A 35 AÑOS DE OTRA GESTA DE LA HINCHA DEL CICLÓN

A 35 AÑOS DE OTRA GESTA DE LA HINCHA DEL CICLÓN

 

“Se acabaron las entradas, estadios no quedan más…………….vamo’ hablar con Figueredo (Presidente de Brasil) que nos dé el Maracaná” bajaba del cemento de Nuñez en forma poética de la hinchada más ingeniosa.

 

Quien que haya vivido esa epopeya de la hinchada Azulgrana en 1982 puede olvidarse de lo que se vivió aquel 13 de Marzo de 1982, una tarde en la que el Pueblo Azulgrana volvió a ponerse de pie para enrostrarle al mundo que aquella tragedia deportiva del año anterior la supimos convertir en una fiesta, en un carnaval que duró todo el año, y justamente en un país que había sido saqueado moral y económicamente por la sangrienta dictadura militar. En ese esquema de país, la Hinchada de San Lorenzo revolucionaba a la sociedad.

Los Sanlorencistas habíamos vivido un 1981, angustioso, muy doloroso, una situación que no le entraba en la cabeza a nadie y menos a la mayoría de los hinchas que habían vivido una gloria extraordinaria en los tiempos del Gasómetro de Avenida La Plata en pie.

Entonces 1982 marcó a fuego a nuestra Gloriosa Hinchada, porque había que apoyar más que nunca desde el tablón, porque había que alentar para que la primera “B” fuera solo un paso y San Lorenzo revolucionó el fútbol argentino y hasta motivó que se pensara en cambiar los días de Domingo x el Sábado como día de los partidos más importantes. Con un comienzo ganador en el torneo ante Gimnasia, Defensores de Belgrano, All Boys, Almirante Brown y Atlanta, quedando chicas las canchas de Ferro y Velez, y la jornada siguiente debimos enfrentar a Tigre que eligió la cancha de River para recibir a San Lorenzo. Y lo vivido aquella tarde fue impresionante, fue impactante la convocatoria de la Gloriosa Hinchada Azulgrana, aquel Sábado 13 de Marzo de 1982, San Lorenzo por la 6° fecha del Campeonato de Primera “B” debía enfrentar como visitante ante Tigre, quedó chico el  Monumental, porque 80.000 “Cuervos” coparon totalmente el estadio de River, excepción un grupo de hinchas de Tigre todo fue de San Lorenzo. Se vendieron 46.059 populares y 24.889 plateas, lo que dio un total de 70.948 entradas vendidas, lo que sumado a invitados, protocolos y colados hizo que más de 80.000 personas vieran el cotejo. La recaudación fue de  1.834 millones 570 mil pesos, record no solo para el ascenso sino para todos los partidos del año 1982 en nuestro fútbol.tigre san lorenzo

El partido casi diría que estuvo de más, porque el carnaval de las tribunas fue maravilloso. El Ciclón que venía de ganar los primeros 5 partidos, perdió el primer punto al igualar 1 a 1. Aquella tarde San Lorenzo salió a la cancha con: Quiroga, Comelles, Verdecchia, Moreno y Héctor Osvaldo López, Quinteros, Ros y Jorge Rinaldi (Marasco) Héctor Raúl López (Madelón), Hugo Paulino Sánchez y Eugenio Morel Bogado.

A los 5 minutos del segundo tiempo, Pablo Comelles abrió el marcador, dos minutos después igualó Sierra para Tigre.

Este suceso impactante del Pueblo Azulgrana trajo alegría para una sociedad agobiada por la Dictadura Militar reinante, desde ese momento hasta los Sociólogos analizaron este fenómeno producido por nuestra hinchada. .

Todo esto produjo el hincha de San Lorenzo en 1982, copando estadios y acompañando masivamente al primer equipo en un momento trágico de la gloriosa historia de San Lorenzo como fue perder el Gasómetro y la categoría injustamente en 1981. Cada Sábado, Buenos Aires era una fiesta, en todos los puntos de la Ciudad y el País se podían ver camisetas de San Lorenzo.

Solo River en la final de la Copa Libertadores de 1986 y la Selección Argentina en la final del Mundial 78, completaron totalmente el Estadio, siendo el público presente de una parcialidad.

Aquel juramento  de eterno amor del 15 de Diciembre de 1981, cuando en los tablones de la visitante de Ferro, por la última fecha del Campeonato Nacional de 1981 no se paró de entonar durante  media hora final ante “los verdolagas”  el  “Ciclón….Ciclón …………tan solo es un año……………te vamos a seguir a donde quieras ir……….” Quedó certificado desde el primer partido,  el Domingo 7 de Febrero de 1982 en el triunfo ante Gimnasia 2 a 1. Ese día nació un himno de nuestra hinchada que se entonó todo el campeonato.

“Vamos mi San Lorenzo y ponga huevo que tenemos que ganar esta es tu hinchada te seguirá a todas partes hasta volver a la “A”, Boca no me extrañes mucho, tampoco me extrañes Huracán cuídense nuestros hijitos hasta que vuelva Papá”

A 35 años de distancia de aquella jornada sigo emocionándome.

 

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *