Archivo de la etiqueta: Osvaldo Soriano

21 AÑOS SIN OSVALDO SORIANO.

21 AÑOS SIN OSVALDO SORIANO

“El Gasómetro se perdió en circunstancias confusas que ya nadie quiere recordar, en la decadencia  también se extraviaron terrenos  y otras propiedades irrecuperables, desde entonces ha sido un buen rival para cualquiera un club en el que los jugadores están de paso, hacia abajo o hacia arriba  expresaba el querido Osvaldo Soriano en 1993.

Mañana se cumplirán 21 años de la desaparición física de Osvaldo Soriano, si como expresaba en el aniversario anterior a su fallecimiento, pareciera  que fue ayer, cuando la tristeza invadió mi ser al enterarme del fallecimiento de Osvaldo Soriano, la radio del taxi que manejaba en aquella segunda década infame del país traía a mis oídos la muerte del enorme Periodista y Escritor. Claro que sobre el volante me largué a llorar con la pasajera mirándome sin entender el  porque de mi llanto, y aunque se lo hubiera explicado tampoco lo hubiera entendido. Hay personas públicas en la vida que a pesar de no tratarlas y/o no conocerlas,  se meten en nuestros días y en nuestros corazones, algunas pertenecen a nuestro tiempo,  otras otro tiempo,  no la conocimos pero están metidos en nuestras vidas,.Osvaldo Soriano 5

Me sucede en lo personal  con figuras del deporte como Pedro Bidegain, Jacobo Urso, el Vasco Carricaberry, y Angel Zubieta o políticas como  Leandro Alem , Arturo Jauretche y Agustín Tosco por supuesto que  “El Gordo Soriano” está en esta nómina y por ello aquel llanto espontáneo de aquel 29 de Enero de 1997.

Hoy son 21 años de la desaparición física de Osvaldo Soriano. Que sin dudas fue  un hombre ligado al compromiso social , un verdadero narrador que debió enfrentarse  a los escritores más selectos de la literatura nacional que con su elitismo hasta vergonzoso no comprendieron la capacidad y popularidad del “Gordo” Soriano.

Osvaldo Soriano nació en Mar del Plata el 6 de Enero de 1943 y luego debido a la ocupación laboral de su padre anduvo por San Luís, Río Cuarto, Tandil y Cipolletti, ya en la Capital Federal en el momento de cumplir 30 años en 1973, mientras escribía en el Diario “La Opinión” publicó su primer libro “Triste Solitario y Final” donde se mezclaban lo cómico, la nostalgia y la ternura en un cálido homenaje a sus adorados Stan Laurel y Oliver Hardy, más conocidos por el Gordo y el Flaco.

Tres años después poco tiempo antes del Golpe Cívico-Militar de 1976, Soriano comenzaba su exilio en Bélgica y aunque estuvo poco tiempo  unos meses después del 24 de Marzo en la Argentina, partió nuevamente  al doloroso exilio que lo alejó de su país y su San Lorenzo.Osvaldo Soriano 5

Decía ese gran Periodista y Escritor  José María Pasquini Durán  fallecido en el 2010: “ Osvaldo Soriano no era hombre de partidos ni de facciones y salvo del de San Lorenzo no tenía otro carnet, defendía la libertad con pasión de Anarquista y creía que la injusticia era intolerable en cualquiera de sus formas, y su adhesión a la sociedad feliz lo hirió hondo en las derrotas, pero lo salvó de convertir la tristeza en cinismo. Soriano defendía los derechos humanos  como la base indispensable para la convivencia y la dignidad de las sociedades, pero  llevaba ese compromiso hasta la minucia de cada persona, sobre todo cuando se trataba de los que perdieron todo, a veces hasta la esperanza de tener algo algún día” afirmaba Pasquini Durán un año después de la muerte de Soriano.

En Belgica trabajó en los oficios más insólitos para sobrevivir, un tiempo después se trasladó a París donde pudo volver a ejercer su profesión de Periodista y Escritor. Fue  muy largo su exilio y lo sufrió mucho lo atestiguan sus mejores amigos,  el Domingo 27 de Marzo de 1983 vuelve a Buenos Aires en compañía de su mujer Catherine, toma un remís de Ezeiza a su departamento, entonces le pide al chofer que desvíe el camino a su casa y tome Callao cuando dobla en la Avenida Corrientes le dice al chofer que aminore la marcha, el Gordo quiere disfrutar ese momento del regreso, es el momento del reencuentro con amigos y con la ciudad. Luego de unos meses vuelve a París para reorganizar la vuelta definitiva a nuestro país en 1984.

Con la Dictadura en retirada, decía Soriano algo atribuible a cualquier época , a un país y porqué no a nuestro Club,  “Me siguen pareciendo inexcusables las conversaciones y  los toqueteos con el poder, la estrategia de la reverencia, el codazo y la palmada, era mejor estar equivocado contra el poder, que tener razón obedeciéndolo.

Ya de regreso a la Argentina con la Democracia, paseó su brillante pluma por las redacciones de la Revista Humor y Crisis, para transformarse en uno de los fundadores del diario Página 12.

Pero paralelamente a lo relatado, en Osvaldo Soriano existía un amor incondicional  por San Lorenzo, algo que como declaró el propio Periodista, nunca supo cómo nació este amor entrañable.

Tuvo admiración por “La Oveja” Roberto Telch por su calidad y humildad al servicio de la camiseta azulgrana, pero también demostró devoción por “El Vasco” Ángel Zubieta a quien nunca vio jugar, pero siempre le elogió la garra que puso en la cancha, defendiendo nuestra camiseta hasta lesionado, además porque fue el gran Capitán y nunca vistió otra camiseta en nuestro país.

Soriano además como buen observador del fútbol, tuvo como ídolos al “Nene” Sanfilippo al “Tucumano” Rafael Albrecht y justamente a ellos le dedicó un artículo escrito en 1973, publicado además años después en su libro “Artistas, Locos y Criminales” en el que Osvaldo Soriano denominaba un capítulo “El nacimiento de San Lorenzo” en el que contaban sus vivencias los últimos sobrevivientes de “Los Forzosos de Almagro”, Francisco Xarau y “El Petiso” Luís Gianella.

Durante muchos Soriano se escapaba de las redacciones en la semana para ver los entrenamientos en el Viejo Gasómetro de Avenida La Plata.

Una de sus frases históricas en 1982 con relación al Ascenso del Ciclón fue: “San Lorenzo no volvió a primera porque tenía buen equipo, volvió porque la gente lo quiso así, porque cuando algo toca fondo, uno saca todo lo que tiene adentro para salvarlo o se hunde definitivamente”

En 1995 la consagración en Rosario, lo encontró en París, donde con su pluma inigualable en la contra-tapa de Página 12 del Martes 27 de Junio de 1995, expresó lo que significó seguir por teléfono dos partidos a 11.000 kilómetros de distancia y donde en la media noche, por las calles de París salió a festejar solitariamente al grito descontrolado de San Lorenzo Campeón.

El 29 de Enero de 1997, Osvaldo Soriano a los 54 años dejó físicamente este mundo, víctima de un cáncer de pulmón, dejando para la posteridad entre otras obras supremas, “No habrá más penas y olvidos”, también llevado este libre al cine, “A sus plantas rendido un león”, “El Negro de París”, “Rebeldes, Soñadores y Fugitivos”, “Una sombra ya pronto serás”, “El Ojo de la Patria”, “Cuento de los años felices” y “Piratas , Fantasmas y Dinosaurios”.

Tuve la oportunidad de estar  físicamente cerca suyo en 2 oportunidades casi de casualidad, la primera vez en la primavera de 1973 en el café “San Lorenzo” de Avenida La Plata y Avelino Díaz cuando mi querido Viejo lo reconoció sobre una mesa del café en la previa de un partido, entonces mi Padre se acercó a felicitarlo por su primer libro publicado “Triste Solitario y Final” recuerdo que Soriano le agradeció con una sonrisa poniéndose colorado, me quedó grabada esa imagen para siempre. La otra vez que lo vi personalmente, fue una mañana en el Viejo Gasómetro con dos compañeros de mi escuela secundaria José Luis Delpini nos rateamos para ver un entrenamiento de San Lorenzo en Avenida La Plata y al ingresar a la cancha lo vimos a Soriano contra el alambrado viendo el entrenamiento. Durante año pensé que esto había sido en 1975, por el tema del exilio de Soriano, ya estaba en el poder la dictadura militar, pero Enrique Escande  me dijo que Osvaldo Soriano regresó unos meses en 1976, para luego exiliarse hasta la llegada de la Democracia.

Me devoré todos sus libros y con Soriano volví a mi infancia para dimensionar a dos grandes como Laurel y Hardy, con el volví a creer en esa Revolución de Mayo cuando me contagió el cariño hacia grandes Próceres olvidados como Mariano Moreno, Belgrano y Castelli, con Soriano.

Muchas veces lo imaginé  caminando entre la multitud, para pedir por la Ley de Restitución Histórica, muchas veces imaginé leer artículos de su pluma sobre la causa, hubiera sido espectacular, alguna vez dije públicamente “Osvaldo Soriano hace loby x la Vuelta desde el cielo”.

Extraño su presencia, en tiempos donde casi no hay referentes para la sociedad, tan mezquina, donde el traidor confunde a la gente con una astucia alarmante en el país y en San Lorenzo. ¡Que clara la tenías sobre el fulano en aquella nota tuya escrita en la contra-tapa de Página 12 en tu editorial del 30 de Junio de 1995.

En celebración del “Día del Periodista” el 7 Junio del 2007, la Legislatura Porteña a través de una iniciativa del entonces Legislador  Roy Cortina, y con la colaboración de nuestro programa radial “San Lorenzo Ayer, Hoy y Siempre” descubrió en su memoria  una placa en el Café “San Lorenzo” ubicado en Avenida La Plata y Avelino Díaz.

Hace 21 años nos dejaba físicamente Osvaldo Soriano, un notable Periodista y Escritor que tuvo la capacidad de abrir cerebros en una sociedad mayoritariamente  entregada a las mieles del poder, y a la pizza y champagne. Hace 21 años se nos iba un Sanlorencista de alma.

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

20 Años sin Osvaldo Soriano.

 
20 Años sin Osvaldo Soriano
 
Si parece que fue ayer, cuando la tristeza invadió mi ser ,al enterarme del fallecimiento de Osvaldo Soriano, la radio del taxi que manejaba en aquella segunda década infame del país traía a mis oídos la muerte del enorme Periodista y Escritor. Claro que sobre el volante me largué a llorar con la pasajera mirándome sin entender el porque de mi llanto, y aunque se lo hubiera explicado tampoco lo hubiera entendido.
 
Hay personas públicas en la vida que a pesar de no tratarlas y/o no conocerlas, se meten en nuestros días y en nuestros corazones, algunas pertenecen a nuestro tiempo, otras otro tiempo, no la conocimos pero están metidos en nuestras vidas, me sucede en lo personal con figuras del deporte como Pedro Bidegain, Jacobo Urso, el Vasco Carricaberry, y Angel Zubieta o políticas como Leandro Alem , Arturo Jauretche y Agustín Tosco por supuesto que “El Gordo Soriano” está en esta nómina y por ello aquel llanto espontáneo de aquel 29 de Enero de 1997.
 
Hoy son 20 años de la desaparición física de Osvaldo Soriano. Que sin dudas fue un hombre ligado al compromiso social , un verdadero narrador que debió enfrentar a los escritores más selectos de la literatura nacional que no comprendieron la capacidad y popularidad del “Gordo” Soriano.
 
Osvaldo Soriano nació en Mar del Plata el 6 de Enero de 1943 y luego debido a la ocupación laboral de su padre anduvo por San Luís, Río Cuarto, Tandil y Cipolletti, ya en la Capital Federal en el momento de cumplir 30 años en 1973, mientras escribía en el Diario “La Opinión” publicó su primer libro “Triste Solitario y Final” donde se mezclaban lo cómico, la nostalgia y la ternura en un cálido homenaje a sus adorados Stan Laurel y Oliver Hardy, más conocidos por el Gordo y el Flaco.
 
Tres años después poco tiempo antes del Golpe Cívico-Militar de 1976, Soriano comenzaba su exilio en Bélgica y aunque estuvo poco tiempo unos meses después del 24 de Marzo en la Argentina, partió nuevamente al doloroso exilio que lo alejó de su país y su San Lorenzo.
 
En Belgica trabajó en los oficios más insólitos para sobrevivir, un tiempo después se trasladó a París donde pudo volver a ejercer su profesión de Periodista y Escritor.
 
Tras su vuelta al país con la Democracia, paseó su brillante pluma por las redacciones de la Revista Humor y Crisis, para transformarse en uno de los fundadores del diario Página 12.
Pero paralelamente a lo relatado, en Osvaldo Soriano existía un amor incondicional por San Lorenzo, algo que como declaró el propio Periodista, nunca supo cómo nació este anmor entrañable.
 
Tuvo admiración por “La Oveja” Roberto Telch por su calidad y humildad al servicio de la camiseta azulgrana, pero también demostró devoción por “El Vasco” Ángel Zubieta a quien nunca vio jugar, pero siempre le elogió la garra que puso en la cancha, defendiendo nuestra camiseta hasta lesionado, además porque fue el gran Capitán y nunca vistió otra camiseta en nuestro país.
 
Soriano además como buen observador del fútbol, tuvo como ídolos al “Nene” Sanfilippo al “Tucumano” Rafael Albrecht y justamente a ellos le dedicó un artículo escrito en 1973, publicado además años después en su libro “Artistas, Locos y Criminales” en el que Osvaldo Soriano denominaba un capítulo “El nacimiento de San Lorenzo” en el que contaban sus vivencias los últimos sobrevivientes de “Los Forzosos de Almagro”, Francisco Xarau y “El Petiso” Luís Gianella.Osvaldo Soriano 5
 
Durante muchos Soriano se escapaba de las redacciones en la semana para ver los entrenamientos en el Viejo Gasómetro de Avenida La Plata.
 
Una de sus frases históricas en 1982 con relación al Ascenso del Ciclón fue: “San Lorenzo no volvió a primera porque tenía buen equipo, volvió porque la gente lo quiso así, porque cuando algo toca fondo, uno saca todo lo que tiene adentro para salvarlo o se hunde definitivamente”.
 
En 1995 la consagración en Rosario, lo encontró en París, donde con su pluma inigualable en la contra-tapa de Página 12 del Martes 27 de Junio de 1995, expresó lo que significó seguir por teléfono dos partidos a 11.000 kilómetros de distancia y donde en la media noche, por las calles de París salió a festejar solitariamente al grito descontrolado de San Lorenzo Campeón.
 
El 29 de Enero de 1997, Osvaldo Soriano a los 54 años dejó físicamente este mundo, víctima de un cáncer de pulmón, dejando para la posteridad entre otras obras supremas, “No habrá más penas y olvidos”, también llevado este libre al cine, “A sus plantas rendido un león”, “El Negro de París”, “Rebeldes, Soñadores y Fugitivos”, “Una sombra ya pronto serás”, “El Ojo de la Patria”, “Cuento de los años felices” y “Piratas , Fantasmas y Dinosaurios”.
Tuve la oportunidad de estar físicamente cerca suyo en 2 oportunidades casi de casualidad, la primera vez en la primavera de 1973 en el café “San Lorenzo” de Avenida La Plata y Avelino Díaz cuando mi querido Viejo lo reconoció sobre una mesa del café en la previa de un partido, entonces mi Padre se acercó a felicitarlo por su primer libro publicado “Triste Solitario y Final” recuerdo que Soriano le agradeció con una sonrisa poniéndose colorado, me quedó grabada esa imagen para siempre. La otra vez que lo vi personalmente, fue una mañana en el Viejo Gasómetro con dos compañeros de mi escuela secundaria José Luis Delpini nos rateamos para ver un entrenamiento de San Lorenzo en Avenida La Plata y al ingresar a la cancha lo vimos a Soriano contra el alambrado viendo el entrenamiento.
 
Durante año pensé que esto había sido en 1975, por el tema del exilio de Soriano, ya estaba en el poder la dictadura militar, pero Enrique Escande me dijo que Osvaldo Soriano regresó unos meses en 1976, para luego exiliarse hasta la llegada de la Democracia.
 
Me devoré todos sus libros y con Soriano volví a mi infancia para dimensionar a dos grandes como Laurel y Hardy, con el volví a creer en esa Revolución de Mayo cuando me contagió el cariño hacia grandes Próceres olvidados como Mariano Moreno, Belgrano y Castelli, con Soriano.
 
Como extraño tu presencia, te imaginé muchas veces caminando entre la multitud, para pedir por la Ley de Restitución Histórica y que hablar de tu pluma sobre la causa, hubiera sido espectacular, alguna vez dije públicamente “Osvaldo Soriano hace loby x la Vuelta desde el cielo”.
 
Como extraño tu presencia, en tiempos donde casi no hay referentes para la sociedad, tan mezquina, donde el traidor confunde a la gente con una astucia alarmante en el país y en San Lorenzo. ¡Que clara la tenías sobre el fulano en aquella nota tuya escrita en la contra-tapa de Página 12 en tu editorial del 30 de Junio de 1995.
 
En celebración del “Día del Periodista” el 7 Junio del 2007, la Legislatura Porteña a través de una iniciativa del entonces Legislador Roy Cortina, y con la colaboración de nuestro programa radial “San Lorenzo Ayer, Hoy y Siempre” descubrió en su memoria una placa en el Café “San Lorenzo” ubicado en Avenida La Plata y Avelino Díaz.
 
Hace 20 años nos dejaba físicamente Osvaldo Soriano, un notable Periodista y Escritor que tuvo la capacidad de abrir cerebros en una sociedad mayoritariamente entregada a las mieles del poder, y a la pizza y champagne. Hace 20 años se nos iba un Sanlorencista de alma.
 
Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

“Osvaldo Soriano desde el Cielo con La Vuelta del Gasometro a Av.La Plata”.

Audio del Programa Nº 860. “Osvaldo Soriano desde el Cielo con La Vuelta del Gasometro a  Av.La Plata”.
Adolfo Res en su editorial se refiere a recordar como todos los años al gran pensador nacional, escritor y sanlorencista: Osvaldo Soriano al cumplirse 20 años de su fallecimiento.
Diego Resnik, llega a una conclusión sobre la diferencia que existen entre San Lorenzo y Estudiantes/Gimnasia en las actitudes dirigenciales para construir sus estadios en sus lugares históricos.Soriano nube
En las voces de Adolfo Res y Evelin Caudevilla Goncalves nos relatan articulos periodisticos que recuerdan a Osvaldo Soriano. Escuchamos las palabras del “Negro” Francisco Juarez el mejor amigo  del gordo que hoy en el cementerio de la Chacarita a metros de los  restos
de Osvaldo nos daba sus reflexiones. Como hace 10 años “San Lorenzo ayer hoy y siempre” esta presente homenajeando al gran escritor.
En las voces de Nicolas Albendin y Diego Resnik nos cuentan la extraordinaria gira futbolistica azulgrana por España, Portugal y Bélgica en 1949/50.
Evelin Caudevilla Goncalves nos cuenta las reñidas elecciones en San Lorenzo de 1931.
Adolfo Res nos recuerda la Copa de Oro veraniega lograda por San Lorenzo en 1992 donde vencimos a Boca y River Plate.
En la sección “Te acordas hermano” tributo a  Mario Norberto  Chaldú en la voz de Adolfo Res.
Alberto Zuliani y Evelin nos leen los mensajes de nuestra querida audiencia.
Pulsa y escucha 180 minutos de sanlorencismo:

A

Programa Nº 860. “El gordo, la gira por Europa, Elecciones 31 y Chaldú”.

“Por Pasado, presente y futuro, el  Gasómetro a

Boedo Volverá”

Este domingo 29 de Enero de 2017, se emitirá el programa Nº 860  de “San Lorenzo ayer, hoy y siempre” el programa de la historia del ciclón……TU HISTORIA.

“El pueblo azulgrana quiere ver el Estadio “Gasometro

Papa Francisco” en Avenida La Plata”

A 20 AÑOS DE SU DESAPARICIÓN FÍSICA, NUESTRO HOMENAJE A OSVALDO SORIANO.
Osvaldo Soriano
CRÓNICA DE 90:
A 67 AÑOS RECORDAMOS LA EXTRAORDINARIA GIRA DE SAN LORENZO POR ESPAÑA, PORTUGAL Y BÉLGICA.
LA NOTICIA DE LA SEMANA:
Fotos elecciones 1931
A 86 AÑOS, RECORDAMOS LAS REÑIDAS ELECCIONES DE 1931 EN SAN LORENZO.
A 25 AÑOS, TAMBIÉN EVOCAMOS LA COPA DE ORO GANADA EN 1992 POR SAN LORENZO EN MAR DEL PLATA ANTE BOCA Y RIVER. Tapa vs River 1992
SECCIÓN TE ACORDAS HERMANO:
RECORDAMOS LA LLEGADA AL CLUB DE MARIO CHALDÚ EN 1966
y demás secciones.
Domingos de 13 a 16 hs por AM 970 y por
Vías de comunicación:    4926-1622/1894/0041
Correo electrónicos:
Twitter: @CASLAhistoria
Facebook: Adolfo Res (san lorenzo ayer, hoy y siempre)
Conducción: Adolfo Res-Diego Martin
 
Producción: Celia
Colaboración: Alberto Zuliani- Nicolas Albeldin- Cesar Giasone – Evelin Caudevilla.

“Sin Identidad no hay Pertenencia”

19 AÑOS SIN OSVALDO SORIANO.

19 AÑOS SIN OSVALDO SORIANO

“Yo no me voy a avergonzar de mis tristezas, mis nostalgias, extraño la callecita donde mataron a mi perro y yo lloré junto a su muerte y estoy pegado al empedrado con sangre donde mi perro se murió, existo todavía a partir de eso, soy eso, a nadie pediré permiso para tener nostalgia de eso” Juan Gelman, 

TE EXTRAÑAMOS  QUERIDO “GORDO”

“El Gasómetro se perdió en circunstancias confusas que ya nadie quiere recordar y en la decadencia, también se extraviaron terrenos (Rivadavia y Yatay) y otras propiedades irrecuperables”  Osvaldo Soriano

Confieso que cuando leí esta frase a principios de los noventa, sentí una terrible angustia y recordé a mi Viejo discutiendo con otro Cuervos, porque sentían vergüenza del estadio de madera, no tengo dudas que no hablar del Gasómetro y su gloria de tantos años tras el saqueo de 1979 a 1982, fue parte de los que buscaron sepultar los tiempos de Avenida La Plata y que nosotros desempolvamos a partir de 1998.

soriano019 (3)La pérdida de Osvaldo Soriano significó un duro golpe para aquellos que seguíamos sus editoriales y  nos devorábamos  sus libros.

Aquella tarde-noche del 29 de Enero de 1997, cuando me enteré de su muerte, sentí una profunda angustia, algo que no me había sucedido antes con el fallecimiento de ningún personaje público, pero más allá que no tuve la suerte de haber conversado una palabra con él, lo sentí como si hubiera partido el mejor de mis amigos. Me enteré de su muerte por un noticiero radial en el negro y amarillo que el menemismo y su política de pizza y champagne me llevó a manejar en la segunda década infame de nuestro país. Fui en ese tiempo uno de los tantos excluidos y por ello me llegó tanto su libro “Una sombra ya pronto serás” que lo devoré con una mezcla de bronca y rebeldía a ese régimen noventista. Confieso que aquel día 29 de Enero de 1997 al enterarme de su fallecimiento me puse a llorar dentro del taxi, la pasajera me preguntó que me pasaba, no le respondí, seguramente lo que relataba la radio no le rozaba en lo más mínimo.

Claro que el gran Osvaldo fuera “Cuervo” fue un plus que me acercó a su literatura criticada por los “grandes intelectuales” mayoritariamente antipopulares, pero los pasó para el cuarto cuando sus obras fueron publicadas en varios idiomas.soriano019 (3)

Tuve la oportunidad de estar físicamente cerca suyo en dos oportunidades casi de casualidad, la primera vez  en la primavera de 1973, en el café San Lorenzo de Avenida La Plata y  Avelino Díaz cuando mi querido Viejo lo vio sentado en una de las mesas y se acercó para felicitarlo por su libro “Triste solitario y final”, recuerdo que Soriano le agradeció con una sonrisa poniéndose colorado, me quedó grabada esta imagen por siempre. La otra fue en 1976, una mañana en el Viejo Gasómetro,  con dos compañeros de la escuela secundaria José Luís Delpini, nos rateamos y fuimos a ver un entrenamiento de San Lorenzo, al ingresar reconocimos a varios periodistas entre ellos a Osvaldo Soriano.

Durante años creí que esto había sucedido en 1975, por lo de su exilio con la dictadura, pero no me cerraba estando seguro que ese día que lo vi en el Gasómetro,  fue el año del golpe militar, hasta que un día al contarle esta anécdota a  Enrique Escande, “Quique”  me dijo que Soriano, estuvo unos meses en nuestro país  después del golpe en 1976 antes de su exilio definitivo.

Fue Osvaldo Soriano junto con Don Arturo Jauretche quien me enseñó a mirar más allá de las narices, me devoré no solo  todos sus libros, sino que leía todos sus artículos que escribía en Pagina 12, y fue Soriano quien me enseñó a  no quedarme con cada información que me dan de primera, como válida, fue Osvaldo Soriano quien me enseñó que la opinión sobre un suceso es un negocio.

El “Gordo” solía afirmar: “Me siento incómodo en la televisión, pero tampoco voy a negar que lo hago cuidando  a mi lector, mi lector es joven y muy cuidadoso de los detalles de mi vida, el límite para mí sería una foto con mi hijo y en mi casa, jamás voy a mostrar los pies, ni me voy a tirar a la bañadera con espuma para que me hagan una foto, tengo pudor y mi vida privada no le interesa a nadie y la frivolidad me parece una enfermedad social , más que molestarme la opulencia, me da vergüenza” .

Sentí  su ausencia en esta lucha por la Vuelta a Avenida La Plata, tanta veces lo imaginé, caminando al frente de cada marcha a la Legislatura, Plaza de Mayo o la Embajada francesa., tantas veces imaginé su pluma brillante haciendo mención en una editorial para que San Lorenzo vuelva a Boedo con Estadio y Sede Social. Alguna vez en el fragor de la lucha acalorada dentro de la Legislatura escribí un artículo titulado “Osvaldo Soriano hace lobby desde el cielo” y justamente él que no creía en los cielos, pero desde su amor a San Lorenzo, me habrá sabido disculpar por este título.

En el cierre de esta editorial quiero compartir unas líneas del recordado José María Pasquini Durán sobre Osvaldo Soriano “No era hombre de partidos ni de facciones y salvo el de San Lorenzo no tenía otro carnet. Defendía la libertad con pasión de anarquista y creía que la injusticia era intolerable en cualquiera de sus formas”, “Su adhesión a la utopía de la sociedad feliz lo hirió hondo en las derrotas, pero lo salvó de convertir la tristeza en cinismo. Defendía los derechos humanos como base indispensable para la convivencia y la dignidad de las sociedades, pero llevaba ese compromiso hasta la minucia de cada persona, sobre todo cuando se trataba de los que perdieron todo, a veces hasta la esperanza de tener algo algún día”

Se cumplen 19 años de su partida y me parece increíble, me siento huérfano de alguien que con tanta lucidez y calle a la vez nos hacía pensar cada día, siento la falta de quien con clara honestidad intelectual, nos ayudara a combatir tanta hipocresía y frivolidad reinante. Claro que en estos días me dieron ganas de releer tu primera novela “Amanece con un cielo muy rojo, como de fuego, aunque el viento sea fresco y húmedo y el horizonte una bruma gris”

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)