 a 1 ante el seleccionado local.

Pero en el siguiente match llegó la hecatombe. Moreno, evidentemente desorientado, volvió a hacer 2 cambios más. De los nuestros mantuvo a Sanfilippo pero quedó afuera Facundo, reemplazado por Boggio. El resultado fue un lapidario 0-5 contra Uruguay (a la postre campeón).

Ya eliminados, quedaba un último partido, frente a Brasil, que a pesar de no haber llevado su equipo de estrellas (por entonces campeones del mundo) siempre es un rival poderoso y respetado. Una nueva derrota podría ser lapidaria y con el recuerdo fresco del desastre de Suecia de 1958, cuando la delegación argentina que volvió del mundial fue recibida a monedazos en Ezeiza reaparecieron los fantasmas. Había que ganar el último partido sí o sí. Era una cuestión de honor. El recibimiento y el trato posterior en Buenos Aires podrían ser calamitosos.

Fue entonces cuando los 5 jugadores de San Lorenzo tomaron la iniciativa. Lo encararon al Charro Moreno y le pidieron que vuelva a alinearlos como titulares. La única excepción sería la ausencia de Boggio, lesionado, en cuyo lugar ingresaría Belén. El planteo al director técnico (una prestigiosa gloria del fútbol argentino) fue firme y contundente. Nuestros players, liderados por su capitán, José Francisco Sanfilippo, lo convencieron que eran los más capacitados para asumir la responsabilidad en ese encuentro clave que definiría el futuro de la Selección.

El grupo ya estaba dividido en 2 bloques: los jugadores de San Lorenzo estaban en un bando decididamente separados del resto del plantel, pero les sobraba personalidad y temperamento, a tal punto que Moreno accedió a su pedido y alineó la formación que ellos sugirieron.

Los hechos les dieron la razón: a los 2 minutos Argentina ganaba 1 a 0 con un gol del reaparecido Omar Higinio García. Tres tantos más del implacable Nene Sanfilippo (que terminó siendo el máximo artillero del certamen) completaron la goleada. Argentina arrolló a Brasil por 4 a 1, con 4 goles cuervos. Fue el 22 de diciembre de 1959. Fue maravilloso, fue insuperable, fue irrepetible.

 

Victor Gabriel Pradel 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *