Archivo de la etiqueta: adolfo res

A 37 AÑOS DE UNO DE LOS DÍAS MÁS TRISTES DE LA HISTORIA DEL CASLA.

ANNAN100“LOS PUEBLOS QUE IGNORAN SU HISTORIA ESTÁN FATALMENTE CONDENADOS”
Leandro N. Alem

A 37 AÑOS DE UNO DE LOS DÍAS MÁS TRISTES DE LA HISTORIA DEL CLUB ATLÉTICO SAN LORENZO DE ALMAGRO. CUANDO SE TRAICIONÓ A LOS FUNDADORES Y GRANDES DIRIGENTES DE LOS PRIMEROS 40 AÑOS DE VIDA DEL CLUB.
12 DE AGOSTO DE 1978- 12 DE AGOSTO DEL 2015………………….NO HAY OLVIDO ……………….NO HAY PERDÓN………………..SOLO MEMORIA

ADOLFO RES (HISTORIADOR C.A.S.L.A.)
“SAN LORENZO, AYER, HOY Y SIEMPRE”

“SIN IDENTIDAD NO HAY PERTENENCIA”

EMOTIVO HOMENAJE A JACOBO URSO

 

EMOTIVO HOMENAJE A JACOBO URSO

Este Jueves 6 de Agosto, con motivo de cumplirse el 93° Aniversario de la trágica muerte de Jacobo Urso, nuestro programa radial “San Lorenzo Ayer, Hoy y Siempre” descubrió una placa en su memoria en el Profesorado Sara C. Eccleston ubicado en Dorrego 3751. En dicho centro educativo estaba ubicada la vieja cancha de Estudiantes de Palermo, escenario donde Jacobo Urso sufrió la lesión que una semana después terminaría con su vida. El homenaje contó con la presencia del sobrino-nieto del Prócer quien visiblemente emocionado agradeció seguir recordando a pesar del paso de los años, a esta figura legendaria.

urso 44Urso 22

Con la idea inicial que dicho espacio educativo formara parte de este homenaje, con esta historia que nos une, se hicieron presentes en el acto Autoridades, Profesores y niños de 4 y 5 años.

Urso 19

 

 

Queremos agradecer la hospitalidad y acompañamiento en este homenaje al Rector del centro educativo Licenciado Ernesto Roclaw y a la Vice-rectora Gabriela Ortega. Pese a las inclemencias del tiempo estuvieron presentes Socios, Hinchas del Ciclón, así como integrantes de la Peña de Lanús “Jacobo Urso”.

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

A 67 AÑOS DE LA MEDALLA DE ORO DE DELFO CABRERA

delfo cabrera 3A 67 AÑOS DE LA MEDALLA DE ORO DE DELFO CABRERA

BRILLANTE GANADOR EN LOS JUEGOS OLÍMPICOS DE LONDRES 1948

Desde aquel humilde pueblo de Amstrong, provincia de Santa Fe, llegó a San Lorenzo, Delfo Cabrera, gracias a la proposición que le hizo el gran Maestro Francisco Mura, para que se radique en Buenos Aires y venga a entrenar con él, ya que el legendario profesor, observó en Cabrera, condiciones para destacarse en el Atletismo.
Esto ocurrió en 1938, pero el cumplimiento del servicio militaren Rosario interrumpió ese proceso de entrenamiento en San Lorenzo, finalizado el año militar, se incorpora al Atletismo azulgrana, para desplegar todas sus condiciones atléticas en beneficio del Club y el deporte nacional.
Su carrera ascendente a partir de 1940, lo ubica en los comienzos de esta década como uno de los mejores fondistas, en ese momento ingresa al Cuerpo de Bomberos de la Policía Federal, que le permite tener un mejor pasar, formar una familia darle mas tiempo a su entrenamiento.
En aquella inolvidable gesta del 7 de agosto de 1948 en Londres en la Maratón de largo aliento, de algo más de cuarenta y dos kilómetros, nuestro Cabrera se metió para la eternidad en la mejor historia de nuestro deporte.
El estadio de Wembley se puso de pié , el belga Gailly entró en la pista para correr el pico final de los cuarenta y dos kilómetros , marchaba rumbo al triunfo olímpico pero su paso era martirizante ,su cabeza giraba atrás como suplicando que no lo siguieran, sus brazos parecían sentidos , un coro de 90.000 personas lo alentaban para que llegara a la meta , pero Cabrera comenzó su levantada final y lo alcanzó en la última curva y siguió fuerte su tren con el braceo normal y con la sonrisa que entró en la fama de las máximas conquistas del deporte argentino.
Fue victoria de “nuestro” Delfo Cabrera, mas nuestro que nunca, llegó el abrazo con Francisco Mura su entrenador , su maestro y el Himno Nacional Argentino tronó mas fuerte que nunca en la tarde londinense al subir al podio a recibir su medalla.
En 1951, se consagró Campeón Panamericano, en la primera edición de los Juegos que se disputaron en Buenos Aires.
En 1957, dejó la actividad pedestre, para dedicarse a la docencia como profesor de Educación Física, un trágico accidente automovilístico le hace perder la vida el 2 de agosto de 1981, justamente regresando con su automóvil de un reconocimiento que le hacían a su trayectoria en el pueblo de Lincoln.
Atrás quedaron sus difíciles momentos de su niñez ante la temprana muerte de su padre, atrás quedaron sus ilusiones de pibe, de repetir la hazaña de Juan Carlos Zabala, en ganar una Maratón Olímpica, por delante quedó el ejemplo de este noble atleta argentino que llegó con mucho esfuerzo a la cima del deporte mundial, y que llevó en su piel la insignia del Club Atlético San Lorenzo de Almagro.

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

GRACIAS “GRINGO” SCOTTA !!!!!

GRACIAS GRINGO

“DALE SCOTTA…..DALE SCOTTA…..DALE SCOTTA…….Y AL QUE NO LE GUSTE SCOTTA………
Se hace difícil poder expresar la enorme emoción que sentí el último Domingo, cuando de manos del compañero Nicolás Albendín, recibí una verdadera obra de arte realizada por Leonel el hijo de Héctor Scotta. El propio “Gringo” me había comentado hace un tiempo que su hijo estaba realizando este cuadro que me quería obsequiar y al cual le daba el significado de la entrada al Gasómetro de Avenida La Plata de mi querido Viejo conmigo de la mano.

Adolfo muestra el cuadro que le obsequio la familia Scotta
Adolfo muestra el cuadro que le obsequio la familia Scotta

Confieso que cuando un tiempo atrás el Gringo me lo dijo, movilizó mi alma en forma contundente, justo vos Héctor ídolo nuestro de un tiempo glorioso, justo vos “Gringo” que me alegraste tantas tardes-noches de mi infancia, con tus goles, con tu amor entrañable a nuestra camiseta.
Tener tremendo honor de recibir este hermoso regalo de vos querido “Gringo” es algo que nunca olvidaré. Cuando abrí esta hermosa obra de Leonel, retrocedí por unos minutos mi mente a aquellos años memorables, a tantos goles tuyos gritados y compartiendo abrazos con Pablo (mi Viejo).

Si quiero en este agradecimiento querido “Gringo”, contarte que cuando abrí la envoltura del cuadro, por un rato volví a ver las carcajadas de mi Viejo, la tarde de los 5 goles en el primer tiempo a Boca en la Bombonera. La pucha!….. cuando metiste el cuarto gol de San Lorenzo (el segundo tuyo) todavía no se habían jugado 35 minutos, a mi Viejo le agarró un ataque de risa que era peor para los “Bosteros” que gritarles “Hijos Nuestros”, estábamos en la segunda bandeja, y con mis 13 años adolescentes lo miraba a mi Viejo sin entender nada, solo pensaba en la cargada a los compañeros de la escuela secundaria el día siguiente y gritaba como toda la tribuna “ Aplaudan, aplaudan no dejen de aplaudir…………..los goles de Biasutto que ya van a venir………” en referencia al arquero de Boca. O aquel “Venite para Boedo………..si te querés divertir…………….que tenemos al Gringo Scotta y también al “Negro” Ortiz”. Esa tarde batiste el record de Erico.

Héctor Scotta098 (2)
Un goleador formidable con la azulgrana en la piel.

¡Cuántos recuerdos! “Gringo” se mezclaron en este obsequio de tu familia, que tengo el honor de recibir de tu parte. Podría escribir tantas alegrías compartidas con mi Viejo, en la cual vos “Gringo” fuiste el gran protagonista. Alguna vez en un reportaje me preguntaron cuál fue el mejor gol que vi en mi vida, y no dudé en decir, aquel que le hiciste de media chilena a Argentinos Juniors en La Paternal, (se venía abajo nuestra tribuna de la locura) el periodista me repreguntó, ¿Mejor que el de Diego a los ingleses?, por supuesto le retruqué, sabés lo que pasa, ese golazo lo hizo con la camiseta de San Lorenzo.
Gracias “Gringo”, gracias por tanta entrega por estos colores, gracias por este homenaje a mi Viejo, un Fanático del Ciclón y del Viejo Gasómetro, que una tarde de 1939 con 10 años se escapó solo de su casa, los 4 goles del Vasco Lángara a River en media hora, ese día le juró amor eterno a estos colores y nosotros mis hermanos y yo seguimos con todo nuestro corazón.
Gracias Leonel (llevás el nombre de tu tío el Tola), gracias familia Scotta, gracias Gringo por tantas alegrías.

Adolfo Res

“El mejor equipo de los últimos cincuenta años”

A 47 AÑOS DEL CAMPEONATO METROPOLITANO DE 1968

"Los Matadores"
“Los Matadores”

 “Los Matadores”

El 4 de agosto de 1968, hubo un grupo de hombres que se metió en la historia grande del Club Atlético San Lorenzo de Almagro y del fútbol argentino, al transformarse en el primer Campeón invicto que tuvo el fútbol profesional.

Aquella tarde de la consagración, ante el Estudiantes Campeón de América (luego sería del mundo), significó un acto de justicia para el San Lorenzo Campeón Metropolitano de 1968.

La fiesta de la hinchada del Ciclón fue extraordinaria. Antes del cotejo final, los dirigentes tenían delineada como sería la fiesta del campeonato, por ello, el periodismo en general recibió, de boca de un dirigente de la institución, los detalles de cómo serían los festejos en el Gasómetro de Avenida La Plata. Y no se trató de un acto de soberbia del directivo, simplemente confianza en un plantel que tuvo características de imbatible.

Así fue que luego del triunfo ante Estudiantes, con la hidalguía de los vencidos aplaudiendo al San Lorenzo Campeón, que daba la vuelta olímpica merecida, se inició una caravana impresionante de automóviles que le dieron calor a aquel invierno de 1968. Dos cuadras antes de llegar al estadio ya las calles se cortaron al tránsito debido a la multitud que se había dado cita al Templo del fútbol, para recibir a los dueños de dicha epopeya. Muchos se acercaron apenas las radios portátiles anunciaron el final del cotejo en Nuñez.

El momento culminante de los festejos en Boedo, fue cuando los jugadores, que volvieron a vestirse de jugadores, salieron al campo de juego como si se disputara un nuevo encuentro y levantaron los brazos en el centro del campo. Ahí explotó el Gasómetro y la ansiedad de la gente no les permitió dar la vuelta olímpica; de pronto hubo una masiva invasión al terreno en búsqueda de algún “trofeo” para el recuerdo de aquellos ídolos. La fiesta siguió hasta la mañana siguiente por toda la barriada, siendo centro de los festejos la misma Avenida La Plata y un sitio sagrado de  la “Nacionalidad Azulgrana” como el Café Dante, en la calle Boedo 745. El grito de “San Loreeee, San Loreeee, San Lorenzo, San Loreee…” tronó bien fuerte en todo el país, y aquel de cargada para nuestros vencidos se escuchó sonoro en el Monumental (en respuesta a un histórico grito “Pincha” que decía: “Si hay una bruja montada en una escoba es el Verón, Verón que esta de joda”), con la respuesta de la hinchada más ingeniosa por siempre: “Hay una Bruja montado en un plumero, y un “Lobo” Gaucho que la empuja con los huevos”, en relación a Rodolfo Fischer, el goleador del Ciclón.

Pero antes de estos festejos hubo un verdadero equipo formado por un técnico sensacional amante del buen juego y por sobre todo un excelente ser humano, Elba de Padua Lima, más conocido por “Tim”. El armó un grupo extraordinario y San Lorenzo comenzó su marcha al título el domingo 3 de marzo de 1968 en Villa Crespo, goleando a Atlanta por 5 a 1 con tres goles del “Lobo” Fischer y dos de Victorio Cocco. Fue una demostración de cómo se debe jugar al fútbol, tal fue la superioridad, que la platea local aplaudió a nuestro equipo.

El equipo terminó ganando la zona “A” con una contundencia nunca vista en el fútbol local, luego de disputadas las 22 jornadas, le sacó una ventaja de 12 unidades a sus dos inmediatos perseguidores: Estudiantes (clasificó para las semifinales) y Lanús. En el camino quedaron el famoso Racing, al que derrotamos 3 a 0 en Boedo con una actuación superlativa del “Toscano” Rendo, e igualamos en uno en Avellaneda; las dos victorias a Boca 2 a 1 en  la Bombonera y 2 a 0 en el Gasómetro.

En el partido interzonal que se estilaba por aquellos años, donde en cada fecha se disputaba un cotejo entre los distintos clásicos del fútbol argentino (los rivales tradicionales ocupaban zonas diferentes en el campeonato), tuvimos dos encuentros duros con Huracán. Fue 0 a 0 en Parque Patricios (esa tarde no dirigió al equipo técnicamente “Tim” que viajó a Brasil por temas particulares), con Diego García como entrenador de San Lorenzo y la revancha la última fecha en Avenida La Plata levantamos un 0-2 que casi nos cuesta el invicto.

Así quedaron definidas las semifinales, con Estudiantes derrotando a Vélez y San Lorenzo venciendo a River por 3 a 1 el 31 de julio en la cancha de Racing.

Aquella noche San Lorenzo alistó a: Buticce, Villar, Calics, Albrecht y Rosl, Rendo, Telch y Cocco, Pedro González, Fischer y Veglio. DT: “Tim”.

River: Carrizo, Morcillo, Miguel Angel López, Guzmán y Matosas, Recio, Carlos Rodríguez, Cubilla, Daniel Onega, Ermindo Onega y Mas. DT: Angel Labruna.

El primer período finalizó 0 a 0, con un San Lorenzo que fue superior. Los goles llegaron en el segundo período, a los 23 minutos Pedro González abrió el marcador; igualó a los 30 minutos Ermindo Onega, y un minuto después, un bombazo espectacular de Cocco se transformó en el segundo tanto de San Lorenzo. A tres minutos del final, Carlos Veglio puso cifras definitivas para alcanzar el pasaje a la final con Estudiantes.

Ante un estadio repleto se disputó la final ante Estudiantes. A las 14,30 horas el puntero Conigliaro dio el toque inicial del cotejo. El primer período no mostró al San Lorenzo arrollador de todo el Campeonato (finalizó igualado 0 a 0), pero bastaron las clásicas indicaciones de “Tim” para que se diera la lógica.

Sin embargo a los dos minutos, sufrimos un baldazo de agua fría. Flores peleó una pelota cerca de nuestra área y sacó un disparo que Buticce desvió al corner. Punteó desde la izquierda Conigliaro, Flores la cabeceó hacia Verón, quien de volea puso el 1 a 0. San Lorenzo acusó el impacto y se agigantaron las figuras de Victorio Cocco y Alberto Rendo ganando el medio, con Roberto Telch quitando todo y tocando para el compañero mejor ubicado; adelante impuso toda su polenta el Lobo, Pedro González  le ganó a sus marcadores y despertó el “Toti” Veglio. Y a los 23 minutos llegó la igualdad, Rendo le dio un pase milimétrico a Cocco, éste a Veglio, quien con un derechazo estremeció la red de Poletti, 1 a 1, y San Lorenzo lo tuvo en un arco para definirlo, pero finalizó el cotejo. Hubo alargue. A las 16,31 minutos, hora Argentina, se jugaban 10 minutos del primer tiempo suplementario, hubo una falta intrascendente a favor de San Lorenzo y Rendo se la colocó a Rodolfo Fischer, quien estaba dentro de las dieciocho yardas, y con un zurdazo impresionante convirtió el gol del título, que quisimos compartir con usted, lector, porque en ese momento un extraordinario equipo vestido de azulgrana se metió para siempre en la historia del fútbol argentino. El primer Campeón invicto del ciclo profesional, pero además fue el más goleador de ese torneo con 49 goles y el menos vencido con 12 tantos.

Con el arbitraje de Miguel Comesaña, los equipos se alinearon de la siguiente forma:

San Lorenzo: Buticce, Villar, Calics, Albrecht y Rosl, Rendo, Telch, Cocco, P. González, Fischer y Veglio.

Estudiantes: Poletti, Malbernat, Togneri, Madero, Medina, Bilardo, Pachamé, Echecopar, Conigliaro, Flores y Verón.

 

Goles: ST: 2 minutos, Verón y 23, Pedro González.

            En el primer tiempo suplementario: 10 minutos, Fischer.

El plantel Campeón

 

Rodolfo Fischer (24), Antonio Rosl (24), Alberto Rendo (23), Oscar Calics (21), Rafael Albrecht (20), Pedro González (20), Sergio Villar (19),Victorio Cocco (19), Roberto Telch (18), Miguel Tojo (18), Carlos Buticce (18), Calos Veglio (17), Juan Sconfianza (8), Agustín Irusta (5), Héctor Veira (4), Rolando Gramari (3), Jorge D’Alessandro (1), José Magliolo (1), Abraham Jorge Amado (1), Víctor Doria (1) y José Martínez (1).

 

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DESBOEDIZAR SAN LORENZO “UNA CONSIGNA SINIESTRA……

DESBOEDIZAR SAN LORENZO “UNA CONSIGNA SINIESTRA  QUE AÚN PERDURA”

“Hay que perder el sentido de Boedo”  “San Lorenzo no es más de Boedo, es de la Ciudad de Buenos Aires”. Estas declaraciones pertenecieron al Presidente de San Lorenzo el  Coronel  Fernando de Baldrich en Junio de 1978, el mismo que como Vice del Club le hizo un golpe institucional a Osvaldo Valiño en 1975. El mismo que hasta el día de hoy, algunos socios dicen que fue un buen Presidente, porque con el dinero de la venta del “Gringo” Scotta colocó pilotes en la Ciudad Deportiva para la construcción del nuevo estadio.

Claro que con semejantes y espeluznantes declaraciones  no iba a construir un escalón de cemento en el Gasómetro de Avenida La Plata.

Pero perder el sentido de Boedo, tuvo numerosos ideólogos desde principios de los años sesenta.

Extraordinaria Editorial de Adolfo.
Extraordinaria Editorial de Adolfo.

En 1961  el Intendente de la Ciudad de Buenos Aires  explicaba a los socios del Club, que San Lorenzo será envidiado por las demás Instituciones del país, por la privilegiada ubicación que tendrá San Lorenzo en el Bajo Flores (entonces denominado Parque Almirante Brown)

En 1965, cuando a San Lorenzo le amplían el plazo de concesión de 25 a 99 años por las tierras de la Ciudad Deportiva, el Concejal Meilij hace una moción en el Consejo Deliberante para que San Lorenzo ceda su propiedad privada (el Gasómetro) a la Ciudad de Buenos Aires por los terrenos cedidos en el Bajo Flores. Un chantaje vergonzoso hacia una propiedad  privada ubicada en el mejor lugar del país para cambiarlo por un entonces bañado al cual la Institución Azulgrana venía a levantar una zona totalmente postergada ya en ese año 1965.

Un año después una Unidad política del Club le mostraba al Socio, en formato de maqueta y gráfica,  un complejo deportivo impresionante, con un estadio para 120.000 personas en el Bajo Flores.se sacaron a la venta Bonos Patrimoniales para sustentar una obra que mostraba un espacio superior a Disneylandia y que pocos años después a principios de 1970 mostraría el fracaso rotundo del avance de un gran Club en el Bajo Flores.

Simultáneamente a esta decepción y falta de avances en la Ciudad Deportiva,  San Lorenzo no renovaba el alquiler de los terrenos que hoy ocupan las torres de la calle Inclán y que durante más de tres décadas ocuparon las canchas de Tenis. Una medida increíble, tomada por el Presidente Jorge Propatto, cuando la familia Onetto (dueños de ese espacio) se lo  vendía a San Lorenzo en cómodas cuotas.

En 1971, el Intendente de facto de la Ciudad de Buenos Aires Saturnino Montero Ruiz,(hincha de Huracán)con la Ordenanza 25770, armaba un trazado de autopistas que cortaba el Gasómetro por la mitad, así como los terrenos que el Club tenía de su propiedad en Rivadavia y Yatay. Otro chantaje de la Ciudad para San Lorenzo. Otro daño perpetrado en forma adrede. Luego se corroó el recorrido.

Llegarían los tiempos del desenlace final para el  querido Gasómetro, el  Coronel de Baldrich lo demuestra en las declaraciones que menciono al inicio de esta nota.

El Brigadier Osvaldo Cacciatore Intendente de la Ciudad de Buenos Aires nos da el tiro de gracia, buscando hacer su negocio inmobiliario,  presiones a los pésimos dirigentes de San Lorenzo de entonces, para que San Lorenzo venda Avenida La Plata, la historia de los 30 tablones que eran necesario  cambiar en la cancha  y la supuesta clausura del Gasómetro de parte de la Ciudad, fueron un nuevo chantaje que contando con complicidades internas, repugnan, aún hoy a 35 años de los sucesos.

Una Ley en el 2012, totalmente impensada tras tres décadas de destierro, logra comenzar a hacer justicia con nuestra historia, una ley que se transforma en una herramienta fundamental para reparar tanto daño de afuera y de adentro nos sigue movilizando el cuerpo a pesar de tanto anti-vuelta agitador.

Observar hoy lo poco que se ha hecho en los últimos meses  por esta causa, por inacción de quienes nos representan duele.  Escuchar y leer comentarios tan frágiles de sustento para explicar porque el Hipermercado no terminó su obra a dos años y medio de haber sancionado una Ley que parecía imposible, a muchos nos lastima el alma y el corazón.

Todavía quedan socios sin pertenencia que coinciden con las posturas de Osvaldo Cacciatore y Fernando de Baldrich.  Algo increíble cuando observamos esas miradas  anti-vueltistas, que como lo hicieron a lo largo de toda la lucha, esconden su pensamiento de Desboedizar San Lorenzo, mostrando su faceta hipócrita,  afirmando que quieren la Vuelta, pero que es imposible cristalizarla por distintos motivos que lógicamente no tienen sustento.

Desboedizar San Lorenzo fue una actitud que nació en 1960, con los mismos dirigentes que entregaron la Copa Libertadores, que siguió con gestiones  carentes de identidad  en sus máximos cargos, luego  continuó con cuatro unidades políticas espantosas y tras la pérdida de nuestro lugar en el mundo, llegaron los herederos morales de semejante traición a aquellos Próceres que construyeron un San Lorenzo poderoso en la década del veinte.

San Lorenzo necesita definitivamente recuperar su corazón, que no es otro que Avenida La Plata, la recuperación del Gasómetro en su lugar no puede demorarse más, ya es hora de cerrar un ciclo de traiciones ese que durante 50 años desboedizó San Lorenzo. Ojalá a partir de este momento quienes dirigen los destinos de la Institución entiendan esto de una buena vez y le pongan la fuerza necesaria para que esta gesta del Pueblo Azulgrana tenga el final que la amplia mayoría esperamos.

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

Audio del Programa Nº 784- “Es la hora de Volver a Casa”

Audio del programa Nº 784-“Es la  hora de Volver a Casa”-

Extraordinaria editorial de Adolfo Res que habla de las coacciones del estado municipal que sufrió el club para dejar Avenida La Plata y la siniestra frase de “Desboedizar San Lorenzo” que utilizaron desde adentro de la entidad.

La Editorial de Diego Resnik donde deja en claro el objetivo principal y lo que implica el regreso a Avenida La Plata.

Nicolas Albendin nos cuenta la victoria azulgrana del San Lorenzo Campeòn de  1959  ante el clásico rival Huracán por 4 a 1 en Parque de los Patricios.

Recordamos al gran boxeador e hincha de San Lorenzo, Luis Angel Firpo y demás secciones.

Escucha al programa que recupera la identidad y pertenencia del CASLA, con dignidad y honestidad intelectual.

Otra mirada, otras voces. Pulsa y a escucharlo.