A 37 AÑOS DEL ÚLTIMO GRITO DE GOL EN EL GASÓMETRO.

A 37 AÑOS DEL ÚLTIMO GRITO DE GOL EN EL GASÓMETRO

 AQUEL DE MARIO RIZZI

Que difícil es precisar que estaba uno haciendo 37 años atrás, claro que hay fechas que fuertemente se meten en la vida de uno. San Lorenzo-Cipolletti un cotejo de campeonato que en otro contexto, solo podría recordar algún hincha del Ciclón, por ser su primer partido en ver a nuestro San Lorenzo, sin embargo este partido del 18 de Noviembre de 1979 se metió en la historia, porque fue la última vez que se gritó un gol en el Gasómetro.

Muchas veces intenté esforzar mi memoria de detalles de aquella jornada, en la que obviamente estuve en el Gasómetro, pero solo algunos recuerdos menores, simplemente nadie o casi nadie sabía que eran los últimos partidos en el glorioso Estadio de Avenida La Plata.

 

La tarde gris acompañó el encuentro, quizás anunciando los nubarrones que acompañaron Avenida La Plata durante décadas después con la pérdida del Estadio y el Club.

Las crónicas del partido dicen que la goleada era un hecho a priori.

Camino a la cancha los plateístas  y  una parte de los adictos a San Lorenzo  analizaba la previa descontando una victoria azulgrana que mantenga las posibilidades de la clasificación para la fase final del Nacional de 1979.

En los pasillos y hasta en el Palco de Periodistas más el planteamiento del equipo visitante, todos suponían una victoria cómoda del Ciclón.

San Lorenzo se alineó con : Corbo, Ruiz, Pena, Gette y Villar, Collavini, Osvaldo Rinaldi y Víctor Marchetti, Coscia, Torres y Mario Rizzi., el técnico Carlos Bilardo

Cipolletti con Zambrano, Proetano, Giba, Diaz y Romano, Silva, Strack y Sancisi, Bastías, Vidal y Flores. El técnico Armando Mareque

 

San Lorenzo tuvo la pelota desde el vamos, sin grandes ideas, comenzó a sentir la reciente transferencia de Claudio Marangoni al fútbol inglés, y el comentario del diario

Clarín afirmaba que fue muy difícil suplir su presencia, el chico Osvaldo Rinaldi hizo lo que pudo.

A los 19 minutos llegó la apertura del marcador cuando Strack lo trabó a Rizzi dentro del área penal y el árbitro Vigliano marcó la pena máxima, que Hugo Coscia transformó en gol.

El juego fuerte del equipo rionegrino sufrió su castigo al ser expulsado a los 37 minutos el delantero Bastías.

El primer período finalizó con la victoria parcial del Ciclón por un tanto contra cero.

En el segundo período a los 7 minutos se retiró lesionado Sergio Villar tras un choque con el delantero Vidal, esta lesión lo marginó del resto del torneo.

El segundo gol llegó a los 20 minutos, Marchetti quitó una pelota en la mitad de la cancha y con un doble amague abrió el abanico de camisetas rivales que tenía adelante y cedió un perfecto pase para Mario Rizzi quien encaró en posición de número 10 y tras superar a Gibb y a Slowly de cachetada con cara externa del pie derecho batió al arquero Zambrano estableciendo el 2 a 0.Mario Rizzi178 (2)

A los 29 minutos una triple pared entre Víctor Marchetti y Mario Rizzi, terminó en habilitación para “El Perro” Miguel Ángel Torres quien convirtió el tercero.

A los 32 minutos llegó el cuarto gol y el que pasó a la posteridad como el último gol en la Catedral de Deporte Argentino, otra vez Marchetti colocó la pelota milimétricamente para Mario Rizzi quien en una superficie de una baldosa amagó para afuera y enganchó hacia adentro, pasaron dos rivales de largo y la colocó por arriba de la cabeza del arquero Zambrano estableciendo el último grito de gol en el Gasómetro de Avenida La Plata al 1700.

El final del partido encontró las expulsiones del “Perro” Torres y 2 jugadores de Cipolletti,  Calderón y Strack.

Hoy a 37 años de aquel partido, necesitamos más que nunca que el Pueblo Sanlorencista ponga otra vez las cosas en su lugar, donde nuestros fundadores decidieron que era nuestro lugar y el deseo que aquel gol de Mario Rizzi, no haya sido el último en Avenida La Plata al 1700.

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *