Archivo de la etiqueta: Cultura azulgrana

RECORDANDO A ISIDORO BLAISTEN

RECORDANDO A   ISIDORO  BLAISTEN

A 12 AÑOS DE SU FALLECIMIENTO

BOEDENSE POR ELECCIÓN

Fue brillante un brillante escritor,  uno de los grandes cuentistas de la historia de nuestro país, un hombre con humor de un manejo de la ironía magistral.

Nació en Concordia el 12 de Enero de 1933, y fue redactor publicitario, periodista, librero y fotógrafo. En 1965 escribió su primer libro que es de poemas “Sucedió en la lluvia” que fue premiado por el Fondo Nacional de las Artes, pero lo suyo no eran los poemas, sino los cuentos  comenzando a escribir en la revista literaria “El escarabajo de oro”, y en 1969 aparece su primer libro de cuentos “La felicidad”, tres años después “La salvación”, en 1974 “El Mago” con el cual obtuvo el Premio Municipal de Narrativa en la Ciudad de Buenos Aires. Hacia 1980 presenta una de sus obras de más renombre “Dublin al sur”, este libro reúne doce cuentos brillantes que mantienen el interés permanente del lector, y como decía en el prólogo el propio Isidoro Blaisten “Siempre habrá suicidas convencidos, desamparados que merodean los lugares de la estupidez de las vanidades humanas”. En esta obra ratifica su brillante inventiva verbal.Isidoro Blaistein

En ese Boedo de los setenta en las mesas  del café Aviñón (dentro de la galería de San Juan y Boedo) o en el Canadian (hoy Homero Manzi) era común verlo tomando su café y escribir en los viejos cuaderno gloria, y tantas veces  con su ingenio, comentó  ¿Viajar? ¿Para qué  viajar?, “para después pasar diapositivas con fotos en el Partenón reconstituido  , si el verdadero se lo llevaron columna a columna los ingleses, tener que contar siempre la misma anécdota de Copenague”, ¿Para qué viajar?, para al regresar  hacer una reunión de amigos y contar que Venecia es sucia y los canales tienen olor feo? “No. Lo pienso y digo sentado en las mesas del Canadian que por San Juan y Boedo pasa el mundo, si en este café alguna vez se sentaron a escribir  Leónidas Barletta,  Roberto Mariani, Elías Castelnuovo, Alvaro Yunque, Nicolas Olivari, Cátulo Castillo, Homero Expósito, Gustavo Riccio , Galvez y los dos Tuñón,  si a lo mejor en esta mesa César Tiempo inventó a Clara Beter y trastocó Buenos Aires”. Afirmaba Isidoro Blaisten.

Desde las ventanas del Canadian mientras escribía sobre los 400 años de la segunda fundación de Buenos Aires veía  pasar el mundo por San Juan y Boedo, y así  todos los días levantando su mano saludaba  al escritor boedense  Atilio Castelpoggi que se metía en la boca del subte con su clásico portafolio, o  algún pibe con  camiseta de San Lorenzo que soñaba con el triunfo del  Ciclón el  domingo siguiente,  ahí en esas mesas de café escribió parte de su notable obra.

En 1981 publicó “Cerrado por melancolía” y dos años después su primer ensayo: “Anti-conferencias” justamente el primer libro que leí suyo, con la dictadura en retirada en 1983,  marcó parte de mi mirada revisionista de las cosas, a partir de ahí conocí su obra maravillosa y rasgos de la vida de un hombre con una integridad moral absoluta que ayudaba a abrir cerebros y con un compromiso con su tiempo.

Blaisten fue un tipo que vivió como se pronunció, poco común en la hipocresía reinante y el vende-humismo de las últimas décadas.

En una entrevista le preguntaron: ¿Usted a que clase social pertenece?

“Hubiera querido ser un príncipe lituano, pero no soy más que un “mersón” de San Juan y Boedo, mi familia es toda pudiente, yo soy casi un marginado, no tengo casa propia, no tengo automóvil, no tengo ninguna parcela en un country, no tengo televisor y tengo cincuenta años, nunca fui bueno para los negocios, ni me interesaron, puse un librería en una galería de San Juan y Boedo entre 1973 y 1980 y no entraba nadie solo los amigos escritores, un día puse el cartel en la puerta, me fui y puse cerrado por melancolía”.

En 1985 publicó “A mí nunca me dejaban hablar”, al año siguiente “Carroza y reina”, en 1992 “Cuando éramos felices”, en 1995 “Al acecho” y en 1997 “Antología personal”

El 28 de Agosto del 2004 a los 71 años falleció Isidoro Blaisten, Boedense por elección.

Adolfo Res (Conductor San Lorenzo Ayer, Hoy y Siempre)

San Lorenzo y el Tango Ayer, Hoy y Siempre

Un Proyecto concretado

San Lorenzo y el Tango Ayer, Hoy y Siempre

Desde el comienzo de nuestro Ciclo Radial “San Lorenzo Ayer, hoy y Siempre” , tuvimos como objetivo recuperar del olvido a figuras del deporte y la cultura del Club, olvidadas y en muchos casos desconocidas.
Otro de los objetivos planteados era el de recuperar el más de centenar de tangos ligados a San Lorenzo, para ello durante muchos años visitamos a asociados ya veteranos en la búsqueda de discos con tangos históricos de nuestra querida Institución, no tuvimos suerte de encontrar alguno, y entonces a partir del año 2004 fuimos en la búsqueda de las Partituras , algo que fue realmente también difícil de encontrar, porque en general el listado de tangos que poseíamos era de los primeros 40 años de vida del Club.

Entre el 2004 y el 2006 pudimos conseguir Partituras de Tangos como “El Ciclón” de 1933, Ciclón de Boedo” del mismo año, “Los Pistoleros del Ciclón” de 1932, “Larrandart” de 1931, “San Lorenzo” de 1927, “Para vos Tano Grecco” 1974, el Paso-Doble dedicado al “Vasco” Lángara “Dinamitero” de 1939. “Monti Solo” 1928, “Lemita” 1933, D’Adario (1944), “Oscar Tarrío”, “Bidegain” y “ Petronilho”.

tango Equipo 6
Martín Targa, Alejandro Presta, Guillermo Martel,Ernesto Pierro, Rubén Serrano, Gustavo Paglia y Federico Maiocchi junto a Adolfo.

Con el tiempo hemos conseguido algunas partituras más y allá por el 2008, un amigo hizo las pistas de estos tangos de manera artesanal, como para poder escuchar las melodías al menos en forma rudimentaria ante la no existencia de los discos.

 

A partir del 2011 con el conocimiento de artistas de primer nivel, con el tremendo plus de ser Sanlorencistas, nos llevó a la posibilidad de que hoy se hayan podido interpretar estas partituras de manera profesional. Recuperando para los tiempos un porcentaje del centenar de tangos existentes del Ciclón.

 

 

Así gracias a la enorme labor artística totalmente ad-honorem de Martín Targa, Alejandro Presta, Guillermo Martel, ( EL Director Artístico),Ernesto Pierro, Rubén Serrano, Gustavo Paglia , Federico Maiocchi y Jorge Alvarez, hoy está online la posibilidad que todos los “Cuervos” puedan disfrutar de este trabajo que llevó muchas horas de grabación.

También agradecemos al Club que pagó las horas de estudio de grabación (pesos doce mil).

Es importante resaltar que esta verdadera obra tanguera, llega en forma gratuita a todos ustedes a través de las redes sociales, como fue el espíritu de quienes desde siempre quisimos que se puedan escuchar tangos históricos y nuevas composiciones de San Lorenzo.
Quiero públicamente agradecer al ya fallecido, Aníbal Lomba , que fuera Presidente de la Junta de Estudios Históricos del Barrio de Boedo, porque en el año 2004, fue quien me orientó para conseguir algunas de las partituras que componen este primer volumen y otras que formarán parte del segundo disco.

También al “Maestro” Mario Valdez quien me cedió 2 partituras una década atrás y que forman parte de este volumen.

Obviamente el agradecimiento eterno a los artistas, por hacer posible este sueño que tuvimos con Diego de recuperación de tangos allá por el 2003, cuando comenzamos nuestro ciclo radial y por último agradecer al letrista Ernesto Pierro por haber escrito, por iniciativa de él, en Junio del 2013, el tango que lleva mi nombre, al igual que a Alejandro Presta que es quien lo entona.

Pulsa en estos enlaces y escucha los tangos:

http://sanlorenzoyeltangoayerhoyysiempre.bandcamp.com/releases

https://www.youtube.com/channel/UCfGt5TU-nq6A1ztNYDx2uPw
Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

19 AÑOS SIN OSVALDO SORIANO.

19 AÑOS SIN OSVALDO SORIANO

“Yo no me voy a avergonzar de mis tristezas, mis nostalgias, extraño la callecita donde mataron a mi perro y yo lloré junto a su muerte y estoy pegado al empedrado con sangre donde mi perro se murió, existo todavía a partir de eso, soy eso, a nadie pediré permiso para tener nostalgia de eso” Juan Gelman, 

TE EXTRAÑAMOS  QUERIDO “GORDO”

“El Gasómetro se perdió en circunstancias confusas que ya nadie quiere recordar y en la decadencia, también se extraviaron terrenos (Rivadavia y Yatay) y otras propiedades irrecuperables”  Osvaldo Soriano

Confieso que cuando leí esta frase a principios de los noventa, sentí una terrible angustia y recordé a mi Viejo discutiendo con otro Cuervos, porque sentían vergüenza del estadio de madera, no tengo dudas que no hablar del Gasómetro y su gloria de tantos años tras el saqueo de 1979 a 1982, fue parte de los que buscaron sepultar los tiempos de Avenida La Plata y que nosotros desempolvamos a partir de 1998.

soriano019 (3)La pérdida de Osvaldo Soriano significó un duro golpe para aquellos que seguíamos sus editoriales y  nos devorábamos  sus libros.

Aquella tarde-noche del 29 de Enero de 1997, cuando me enteré de su muerte, sentí una profunda angustia, algo que no me había sucedido antes con el fallecimiento de ningún personaje público, pero más allá que no tuve la suerte de haber conversado una palabra con él, lo sentí como si hubiera partido el mejor de mis amigos. Me enteré de su muerte por un noticiero radial en el negro y amarillo que el menemismo y su política de pizza y champagne me llevó a manejar en la segunda década infame de nuestro país. Fui en ese tiempo uno de los tantos excluidos y por ello me llegó tanto su libro “Una sombra ya pronto serás” que lo devoré con una mezcla de bronca y rebeldía a ese régimen noventista. Confieso que aquel día 29 de Enero de 1997 al enterarme de su fallecimiento me puse a llorar dentro del taxi, la pasajera me preguntó que me pasaba, no le respondí, seguramente lo que relataba la radio no le rozaba en lo más mínimo.

Claro que el gran Osvaldo fuera “Cuervo” fue un plus que me acercó a su literatura criticada por los “grandes intelectuales” mayoritariamente antipopulares, pero los pasó para el cuarto cuando sus obras fueron publicadas en varios idiomas.soriano019 (3)

Tuve la oportunidad de estar físicamente cerca suyo en dos oportunidades casi de casualidad, la primera vez  en la primavera de 1973, en el café San Lorenzo de Avenida La Plata y  Avelino Díaz cuando mi querido Viejo lo vio sentado en una de las mesas y se acercó para felicitarlo por su libro “Triste solitario y final”, recuerdo que Soriano le agradeció con una sonrisa poniéndose colorado, me quedó grabada esta imagen por siempre. La otra fue en 1976, una mañana en el Viejo Gasómetro,  con dos compañeros de la escuela secundaria José Luís Delpini, nos rateamos y fuimos a ver un entrenamiento de San Lorenzo, al ingresar reconocimos a varios periodistas entre ellos a Osvaldo Soriano.

Durante años creí que esto había sucedido en 1975, por lo de su exilio con la dictadura, pero no me cerraba estando seguro que ese día que lo vi en el Gasómetro,  fue el año del golpe militar, hasta que un día al contarle esta anécdota a  Enrique Escande, “Quique”  me dijo que Soriano, estuvo unos meses en nuestro país  después del golpe en 1976 antes de su exilio definitivo.

Fue Osvaldo Soriano junto con Don Arturo Jauretche quien me enseñó a mirar más allá de las narices, me devoré no solo  todos sus libros, sino que leía todos sus artículos que escribía en Pagina 12, y fue Soriano quien me enseñó a  no quedarme con cada información que me dan de primera, como válida, fue Osvaldo Soriano quien me enseñó que la opinión sobre un suceso es un negocio.

El “Gordo” solía afirmar: “Me siento incómodo en la televisión, pero tampoco voy a negar que lo hago cuidando  a mi lector, mi lector es joven y muy cuidadoso de los detalles de mi vida, el límite para mí sería una foto con mi hijo y en mi casa, jamás voy a mostrar los pies, ni me voy a tirar a la bañadera con espuma para que me hagan una foto, tengo pudor y mi vida privada no le interesa a nadie y la frivolidad me parece una enfermedad social , más que molestarme la opulencia, me da vergüenza” .

Sentí  su ausencia en esta lucha por la Vuelta a Avenida La Plata, tanta veces lo imaginé, caminando al frente de cada marcha a la Legislatura, Plaza de Mayo o la Embajada francesa., tantas veces imaginé su pluma brillante haciendo mención en una editorial para que San Lorenzo vuelva a Boedo con Estadio y Sede Social. Alguna vez en el fragor de la lucha acalorada dentro de la Legislatura escribí un artículo titulado “Osvaldo Soriano hace lobby desde el cielo” y justamente él que no creía en los cielos, pero desde su amor a San Lorenzo, me habrá sabido disculpar por este título.

En el cierre de esta editorial quiero compartir unas líneas del recordado José María Pasquini Durán sobre Osvaldo Soriano “No era hombre de partidos ni de facciones y salvo el de San Lorenzo no tenía otro carnet. Defendía la libertad con pasión de anarquista y creía que la injusticia era intolerable en cualquiera de sus formas”, “Su adhesión a la utopía de la sociedad feliz lo hirió hondo en las derrotas, pero lo salvó de convertir la tristeza en cinismo. Defendía los derechos humanos como base indispensable para la convivencia y la dignidad de las sociedades, pero llevaba ese compromiso hasta la minucia de cada persona, sobre todo cuando se trataba de los que perdieron todo, a veces hasta la esperanza de tener algo algún día”

Se cumplen 19 años de su partida y me parece increíble, me siento huérfano de alguien que con tanta lucidez y calle a la vez nos hacía pensar cada día, siento la falta de quien con clara honestidad intelectual, nos ayudara a combatir tanta hipocresía y frivolidad reinante. Claro que en estos días me dieron ganas de releer tu primera novela “Amanece con un cielo muy rojo, como de fuego, aunque el viento sea fresco y húmedo y el horizonte una bruma gris”

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

 

Ya salio “El Sanlorencista”

“EL SANLORENCISTA”
Ya está en la calle El Sanlorencista N° 16 correspondiente al mes de Enero
El Sanlorencista es una publicación gráfica mensual coleccionable, realizada por nuestro ciclo radial “San Lorenzo Ayer, Hoy y Siempre”.
Esta publicación se distribuye en forma gratuita en Centros Culturales, Bares, Cafés y Bibliotecas de los Barrios de Boedo, Almagro, Parque Chacabuco y Caballito.muchachos
Dicha publicación defensora de la pertenencia Sanlorencista está dedicada a la Vuelta Avenida La Plata, la gloriosa historia azulgrana y la cultura popular.
En este ejemplar las emotivas editoriales de Adolfo y Diego en relación al acuerdo de San Lorenzo con la Empresa INC. SA para que El Ciclón recupere su lugar en el mundo.
Adolfo Res le rinde homenaje al Tomate Hugo Pena a 35 años de su trágico fallecimiento.
Además evocamos el histórico triunfo sobre Barcelona 3 a 2 en el marco de la brillante gira de 1949-1950.
En la pluma del Puma Cataldi se recuerda el trigésimo aniversario de aquel gol de antología de Wálter Perazzo a Argentinos Juniors en la cancha de Atlanta.
Además desde El Sanlorencista le rendimos homenaje al mejor número 6 de la historia del fútbol argentino: de pie señores José Rafael Albrecht.
También evocamos a la enorme nadadora Azulgrana bicampeona Panamericana en 1951 Ana María Schultz.

Lugares donde podes buscar el ejemplar:
Maxi Kiosco “Los Cuervos” Avenida Diaz Velez 4120, Optica Laras Avenida Eva Perón 1712
Restaurante Impala Avenida Eva Perón esquina Curapaligüe, Relojería de Avenida San Martín
2215, Cuervomanía Avenida La Plata 1782, Café San Lorenzo Avenida La Plata y Avelino Díaz, Dxt Manía Rivadavia 5896, Biblioteca Miguel Cané en Carlos Calvo 4319, Pedro Goyena 21, Farmacia Suiza Avenida Boedo 937, Café Esquina Sur y Café Miño en Avenida San Juan y Boedo, Café-Bar-Pizzería Torino en Juan B. Justo y Avenida San Martín y en el puesto de Diarios de Plaza San Martín en Marcelo T.de Alvear. San Martín, en Open Gallo ubicado en Gallo 241, en Roque Inclan y Quintino Bocayuva y en el Puesto de Diarios de Diaz Velez e Hidalgo.
“San Lorenzo Ayer, Hoy y Siempre”

“Sin Identidad No hay Pertenencia”