Archivo de la etiqueta: adolfo res

HOMENAJE A ENRIQUE PINTO.“UN PRÓCER DE NUESTRA HISTORIA”

HOMENAJE A ENRIQUE PINTO

 “UN PRÓCER DE NUESTRA HISTORIA”

 A 41 años de su fallecimiento

 Junto a Pedro Bidegain, fue uno de los 2 mejores Presidentes de nuestra historia elogiado por la gran mayoría  de los veteranos sanlorencistas, Don Enrique Pinto fue uno de los hombres fundamentales del gran Club que se forjó en Avenida La Plata. Las obras de su gobierno lo explican todo.

A fines de Febrero de 1946, presentó la renuncia a su cargo, cansado de la politiquería y mezquindades reinantes en el Club.

Durante su mandato San Lorenzo fue la Institución con más socios del país.

 

Con una capacidad extraordinaria, Pinto fue vital para que San Lorenzo bajo su mandato se transforme en la Institución con más socios de nuestro país y la más sólida e importante de la Argentina.

“Toda  obra  que se realice en beneficio del niño, redundará en beneficio de las Instituciones”

Este lema fue  respetado a raja tablas por Don Enrique Pinto que durante su actuación facilitó el uso de nuestras instalaciones a todos los establecimientos de enseñanza de la zona cercana a nuestro Club.

En 1939  accedió a la presidencia de la Institución ganando las elecciones en representación de la fracción “Orden y Progreso” con 2.279 votos contra 436 de la “Lista Popular” que encabezaba Emilio Bernat.

Enrique Pinto estuvo acompañado de uno de los grandes dirigentes de nuestra historia José Brizuela.

La actuación de Pinto data de 1928 cuando comenzó como delegado de una de las divisiones inferiores del Club.Enrique Pinto

Fue electo vocal en 1928 y nuevamente en 1931, Vicepresidente en 1932, Secretario entre 1933 y 1938, y Presidente de la Entidad entre 1939 y 1945.

Además fue delegado Titular en la Asociación del Fútbol Argentino en los períodos 1933-1946 y 1949/ 50.

Durante su actuación como Secretario propició la práctica de muchos deportes en el Club, profundizando este concepto al acceder a la presidencia donde elevó de once disciplinas a veinte.

Entre 1939 y 1941 se organizaron los Departamentos de Educación Física y se reorganizaron los consultorios médicos que fueron de un nivel extraordinario.

Durante este año 1941 se adquirieron e incorporaron al patrimonio del Club los terrenos sobre Avenida La Plata, Inclan, Muñiz y Mármol abonándose por ellos la suma de $ 1.390.007 moneda nacional.

El  Club con anterioridad era propietario de una fracción de 7.760 metros cuadrados y con posterioridad en 1945 se compró la propiedad de Avenida La Plata 1772/82  en la suma de $ 172.055, 75

En 1945  inaugura las grandes obras que colocan a San Lorenzo como la Institución con mas socios del  país con 33.489 ( al cierre del año anterior poseía 19.954 socios) con la colocación de la piedra fundamental del Padre Lorenzo Massa el año anterior y la bendición  concretadas las obras  se inauguraron entre el 3 y 14 de noviembre  el natatorio ( el mas avanzado del continente por el equipo renovador de agua , toda una novedad para la época) el polígono de tiro , las  canchas de Bowling , el gimnasio de boxeo , las canchas de Pelota-Paleta cubiertas ,

y lujosos vestuarios para los asociados.

En lo estrictamente futbolístico,  incorporó a jugadores de la talla de Isidro Lángara , Ángel Zubieta , Rinaldo Martino , Salvador Grecco, René Pontoni, Oscar Basso y Armando Farro futbolistas que están considerados no solo de los mejores de nuestra historia, sino del fútbol argentino, además contrató a  Ignacio Díaz , Luís Heredia, Agustín de Lara, Alfredo Borgnia y Adolfo Cieri.

De las divisiones inferiores se promovieron a primera división  Blazina, Arnaldo , Mario Fernandez, Crespi, Vanzini , Orlando Gonzalez, D Addario , Seoane , Rial, Fizel, Botín, Pita , Enrico,Gualdoni, Heisecke , Invernizzi, Mariano, Barchielli, Calderon y Tablada entre otros valores.

Durante su gestión en 1942 se creó una Biblioteca que fue un ejemplo en la Ciudad de Buenos Aires donde la comunidad toda aprendía en la biblioteca de  San Lorenzo.

Además durante su mandato a partir de 1943 comenzaron a disputarse las Olimpíadas Infantiles que organizaba San Lorenzo para los niños, en la que participaban muchos clubes.

Y donde  mas de mil pibes competían en las disciplinas de Ajedrez, Atletismo, Básquetbol, Destreza Deportiva, Fútbol, Han-Ball , Pelota a Paleta y Ping-Pong.Enrique Pinto

Estas Olimpíadas  se disputaban anualmente y  fueron ganadas  en la mayoría de los años por los pibes representativos de nuestro Club.

La gestión que condujo Don Enrique Pinto en sus tres mandatos entre 1939 y 1945 dejó una huella en la Institución , posicionó al Club Atlético San Lorenzo de Almagro a la cima de todas las entidades ,  es sabido que el gran dirigente de nuestro país José Amalfitani  asistió  a muchas reuniones de  esta  Comisión Directiva  encabezada por Enrique Pinto , para aprender  e imitar a  nuestros directivos de aquellos años.

Antes de participar de las Elecciones de 1945, tenía la idea de abandonar la política del Club, las calumnias sobre su persona y las envidias lograron que este notable dirigente quisiera dar un paso al costado, al no terminarse las grandes obras en 1944, volvió a presentarse y ganar los comicios de 1945, secundado por Domingo Peluffo.

En noviembre de 1945 se inauguraron las maravillosas obras, el natatorio, el gimnasio de Pesas y Boxeo, las canchas de Bowling, las canchas de Pelota-Paleta, el Polígono de Tiro, las canchas de Bochas y el Parque Infantil. San Lorenzo volvió a transformarse en el Club con más socios del país y entonces a fines de Febrero de 1946, renunció al cargo de Presidente, pese al pedido popular que se quedara.

Lo acusaron entre tantas cosas de querer ser Diputado Nacional, Presidente de la A.F.A. y distintas bajezas personales propia de ineptos que no distinguieron la enorme capacidad como dirigente que tuvo Don Enrique Pinto, una persona fundamental en nuestra historia.

Lamentablemente muchos de quienes gobernaron a San Lorenzo en  décadas posteriores  no supieron imitar  la gran obra desplegada por Pinto y el resto de su Comisión Directiva.

El 13 de Abril de 1977 dejó físicamente este mundo.

 

Adolfo Res ( Historiador C.A.S.L.A.)

 

“SE SIENTE, SE SIENTE MIRKO ESTÁ PRESENTE”

“SE SIENTE, SE SIENTE MIRKO ESTÁ PRESENTE”

 

  A 18 AÑOS DE LA TRAGICA MUERTE DE MIRKO SARIC

 

Hoy 4 de Abril, se cumplen 18 años del fallecimiento de Mirko Saric, un pibe que hizo divisiones inferiores en San Lorenzo y que lamentablemente una terrible depresión lo llevó a quitarse la vida en el año dos mil.

El 21 de junio de 1999, luego de la goleada de San Lorenzo ante Racing por 4 a 0 en el Estadio Pedro Bidegain,el Diario Popular publicó “ Mirko Saric, jugó por fin en su puesto natural, el de volante central. Y demostró que  ahí si tiene con qué. No solo anuló a Matute Morales sino que con su zurda generó muchísimo fútbol desde su zona. Hasta hizo un gol. Un partidazo”.

File written by Adobe Photoshop? 5.2
Mirko Saric 

 

Mirko Saric comenzaba una carrera futbolística que no tenía techo alguno, estaba considerado por la prensa en general como una de las grandes promesas que tenía el fútbol argentino, aquella tarde contra Racing tuvo participación en dos de los tres goles de Bernardo Romeo, y le sobró paño para que sobre el cierre de la primera etapa convertir el segundo gol de San Lorenzo, quitó una pelota en el medio campo y tras avanzar unos metros eludiendo rivales saco un zurdazo violentísimo que pese al esfuerzo del  arquero Cáceres se introdujo en la valla visitante colocando el 2 a 0 parcial para el Ciclón. Mirko tuvo un año 1999 muy bueno, junto a sus compañeros de  aquella Cicloneta creada por el Técnico Roberto Mariani, como Estevez, Romagnoli, Saja y Erviti entre otros,el proyecto del famoso “Vamos, Vamos  los pibes “ que bajaba en forma de canción de la tribuna de San Lorenzo,tuvo en Mirko un verdadero exponente, el 4 de abril del año 2.000  una trágica  decisión personal, lo llevó a quitarse la vida, atrás quedaron sus 51 presencias entre cotejos locales e internacionales y toda su elegancia para jugar al fútbol, atrás quedó aquel debut  en la primera división del Ciclón  con solo 18 años, ante Unión  en Santa Fe el 22 de diciembre de 1996, cuando a cuatro minutos del final del partido reemplazó a Néstor Gorosito.

En la galería de las tristes y trágicas muertes que acompañaron la historia azulgrana e querido Mirko estará festejando, desde el Cielo, cada triunfo, cada campeonato de San Lorenzo, junto al pibe Ángel Bertoncelli, Jacobo Urso, el “Tomate” Pena y “el “Chino” Coudannes.

              

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

110 años de gloria!!!!! ¡Feliz Cumpleaños viejo Ciclón de Boedo!

¡Feliz Cumpleaños viejo Ciclón de Boedo!

 1° de Abril 1908- 1° de Abril 2018

 110 años de gloria

 

San Lorenzo cumple 110 años de vida, una historia de pasión y de grandes realizaciones nacidas de las entrañas de su gente. De aquel tiempo de la génesis de esos pibes soñadores capaces de comenzar a construir un sentimiento inexplicable que fue pasando de generación tras generación. Aquellos duros comienzos de la primera década del Club, donde lo que estaba en juego era la existencia misma, esa década del diez en la que se fundaban Clubes todos los días que terminaban teniendo una efímera vida.

Ese liderazgo de Federico Monti y Antonio Scaramusso con el acompañamiento solidario del Padre Lorenzo Massa son determinantes para que San Lorenzo supere aquel tiempo difícil para mantenerse en pie e inclusive sufriendo la posibilidad del descenso en 1917 y 1918 que hubieran significado la desaparición de nuestra incipiente Institución, vale en estas horas, evocar a figuras futbolísticas claves de aquel tiempo como el legendario arquero José Coll, la estampa y de Luis Gaddi, la garra y tenacidad del Prócer Jacobo Urso y los goles claves de Carlos Votta. Son piezas fundamentales para superar aquellos angustiosos momentos para dar paso a la década memorable y luminosa del veinte, donde dos enormes Próceres del Club ponen a San Lorenzo en lo más alto del contexto deportivo. 748 gasómetro

Pedro Bidegaín y Eduardo Larrandart, llevan a San Lorenzo a transformarse en el Club con más socios del país, tener el estadio más importante, y haber logrado los títulos de 1923-1924-1927, más los dos primeros títulos internacionales de nuestra historia la Copa Río de la Plata en 1924 y 1928, a esto se sumaban los dos subcampeonatos de 1925 y 1926. La estirpe de Luís Monti y Alfredo Carricaberry fueron fundamentales en aquel tiempo.

En la época que el país determinada quienes eran los clubes grandes y los chicos, esos enormes dirigentes junto a muchos socios nos ponían en el lote de los 5 grandes. Allá por 1933, el Padre Lorenzo Massa escribía una carta desde Salta, .para publicar en la Revista del Club, con motivo de cumplirse las Bodas de Plata de la fundación de San Lorenzo y entre sus palabras afirmaba “ En el momento de la fundación del Club, yo ciertamente no sospechaba que acababa de consagrar el nombre de una institución que aunque de humildes comienzos, se habría de abrir luego paso entre las similares, para llegar a ser a los pocos años una potencia en el orden económico, una escuela de tecnicismo en el orden deportivo y una cátedra de cultura en el orden social”

El Padre Lorenzo Massa que no había podido estar presente en los festejos por los 25 años de vida de San Lorenzo, por estar en la provincia de Salta con su labor sacerdotal, expresaba con total claridad que Club se había construido, nombraba como potencia económica, a esa Institución que a partir de 1920 comenzaba un ascenso vertiginoso, bajo el liderazgo de dos dirigentes extraordinarios como los ya mencionados: Pedro Bidegain y Eduardo Larrandart.

Lorenzo Massa elogiaba en 1933  un crecimiento magnífico de nuestro Club, habían pasado 17 años de su partida de Buenos Aires, cuando Tucumán fue su destino eclesiástico y en ese año 1933, la Institución alcanzaba los 15.108 socios, había pasado la dura década del diez, donde estaba en juego la vida misma de San Lorenzo.

El progreso de nuestro Club fue constante, y esa década del treinta es la antesala al pos grado de lo que debe ser una entidad deportiva, Asociación Civil sin fines de lucro, la década del cuarenta de San Lorenzo es excelencia, es docencia es ejemplo para el país y el continente.

Sin dudas San Lorenzo es el orgullo del Deporte Argentino “Porque en su casa abierta a las más puras manifestaciones de la cultura física se practica cuanto es menester para fortalecer físicamente y elevar moralmente al pueblo” explica la vieja revista El Ciclón en su número especial dedicado al año 1946.

Los mejores profesores están en San Lorenzo, vaya el homenaje en este nuevo aniversario a docentes como Francisco Mura (Atletismo) Enrique Acierno ( Gimnasia) Elpidio Pertuzzo (Basquet), Luís Galtieri (Boxeo), Manuel Ribas (Pesas), Heraldo Plano (Natación), Guillermo Brañas (Lucha), Pierre Landetcheverry (Judo)León Genise (Pelota al cesto) entre tantos grandes profesores que estuvieron formando deportistas pero por sobre todas las cosas, hombres. Fueron décadas de los mejores maestros, fueron esos primeros cuarenta años de vida el sustento para la grandeza extrema.

La década del cuarenta dejó para la posteridad, dirigentes de lujo como Enrique Pinto y José Fermín Brizuela aquel Director de la Escuela Florentino Ameghino del barrio de Boedo. Es el tiempo dorado que pone a San Lorenzo en la cima mundial futbolísticamente hablando, lo reconocen las agencias internacionales, tras la memorable gira de 1946-1947, pero además el Club de Avenida La Plata es destacado como el mejor hasta por las entidades adversarias. El Gasómetro posee las mejores instalaciones, y el fútbol, los deportes federados y la cultura van de la mano con lo mejor de lo mejor.

Los cincuenta con la politiquería reinante, marcaron el inicio de la pendiente hacia abajo, aunque lógicamente no se notaba, por la fuerza de las décadas anteriores. La inercia nos mantenía institucionalmente poderosos. Tanto en los cincuenta como en los sesenta y la mitad de los setenta, San Lorenzo siguió manteniendo la estructura de Club Social y Deportivo con fútbol, aunque ya la mala política comenzaba a mandar y empezaba a desviar el rumbo de aquellos soñadores y ejecutores de un San Lorenzo poderoso.

El año 1976 marca un quiebre institucional, con dirigentes muy lejos del destino superlativo que traía nuestro Club, errores y horrores, nos llevan al modelo de San Lorenzo que inició Annán en 1978 y que perdura en el tiempo.

Nuestra gente es la que ha podido mantener la dignidad de un tiempo distinto al más glorioso, la movilización pudo salvar al Club de la desaparición en 1982, la gente supo actuar cuando la onda gerenciadora acechaba a nuestro Club, la gente en forma masiva y multitudinaria se movilizó para acompañar el Proyecto de Restitución Histórica para recuperar un  Templo del Deporte y la Cultura popular llamado Gasómetro, 110 años de grandes momentos y de los otros.

Por suerte la historia gloriosa de San Lorenzo, no la pudieron sepultar, y en los últimos tiempos renace más que nunca.

Por ello sintetizando la gloria brindo por “Los Forzosos y el Padre Massa”, por Jacobo Urso y su entrega, Pedro Bidegain, Eduardo Larrandart, Enrique Pinto y Fermín Brizuela  dirigentes que lideraron y construyeron la grandeza, brindo por  Pedro Omar, Luisito Monti y Alfredo Carricaberry, ídolos hasta la eternidad, por Diego García y los Campeones de 1933 y 1936, por la magia de Farro-Pontoni-Martino y el incomparable de 1946, por el Campeón del 59 y Los Matadores del 68, por los Bicampeones de 1972 y el del 74, por la pueblada del 82, por el Rosariazo del 95, el maravilloso Campeón del 2001, los campeones del 2007 y 2013 y la tan soñada Libertadores del 2014

Brindo por Francisco Mura, Delfo Cabrera y los 25 años seguidos Campeones de Atletismo, por José Biggi, Jaime Perez, el “Flaco” Vasino,  y toda la gloria del Básquetbol. Brindo por los Olímpicos Pesistas como Otackar Havlicek, Manuel Ribas y Hugo Vallarino, por las enormes nadadoras Ana María Schultz (Campeona panamericana, y Ángela Marchetti (Campeona Mundial), Brindo por el Tenis Campeón Argentino de primera en 1953, por el glorioso y ganador Bowgling, por los grandes campeones de Yudo y Lucha, brindo por la legendaria Barra de la Goma y La Gloriosa Hinchada de San Lorenzo de ayer, de hoy y de siempre. Brindo por la Negra Petronila y su enorme amor por San Lorenzo. Brindo por el Pueblo Azulgrana inigualable ejemplo de fidelidad.

Brindo por el Viejo Gasómetro y el Pedro Bidegaín. Brindo por la Vuelta total a Avenida La Plata, gesta de gestas, que nos perpetuará a los hinchas de hoy a la eternidad.

Brindo por el Club Atlético San Lorenzo de Almagro, el más grande de la historia del deporte argentino.

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

 

 

..

 

 

El día que los hinchas de San Lorenzo le impidieron a Huracán dar la vuelta olímpica en el Viejo Gasómetro.

https://www.pagina12.com.ar/98805-el-dia-que-los-hinchas-de-san-lorenzo-le-impidieron-a-huraca

Crónica
El día que los hinchas de San Lorenzo le impidieron a Huracán dar la vuelta olímpica en el Viejo Gasómetro
El Metropolitano de 1973 tuvo un campeón extraordinario como fue el Huracán de César Luis Menotti. Lo que no muchos recuerdan es que una fecha después de haberse consagrado el Globo tenía que estrenar su título en el Viejo Gasómetro. Pero los hinchas cuervos no tenían la más mínima intención de ver a su eterno rival dándoles la vuelta en la cara.

El hincha de fútbol, en particular el argentino, es especial. Creativo. Algo ególatra. Muy porfiado. Si se plantea alguna misión, seguramente la cumpla: sus límites no están determinados por el sentido común ni el espíritu deportivo. Por ejemplo, puede suceder que los fanáticos pispean el fixture y detectan que su clásico rival, que está a punto de salir campeón, tendrá que visitar su estadio en las últimas fechas, ya seguramente consagrado. Y entonces alguien dice: “No nos pueden dar la vuelta olímpica en nuestra cancha, hay que impedirlo, hacer algo”. Y ese “algo”, sin que implique violencia, ocurre. Ese “algo” ocurrió.

A su vez hay historias que se conservan en la tradición oral, el boca a boca. Que no están respaldadas por imágenes fílmicas ni por ninguno de los diarios que anidan en las hemerotecas, pero sí por el recuerdo de los hinchas más veteranos y, a lo sumo, por una foto que resiste en papel ajado. Suenan a leyendas tan disparatas que, como Tomás el Apóstol, necesitan ser vistas para ser creídas. Lo fantástico del caso de los hinchas que querían impedir la vuelta olímpica ajena en su cancha es que cuenta con un fanático/historiador que no sólo recuerda el hecho paso a paso, sino que además aporta la evidencia fotográfica que comprueba una picardía que, de otra manera, solo habría sido aceptada como mito urbano.

Este año se cumplirán 45 años del único título de Liga que Huracán ganó en el profesionalismo. Aunque el equipo que disparó a Cesar Luis Menotti a la selección argentina no haya marcado una hegemonía, la memoria popular lo rescata como uno de los mejores de las últimas décadas: la sociedad entre Miguel Ángel Brindisi y Carlos Babington, la fiereza de Alfio Basile y Nelson Chabay, la frescura de René Houseman, el talante de Jorge Carrascosa, el gol de Roque Avallay, el espíritu ofensivo de todos, el sumun de “La Nuestra”. Hasta las hinchadas rivales, entre resignadas y asombradas, aplaudían al Huracán del 73, como la de Rosario Central, después de que su equipo fuera goleado 5 a 0 en Arroyito. No es necesario ser un historiador para saber que Huracán se consagró campeón algunas fechas antes de que terminara el Metropolitano, exactamente dos, pero el detalle (muy) poco conocido es que, de ese par de partidos que le faltaban, uno, el siguiente, debía ser como visitante contra San Lorenzo en el Viejo Gasómetro. Y entonces ocurrió la travesura, o como quiera caratularse. Aquel “no nos pueden dar la vuelta olímpica en nuestra cancha, hay que impedirlo, hacer algo” se concretó.

El encargado de reconstruir la diablura es Adolfo Res, historiador de San Lorenzo y propulsor principal, mesiánico, del regreso de su club a Boedo, quien incluso aporta un dato de la prehistoria de cómo sus compañeros de tribuna, por entonces mayores que él, comenzaban a desesperarse ante la inminente consagración de Huracán, el líder del Metropolitano. “Varias fechas antes –dice Res-, los muchachos estaban analizando la situación. Decidieron que algo había que hacer y entonces, en un partido contra Boca, en agosto, sin mediar ninguna acción dudosa, empezaron a tirar botellas a la cancha. Nadie entendía nada, pero el objetivo era que suspendieran la cancha por incidentes, y eso fue lo que pasó. Contra Colón y Vélez, San Lorenzo jugó de local en la cancha de Atlanta”.

La crónica del diario Clarín de aquel San Lorenzo 2-Boca 3 confirma en sus últimas líneas esa descolgada, inexplicable, agresión de los hinchas de San Lorenzo: “En un partido que también tuvo 10 minutos de suspensión por los proyectiles que arrojaron los inadaptados de siempre”, escribió Juan De Biase, una leyenda del periodismo deportivo gráfico. Pero el cálculo les salió mal a los hinchas de San Lorenzo: entre que el clásico rival ganó el título antes de tiempo y que el Gasómetro fue suspendido menos fechas de lo previsto, Huracán se consagró campeón en la 32ª fecha, contra Gimnasia en Parque de los Patricios, justo en el partido previo a que San Lorenzo lo recibiera en su ya rehabilitado estadio.

La situación, curiosamente, había sido inversa el año anterior. San Lorenzo se aseguró el Metropolitano 1972 en la 30ª fecha y a la siguiente debía visitar Patricios de los Patricios. Fue un partido histórico para los dos: mientras Huracán lo bailó y lo goleó 3 a 0, el campeón dio la vuelta olímpica en la cancha de su histórico rival, uno de los activos más simbólicos para los hinchas de cualquier club. Una especie de conquista metafórica que, para que se cumpla, necesita el espíritu deportivo y la gallardía del equipo anfitrión. Y la gente de Huracán lo tuvo. Pero como el fútbol suele convertirse en un búmeran en el momento más inesperado, el equipo de Menotti se puso la servilleta al cuello para invertir la situación en 1973. Acababa de consagrarse campeón y debía jugar en un Gasómetro libre de sanciones. La gente de San Lorenzo ya no tenía partidos en el medio para que pudiera repetir los sigilosos incidentes cometidos ante Boca, de cuyo motivo nadie había sospechado, que generaran una nueva suspensión. Y entonces, en la desesperación, surgió la vuelta de tuerca de una hinchada a la que siempre le sobró ingenio, aún contrarreloj.

Si fuese por los diarios de la época, la historia sería incomprobable. “San Lorenzo y Huracán se enfrentarán hoy en Vélez”, anuncia La Nación del 21 de septiembre de 1973, aunque sin explicar el motivo de la repentina modificación de escenario. “Huracán estrena el título con San Lorenzo”, titula Clarín, que solamente en su clásica sección de entonces, “equipos-canchas y jueces”, puntualiza que el partido se jugaría en Liniers. “El campeón ante clásico rival”, sintetiza, aséptico, La Razón. Las crónicas del día siguiente, además de informar que San Lorenzo había ganado 1 a 0 (“San Lorenzo apagó el festejo de Huracán”, tituló Clarín, “Amargura del campeón”, publicó La Razón), detallan con textos y fotos que Huracán dio la vuelta olímpica y disparó, naturalmente, la celebración de su gente, e incluso la doble celebración: dar la vuelta “en la cara” del máximo rival es un plus. Ya eran tiempos picantes, siempre lo fueron. “Cuando Huracán dio la vuelta antes del partido, los jugadores de San Lorenzo los ignoraron. Según se recuerda sucedió a la inversa cuando los de Boedo ganaron el Metro 72 y fueron a Parque Patricios”, publicó La Razón. Pero si el partido se jugó en Vélez, y no en Boedo, fue porque los hinchas de San Lorenzo habían decidido evitar a toda costa –aunque sin violencia- que el festejo rival sumara un tercer ingrediente: que esa vuelta olímpica no sólo fuera en su “cara”, sino también en su cancha.

Y aquí entra a jugar la evidencia que aporta Res desde su archivo personal. Se trata de la tapa de la revista partidaria de San Lorenzo, “El Ciclón”, que dividió su portada de aquella semana, la del 24 de septiembre de 1973, en dos fotos: a la del festejo del triunfo, bajo el título “Ahora, a llorar a Pompeya”, le agrega una imagen extrafutbolística, de siete tipos con cuatro palas contra el piso, como de sepultureros o jardineros en medio de una cancha con las tribunas vacías, y un título que resuelve la cuestión: “La vuelta, aquí no”. En claro: los hinchas de San Lorenzo decidieron romper parte de su propia cancha para evitar que Huracán diera la vuelta olímpica en el Gasómetro. Res termina de explicarlo 45 años después: “Lo que pasó fue que los muchachos levantaron panes de césped de la cancha, cerca del área, y escondieron un arco, con lo cual San Lorenzo avisó a la AFA que había problemas con el escenario. Así se pasó a Vélez y ganamos 1 a 0 con gol del Sapo Villar. Lógicamente hubo complicidad dirigencial”.

En su afanosa búsqueda de material, Res encontró además una suerte de confesión del entonces presidente de San Lorenzo, Osvaldo Valiño. En la clásica sección “Dialoguitos” del diario La Razón, al dirigente le preguntaron “¿Cómo es eso que usted no quería que Huracán diera la vuelta olímpica en avenida La Plata?”, a lo que Valiño respondió: “No. Simplemente no quería que los de Huracán después de perder contra nosotros se quedaran dos días en el estadio. ¿Cómo los saca uno?”. Según se desprende de la crónica de La Razón, San Lorenzo argumentó “reparación en su field”. Pero otra sección típica de la época, el ABC del Chimento, de la revista El Gráfico, desnudó el trasfondo a las pocas semanas: “‘Chacarita está jugando muy mal en el Metro y para no soportar las críticas de sus socios aprovechó para realizar arreglos en su cancha. San Lorenzo también aprendió el verso y para que sus tradicionales vecinos de Huracán no den la vuelta olímpica en el Gasómetro, levantó los panes de césped –dicen- para renovarlos’, conjeturaban Minguito y Pascual sobre la astucia de algunos dirigentes”. En un artículo escrito en 2015 en “Volveavenidalaplata.com.ar”, titulado “La vuelta olímpica frustrada por la hinchada del Ciclón”, Res se jacta sobre el Viejo Gasómetro: “Templo donde nadie en sus 63 años de vida nos pudo dar una vuelta olímpica en nuestra cara”.

Aquel partido del 21 de septiembre de 1973, inolvidable para la gente de Huracán y a su vez también para la de San Lorenzo, debió haber sido muy divertido incluso para los neutrales. “Lo mejor –escribió otro prestigioso periodista de la época, Juvenal, en El Gráfico-: la vuelta olímpica y algunos cantitos de la tribuna, intencionados y de ingenio limpio”. La revista “El Ciclón” transcribió alguno de esos cantos, aunque por supuesto solo los de su hinchada: “Los quemeros están calientes, están calientes de verdad, porque saben que la vuelta, en Boedo no la dan”, “Ay Huracán la risa que me da, no vas a dar la vuelta en la cancha de papá”, o con la música de Palito Ortega, “Ay ay ay, qué risa que me da, si quieran dar la vuelta que vayan al Italpark”. La gente de San Lorenzo también aprovechó para paliar la reciente consagración de su rival con un grito, “Vea vea vea, que cuadro más barato, 45 años sin ganar un campeonato”, que implícitamente le reconoce a Huracán anteriores títulos de Liga: la última había sido la de 1928, o sea 45 años atrás, en el amateurismo.

Motivados o no por la treta de la gente de San Lorenzo, algunos hinchas de River intentarían una maniobra similar en su estadio, tres años después. Fue en 1976, cuando Boca estaba a punto de salir campeón del Metropolitano en el Monumental, en un partido contra Unión. En la madrugada previa, hinchas de River sacaron un arco de su cancha, lo tiraron al foso y removieron el césped, aunque la dirigencia del club no fue cómplice de sus hinchas y arregló el estadio para que Boca pudiera jugar y festejar en cancha ajena. “Entiendo que se trata de una protesta para que el partido entre Boca y Unión no se juegue en Núñez, pero los daños fueron menores y ya están reparadas. Las áreas están poceadas, pero no muy profundamente”, dijo el vicepresidente de River, Plinio Garibaldi, en un artículo de La Nación titulado “Desconocidos intentaron dañar la cancha de River”.

Es curioso: Huracán-San Lorenzo jugarán el próximo domingo la 161ª edición, en el profesionalismo, del más porteño de los clásicos. Pero el partido más original de todos ellos no se jugó en Boedo ni en Parque de los Patricios, sino en Liniers. El hincha de fútbol, en especial el argentino, es especial.

 

 

 

 

 

 

INSCRIBITE AL TALLER DE LA HISTORIA DEL C.A.S.L.A

INSCRIBITE  AL  TALLER DE LA HISTORIA DEL C.A.S.L.A

Está abierta la inscripción  para el Taller de la Historia de San Lorenzo dictado por Adolfo Res  período 1908-1959 en el que  se desarrollará la historia futbolística,   todos los  deportes federados , el departamento cultural  y los carnavales en dicho período  El Taller se dictará todos los Martes de 20 a 21,45 dando comienzo el  13 de Marzo y finalizando el 24 de Julio. En dicho taller, se tocarán entre otros temas:  La fundación del Club, los difíciles  primeros años de vida del Club,  el período en suspenso entre 1911 y 1913, el Ascenso de 1915, las campañas del primer equipo, la gloriosa década del veinte, los títulos de 1923-1924-1927, los primeros campeonatos internacionales ganados : La Copa “Río de la Plata” de 1924 y 1928 y la Escobar –Gerona en 1942, La inauguración y ampliación del Gasómetro, los títulos profesionales de 1933, 1936, 1946 y 1959, las memorables Giras de 1939-1940 por Brasil, la de Centro-América 1941-1942, las de Europa 1946- 1947 y 1949-1950. Las Biografías entre otras  de glorias como Luís Monti, Alfredo Carricaberry, Diego García, Petronilo y Waldemar De Britos, José Fossa, Diego García, Salvador Grecco, Rinaldo Martino, Armando Farro, René Pontoni, Juan Armando Benavidez, Mario Papa, José Sanfilippo. Las memorables terceras campeonas de 1943 y 1947, La reserva bicampeona 1953-1954, toda la gloria del Atletismo, Francisco Mura, Delfo Cabrera, Adelio Márquez, Reinaldo Gorno, los equipos campeones de Básquetbol de 1942, 1946, 1949, 1950, 1954, 1954, 1956, 1957 y 1959. Los records sudamericanos y mundiales, Manuel Ribas, Otackar Havlicek, Hugo Vallarino, Osvaldo Forte, las grandes nadadoras, Ana María Schultz, Egle Morasca, Luisa Bentos Alves,  la historia del boxeo azulgrana de la mano de Luís Galtieri, el Hockey sobre Patines campeón de 1931 a 1935, las grandes figuras de Lucha Libre y Grecorromana , el Tenis Campeón de primera en 1953, la historia de los mejores carnavales así como los brillantes Departamentos Culturales liderados por el Profesor Miguel Ángel Caiafa. También los grandes Profesores de nuestro Club entre 1931 y 1959. También la historia y cánticos de nuestra Hinchada desde los años veinte hasta fines de los cincuenta. Casa clase el inscripto se lleva material inédito sobre el tema tocado y finalizado el taller cada integrante poseerá un volumen de casi 300 páginas. Los Socios Refundadores tienen un 10% de descuento  en la cuota mensual.

Libro publicado en 2006
Libro publicado en 2006

La inscripción para el Taller cierra el 10 de Marzo del 2018 y  se puede efectuar al correo electrónico sanlorenzoayerhoysiempre@yahoo.com.ar  .

Así también está abierta la inscripción para el Taller de Historia Política de San Lorenzo  dictado por Adolfo Res, que comprende el período 1920-2016, en el mismo se ve cada una de las gestiones de nuestra historia, las diversas agrupaciones políticas, todas las elecciones,  aciertos y fracasos de cada gestión, promesas cumplidas e incumplidas, balances, etc. En dicho taller cada inscripto se lleva material inédito, conformando un volumen de 350 páginas al finalizar el taller. El Socio Refundador tendrá un 10% de descuento en la cuota mensual.

El Taller se dictará todos los Miércoles de 19,30 a 21,30  horas dando comienzo  el  14 de Marzo y finalizando el 25 de Julio. La inscripción se puede efectuar a sanlorenzoayerhoysiempre@  yahoo.com.ar  y  cierra el  10 de Marzo del 2018. Para consultas por otros horarios del taller comunicarse al mismo correo electrónico.

Los Talleres se dictan en el “Rincón de las Utopías” en la zona del Parque Centenario.

A 76 AÑOS DEL FALLECIMIENTO DEL VASCO CARRICABERRY

A 76 AÑOS DEL FALLECIMIENTO DEL VASCO CARRICABERRY

 “EL ÍDOLO DE SIEMPRE”

 Se cumplen 76 años del fallecimiento del Vasco Carricaberry

 

El 22 de Febrero de 1942, falleció  Alfredo Carricaberry, con solo 42 años tras bajar de un colectivo, un infarto terminó con su vida. Fue una figura muy querida de la hinchada azulgrana. Ganó cinco títulos con El Ciclón, 1923-1924-1927 y las Copas Río de La Plata 1924 y 1928. Después de dejar el fútbol fue un habitué del Café Dante de Boedo 745.

 

Los ruidos de platos y vasos  en el café  Dante, fueron el fondo sonoro, en aquellas

tardes,  de charlas  inolvidables en el emblemático lugar de reunión de los hinchas

de San Lorenzo,  en sus mesas  no faltaron grandes hombres de la literatura nacional como Homero Manzi  y José Gonzalez Castillo, del teatro, como  Alberto Vacarezza y Elías Alippi , dirigentes del Ciclón como Pedro Bidegain  y Pedro Villemur además de jugadores como José Fossa, Pedro  Omar , Luis Monti ,

Alfredo Larmeu   glorias del primer equipo azulgrana

Carricaberry nació el 8 de Octubre del 1900, en el pueblo de Colón, en la Provincia de Entre Ríos. Al llegar su familia a Buenos Aires comenzó a jugar en las divisiones inferiores del Club Floresta, luego pasó a Estudiantil Porteño donde jugó en la división Intermedia y a fines de 1919 recaló en San Lorenzo.

Una de sus grandes virtudes fue la velocidad y el desborde, pero peso a ser puntero tenía gol, méritos que hicieron que fuera convocado a defender los colores de la Selección Argentina.

Corrían los años veinte y era común ver al  ídolo máximo de la primera generación

de  Sanlorencistas , el “Vasco” Alfredo Carricaberry,  compartir  café por medio  largas y animadas conversaciones con  quienes domingo a domingo lo alentaban y admiraban.

Es que  Carricaberry  fue el jugador mimado de la hinchada de San Lorenzo, que observó en él, a un puntero muy veloz,  con desborde, capacidad para colocar centros milimétricos para que sus compañeros conviertan,  pateaba fuerte  y  con mucha precisión y gol, además tenía un entusiasmo extraordinario.

Descolló en  el primer team  azulgrana entre 1920 y 1930,  convirtiendo 104 goles en los  297 cotejos en que defendió la camiseta de San Lorenzo de Almagro.

Su debut que no pudo ser mejor, se produjo ante Racing, el  25 de abril de 1920, en Boedo, cotejo que ganó San Lorenzo 2 a 1  en el cual el “Vasco” Carricaberry convirtió la apertura del marcador (el otro tanto lo hizo Votta). Esa tarde el team azulgrana se alineó con Blanco, Pedro Omar y Alberto Coll, Juan, Antonio Urso y Gaadi, Carricaberry, Votta, Larmeu y Gianella y le cortó un invicto a Racing de 38 cotejos, que hacía mas de dos campeonatos que no perdía.

Fue un valor fundamental para  la obtención de los campeonatos de 1923, 1924 y 1927,  y autor del gol con que San Lorenzo obtuvo su 1º título Internacional en  la tarde del 22 de junio de 1924,  cuando en la cancha de Gimnasia de Palermo derrotó al Wanderers de Montevideo por la edición 1923 de la “Copa Río de La Plata”

El 8 de Mayo de 1927, se diplomó de ídolo una vez más en aquel clásico histórico contra Huracán en la cancha del Globo, partido caliente en la cancha y en las tribunas, ganaban los locales 1 a 0, faltaban 7 minutos para terminar el partido y Enrique Monti empató de tiro libre, explosión y jubilo de la hinchada Azulgrana, pero todavía quedaba más para la felicidad total , cuando El “Vasco” convirtió el gol del triunfo a 4 minutos del final.

?????????????????????????????????????????????????????????

Carricaberry,  tuvo su lugar en la Selección Nacional, convirtiéndose en la figura y goleador argentino del  sudamericano de Lima en 1927, ganado por nuestro representativo. Unos meses antes fue ovacionado por el público argentino, cuando convirtió el gol del triunfo de Argentina sobre Uruguay por la Copa Newton el 14 de Julio de 1927 a catorce minutos del final. Compartiendo una extraordinaria delantera aquella tarde, conformada por: Carricaberry, Penella, “Nolo” Ferreira, Bachi y Orsi. Esa tarde también jugó para la Selección el gran zaguero del Ciclón Pedro Omar.

Participó también en el equipo  nacional que consiguió la Medalla de Plata en las Olimpíadas de Ámsterdam en 1928.

Otro de sus grandes goles fue el que le convirtió jugando para el combinado argentino, al Real Madrid, en una gira que hizo el equipo “merengue” por nuestro país.

El 2 de octubre de 1924, Cesáreo Onzari , convirtió el primer gol convalidado desde la realización de un tiro de esquina, denominado olímpico, pero el “Vasco” desde 1920 ya había convertido varios de este tipo, que el reglamento no validaba.

Siempre estuvo  ligado al gran Presidente Don Pedro Bidegain, a quien consideró como a un padre, al llegar el  profesionalismo en 1931 ,  dejó temporalmente la práctica  del fútbol , aunque a partir de 1932 , ya  en el final de su carrera vistió otras camisetas.

La hinchada lo tuvo siempre entre sus elegidos, por su entrega, por su amor incondicional al  Ciclón, por sus goles en los clásicos, porque siempre dijo presente a la hora de luchar por la azulgrana.

Alfredo Carricaberry  fue uno de los grandes  jugadores que tuvo San Lorenzo,   uno de los máximos ídolos que tuvo la hinchada azulgrana en sus casi 108 años de vida.

Como se estilaba en aquellos años, al ser designada Sub-Capitán del primer equipo, el Club le mandó una notificación a su domicilio.

Hace 13 años, tuve la oportunidad de conversar con Manuel Sadosky aquella eminencia de las Ciencias de nuestro país hincha de San Lorenzo, por entonces con 90 años de edad, cuando le mencioné como era el “Vasco” Carricaberry, se emocionó y me dijo “Era mi ídolo” y así era, muchas veces Manuel Sadosky le llevaba el bolso al entrenamiento a Alfredo Carricaberry para poder entrar y ver de cerca a sus ídolos de aquel tiempo.

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

 

NUESTRO HOMENAJE A OSVALDO SUÁREZ.

NUESTRO HOMENAJE A OSVALDO SUÁREZ

“LA HINCHADA DE SAN LORENZO TENÍA UNA PASIÓN IMPRESIONANTE”

Defendió nuestra camiseta en Atletismo en 1963, cuando ganó la Medalla de Oro en los 5.000 metros en los Juegos Panamericanos de San Pablo.

Allá por el 2009, nuestro programa radial “San Lorenzo Ayer, Hoy y Siempre” lo entrevistó: “Fue una alegría defender la camiseta de San Lorenzo”, “Era muy lindo entrenar en el Viejo Gasómetro”, “La Hinchada de San Lorenzo tenía una pasión impresionante, si perdía el equipo de fútbol, el lunes nos era difícil ir a entrenar” nos contaba el gran Osvaldo Suarez.

El viernes falleció esta verdadera gloria del deporte argentino, un símbolo del Atletismo Nacional en la década del 50 y parte del 60, el periodista Luís Vinker, en la página 83 del diario Clarín de ayer expresó en el comienzo de su nota: “ Desde la década del veinte y hasta entrado los cincuenta, el Atletismo Argentino era una potencia en carreras de larga distancia, allí para probarlo están las victorias de Juan Carlos Zabala en 1932, Delfo Cabrera en 1948, y el Subcampeonato olímpico de Reinaldo Gorno en 1952 en Helsinky, y junto a ellos nombres que también hicieron historia como José Ribas, Roger Ceballos , Armando Sensini y Raúl Ibarra, el hombre que intentó mantener esta tradición y ocupó de mantener tan alto fue el gran Osvaldo Suárez”.

El Periodista con notable conocimiento nombró en su artículo a ocho figuras enormes de la historia del Atletismo, de las cuales cinco defendieron nuestra camiseta en los tiempos gloriosos del San Lorenzo de Avenida La Plata. De ese glorioso Gasómetro que albergó lo más grande de nuestro deporte, de ese Gasómetro que solo la mezquindad, la ceguera y la ignorancia de nuestra dirigencia hasta hoy dilata nuestro regreso definitivo.

Pero volviendo a Osvaldo Suárez fue ganador de las Medallas de Oro en los Juegos Panamericanos de 1955, tanto en los 5000 como en los 10.000 metros, repitió en los Juegos Panamericanos de Chicago en 1959 ganando la de Oro en los 5.000 y la de Plata en los 10.000,  fue triple ganador de la San Silvestre en Brasil, triunfando en 1958, 1959 y 1960.  Osvaldo Suarez

Participó en representación de nuestro país en las Olimpíadas de Roma en 1960 y Tokio en 1964, pero en su momento ideal en 1956 en los Juegos Olímpicos de Melbourne cuando estaba palmo a palmo en tiempos con el Checo Emil Zatopek (conocido como la locomotora humana), Osvaldo Suárez a 5 días de viajar a los juegos fue impedido de viajar por la Revolución Libertadora, por ser considerado “Peronista”, en ese momento Suárez tenía 22 años.

Pero tras su vida deportiva mayoritaria  en Independiente, pasó a River, para llegar a San Lorenzo en 1963, y representarnos bajo la dirección de Gilberto Miori y ese año que estuvo en nuestro Club, ganó la Medalla de Oro  Panamericana  en los 5.000 metros en los Juegos de San Pablo y la de Plata en los 10.000.

En 1963 se encontraron 2 colosos, el de Atletismo Osvaldo Suárez y la Catedral del Deporte Argentino repleto de gloria el Gasómetro de Avenida La Plata.

Nuestro homenaje a un grande de nuestro deporte Osvaldo Suárez, que pasó por el Gasómetro y representó a nuestra camiseta en 1963.

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

 

Adolfo Res firma ejemplares de “San Lorenzo, El Bicampeón 1972″.

EN PARQUE CENTENARIO  “SAN LORENZO EL BICAMPEÓN DE 1972”

Este  SÁBADO 3 DE FEBRERO , ENTRE LAS 15,30  Y 18 HORAS ESTAREMOS FIRMANDO EJEMPLARES DEL LIBRO    “SAN LORENZO EL BICAMPEÓN 1972” EN EL PUESTO  DE REVISTAS DEPORTIVAS  41 Y 42 DEL PARQUE CENTENARIO, ESTO  ES SOBRE  LA   AVENIDA ANGEL GALLARDO  A METROS DE WARNES , EN EL PERÍMETRO DEL PARQUE.

EN CASO DE LLUVIA , SE POSTERGA PARA EL SABADO 10 DE FEBRERO.

LIBRO 72 CHAZARRETA

21 AÑOS SIN OSVALDO SORIANO.

21 AÑOS SIN OSVALDO SORIANO

“El Gasómetro se perdió en circunstancias confusas que ya nadie quiere recordar, en la decadencia  también se extraviaron terrenos  y otras propiedades irrecuperables, desde entonces ha sido un buen rival para cualquiera un club en el que los jugadores están de paso, hacia abajo o hacia arriba  expresaba el querido Osvaldo Soriano en 1993.

Mañana se cumplirán 21 años de la desaparición física de Osvaldo Soriano, si como expresaba en el aniversario anterior a su fallecimiento, pareciera  que fue ayer, cuando la tristeza invadió mi ser al enterarme del fallecimiento de Osvaldo Soriano, la radio del taxi que manejaba en aquella segunda década infame del país traía a mis oídos la muerte del enorme Periodista y Escritor. Claro que sobre el volante me largué a llorar con la pasajera mirándome sin entender el  porque de mi llanto, y aunque se lo hubiera explicado tampoco lo hubiera entendido. Hay personas públicas en la vida que a pesar de no tratarlas y/o no conocerlas,  se meten en nuestros días y en nuestros corazones, algunas pertenecen a nuestro tiempo,  otras otro tiempo,  no la conocimos pero están metidos en nuestras vidas,.Osvaldo Soriano 5

Me sucede en lo personal  con figuras del deporte como Pedro Bidegain, Jacobo Urso, el Vasco Carricaberry, y Angel Zubieta o políticas como  Leandro Alem , Arturo Jauretche y Agustín Tosco por supuesto que  “El Gordo Soriano” está en esta nómina y por ello aquel llanto espontáneo de aquel 29 de Enero de 1997.

Hoy son 21 años de la desaparición física de Osvaldo Soriano. Que sin dudas fue  un hombre ligado al compromiso social , un verdadero narrador que debió enfrentarse  a los escritores más selectos de la literatura nacional que con su elitismo hasta vergonzoso no comprendieron la capacidad y popularidad del “Gordo” Soriano.

Osvaldo Soriano nació en Mar del Plata el 6 de Enero de 1943 y luego debido a la ocupación laboral de su padre anduvo por San Luís, Río Cuarto, Tandil y Cipolletti, ya en la Capital Federal en el momento de cumplir 30 años en 1973, mientras escribía en el Diario “La Opinión” publicó su primer libro “Triste Solitario y Final” donde se mezclaban lo cómico, la nostalgia y la ternura en un cálido homenaje a sus adorados Stan Laurel y Oliver Hardy, más conocidos por el Gordo y el Flaco.

Tres años después poco tiempo antes del Golpe Cívico-Militar de 1976, Soriano comenzaba su exilio en Bélgica y aunque estuvo poco tiempo  unos meses después del 24 de Marzo en la Argentina, partió nuevamente  al doloroso exilio que lo alejó de su país y su San Lorenzo.Osvaldo Soriano 5

Decía ese gran Periodista y Escritor  José María Pasquini Durán  fallecido en el 2010: “ Osvaldo Soriano no era hombre de partidos ni de facciones y salvo del de San Lorenzo no tenía otro carnet, defendía la libertad con pasión de Anarquista y creía que la injusticia era intolerable en cualquiera de sus formas, y su adhesión a la sociedad feliz lo hirió hondo en las derrotas, pero lo salvó de convertir la tristeza en cinismo. Soriano defendía los derechos humanos  como la base indispensable para la convivencia y la dignidad de las sociedades, pero  llevaba ese compromiso hasta la minucia de cada persona, sobre todo cuando se trataba de los que perdieron todo, a veces hasta la esperanza de tener algo algún día” afirmaba Pasquini Durán un año después de la muerte de Soriano.

En Belgica trabajó en los oficios más insólitos para sobrevivir, un tiempo después se trasladó a París donde pudo volver a ejercer su profesión de Periodista y Escritor. Fue  muy largo su exilio y lo sufrió mucho lo atestiguan sus mejores amigos,  el Domingo 27 de Marzo de 1983 vuelve a Buenos Aires en compañía de su mujer Catherine, toma un remís de Ezeiza a su departamento, entonces le pide al chofer que desvíe el camino a su casa y tome Callao cuando dobla en la Avenida Corrientes le dice al chofer que aminore la marcha, el Gordo quiere disfrutar ese momento del regreso, es el momento del reencuentro con amigos y con la ciudad. Luego de unos meses vuelve a París para reorganizar la vuelta definitiva a nuestro país en 1984.

Con la Dictadura en retirada, decía Soriano algo atribuible a cualquier época , a un país y porqué no a nuestro Club,  “Me siguen pareciendo inexcusables las conversaciones y  los toqueteos con el poder, la estrategia de la reverencia, el codazo y la palmada, era mejor estar equivocado contra el poder, que tener razón obedeciéndolo.

Ya de regreso a la Argentina con la Democracia, paseó su brillante pluma por las redacciones de la Revista Humor y Crisis, para transformarse en uno de los fundadores del diario Página 12.

Pero paralelamente a lo relatado, en Osvaldo Soriano existía un amor incondicional  por San Lorenzo, algo que como declaró el propio Periodista, nunca supo cómo nació este amor entrañable.

Tuvo admiración por “La Oveja” Roberto Telch por su calidad y humildad al servicio de la camiseta azulgrana, pero también demostró devoción por “El Vasco” Ángel Zubieta a quien nunca vio jugar, pero siempre le elogió la garra que puso en la cancha, defendiendo nuestra camiseta hasta lesionado, además porque fue el gran Capitán y nunca vistió otra camiseta en nuestro país.

Soriano además como buen observador del fútbol, tuvo como ídolos al “Nene” Sanfilippo al “Tucumano” Rafael Albrecht y justamente a ellos le dedicó un artículo escrito en 1973, publicado además años después en su libro “Artistas, Locos y Criminales” en el que Osvaldo Soriano denominaba un capítulo “El nacimiento de San Lorenzo” en el que contaban sus vivencias los últimos sobrevivientes de “Los Forzosos de Almagro”, Francisco Xarau y “El Petiso” Luís Gianella.

Durante muchos Soriano se escapaba de las redacciones en la semana para ver los entrenamientos en el Viejo Gasómetro de Avenida La Plata.

Una de sus frases históricas en 1982 con relación al Ascenso del Ciclón fue: “San Lorenzo no volvió a primera porque tenía buen equipo, volvió porque la gente lo quiso así, porque cuando algo toca fondo, uno saca todo lo que tiene adentro para salvarlo o se hunde definitivamente”

En 1995 la consagración en Rosario, lo encontró en París, donde con su pluma inigualable en la contra-tapa de Página 12 del Martes 27 de Junio de 1995, expresó lo que significó seguir por teléfono dos partidos a 11.000 kilómetros de distancia y donde en la media noche, por las calles de París salió a festejar solitariamente al grito descontrolado de San Lorenzo Campeón.

El 29 de Enero de 1997, Osvaldo Soriano a los 54 años dejó físicamente este mundo, víctima de un cáncer de pulmón, dejando para la posteridad entre otras obras supremas, “No habrá más penas y olvidos”, también llevado este libre al cine, “A sus plantas rendido un león”, “El Negro de París”, “Rebeldes, Soñadores y Fugitivos”, “Una sombra ya pronto serás”, “El Ojo de la Patria”, “Cuento de los años felices” y “Piratas , Fantasmas y Dinosaurios”.

Tuve la oportunidad de estar  físicamente cerca suyo en 2 oportunidades casi de casualidad, la primera vez en la primavera de 1973 en el café “San Lorenzo” de Avenida La Plata y Avelino Díaz cuando mi querido Viejo lo reconoció sobre una mesa del café en la previa de un partido, entonces mi Padre se acercó a felicitarlo por su primer libro publicado “Triste Solitario y Final” recuerdo que Soriano le agradeció con una sonrisa poniéndose colorado, me quedó grabada esa imagen para siempre. La otra vez que lo vi personalmente, fue una mañana en el Viejo Gasómetro con dos compañeros de mi escuela secundaria José Luis Delpini nos rateamos para ver un entrenamiento de San Lorenzo en Avenida La Plata y al ingresar a la cancha lo vimos a Soriano contra el alambrado viendo el entrenamiento. Durante año pensé que esto había sido en 1975, por el tema del exilio de Soriano, ya estaba en el poder la dictadura militar, pero Enrique Escande  me dijo que Osvaldo Soriano regresó unos meses en 1976, para luego exiliarse hasta la llegada de la Democracia.

Me devoré todos sus libros y con Soriano volví a mi infancia para dimensionar a dos grandes como Laurel y Hardy, con el volví a creer en esa Revolución de Mayo cuando me contagió el cariño hacia grandes Próceres olvidados como Mariano Moreno, Belgrano y Castelli, con Soriano.

Muchas veces lo imaginé  caminando entre la multitud, para pedir por la Ley de Restitución Histórica, muchas veces imaginé leer artículos de su pluma sobre la causa, hubiera sido espectacular, alguna vez dije públicamente “Osvaldo Soriano hace loby x la Vuelta desde el cielo”.

Extraño su presencia, en tiempos donde casi no hay referentes para la sociedad, tan mezquina, donde el traidor confunde a la gente con una astucia alarmante en el país y en San Lorenzo. ¡Que clara la tenías sobre el fulano en aquella nota tuya escrita en la contra-tapa de Página 12 en tu editorial del 30 de Junio de 1995.

En celebración del “Día del Periodista” el 7 Junio del 2007, la Legislatura Porteña a través de una iniciativa del entonces Legislador  Roy Cortina, y con la colaboración de nuestro programa radial “San Lorenzo Ayer, Hoy y Siempre” descubrió en su memoria  una placa en el Café “San Lorenzo” ubicado en Avenida La Plata y Avelino Díaz.

Hace 21 años nos dejaba físicamente Osvaldo Soriano, un notable Periodista y Escritor que tuvo la capacidad de abrir cerebros en una sociedad mayoritariamente  entregada a las mieles del poder, y a la pizza y champagne. Hace 21 años se nos iba un Sanlorencista de alma.

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

"Sin identidad no hay pertenencia"