Archivos de la categoría Socio Refundador

Sección dedicada a los socios refundadores y sus pensamientos sobre la vuelta a Boedo.

Carta de Omar Souto,socio refundador!!!!!

Volver

Buenos Aires, cualquier mañana de septiembre de 2014,
Suena la alarma de su celular, Carlos se levanta como todos los días, desayuna, despierta a sus hijos, se despide de su mujer y sale a trabajar como todas las mañanas de la semana.
Al finalizar su día, decide comprar una cafetera, una de esas modernas, la de las capsulas de distintos sabores y aromas. La deja reservada porque no había en stock y como confía en esa cadena de electrodomésticos la paga y se va con la promesa que, en no más de una semana, le estarán entregando su cafetera.
A los 15 días, Carlos no tiene novedades acerca de su compra. Ninguna persona de la empresa lo llamó para informarle que pasaba con su compra. El decide llamar
Y reclamar. Le siguen dilatando el tiempo de entrega. Pasa un mes y los $2880 que
destinó para la compra de la cafetera siguen en poder de la cadena de electrodomésticos y el sigue sin su cafetera. Pasó un mes, dos meses. Carlos muy enojado acude a defensa al consumidor y a los 3 meses recibe su cafetera.
Buenos Aires, cualquier jueves de agosto de 2015,
Alberto decide sorprender a su hija adolescente y comprarle un par de tickets para el próximo show que dará Ariana Grande en Argentina. Compra las entradas a través de Internet a un precio muy elevado pero sabiendo que le dará un gran obsequio a su hija que adora la increíble voz de esta gran artista. Al día siguiente manda a buscarlas pero le dicen que lamentablemente el show no se realizará porque la cantante suspendió la gira y que debe pasar a retirar el reembolso de su dinero en una semana, por las oficinas de la ticketera. La desilusión fue grande para él pero sobre todo para su niña que ya se imaginaba emocionada coreando las canciones de su cantante preferida, junto a miles de fans. Llega el día de retirar el dinero. Lo manda a buscar y la persona encargada de hacer la devolución, le dice con una explicación no muy convincente que todavía no tienen los $2880 para reintegrarle. Le dicen también, que en breve le informarán vía web cuando deberá retirarlo. Alberto muy enojado acude a defensa al consumidor y a los 2 meses y medio recibe su dinero.
Omar SoutoBuenos Aires, cualquier atardecer de octubre de 2015,
Rubén camina unos pasos para llegar al Pago Fácil de un kiosco de Villa del Parque
Los mismos pasos que repitió mes a mes durante los últimos 24 meses.
La emoción lo invade, las manos le sudan, los recuerdos se le presentan, uno a uno en su mente: la caminata de mano de su papá por la calle Santander con la camisetita de piqué, la primera vez que se asomó a ver el verde césped al salir
por la boca de entrada a aquella platea, el primer grito de gol en conjunto y ese abrazo interminable con su papá para celebrar. Pero también se vinieron los otros recuerdos, los de la desolación, los de los días grises de nomadismo, el de la cargada inescrupulosa de los ignorantes, los del despojo, los del robo, los de la complicidad, los del fraude y la tristeza infinita.

Pero bueno, de un sacudón de cabeza, se deshizo como pudo de sus pensamientos.
Rubén estaba pagando la última cuota de su metro cuadrado para que el club de sus amores, San Lorenzo de Almagro, volviera al sitio donde nunca debería haberse ido: Boedo.
Listo, se dijo Rubén, ya está. Su ilusión, la de su papá y la de todos los cuervos
del mundo se estaba haciendo realidad. Salió del kiosco y en las cuadras que separaban al negocio de su casa, se fue haciendo cálculos de tiempos de construcción del estadio, de capacidades de las tribunas y demás.

Pero los días pasaron, pasaron las semanas y los meses; y los plazos de demoliciones, desplazamientos y obras del estadio que le habían prometido al pagar los $2880 del metro cuadrado, no se cumplieron.

Rubén, muy enojado, comenzó a pedir explicaciones del incumplimiento, pero no por sus $2880, sino por la palabra empeñada, por los 100.000 hinchas que colmaron la plaza de Mayo, por los 22.000 locos de amor por un club
que expusieron su corazón delante de todo el mundo futbolero y no futbolero,
por el querido Loco Adolfo y Diego, por el incansable Culotta, por nuestros viejos que se nos mueren y se van a quedar sin volver a pisar tierra santa y por nuestro hijos a los que estábamos a punto de enseñarles la historia más justa, heroica y maravillosa del fútbol argentino y mundial.

Y siguieron pasando las horas, los días y los meses; y si bien Rubén mastica bronca, hay algo que lo calma, que lo ilusiona y que lo hace continuar: él tiene la certeza que tarde o temprano el Estadio del Club San Lorenzo de Almagro volverá a Avenida La Plata al 1700.
Queridos cuervos:

Estamos pagando, por amor al club, algo que no tendríamos que estar pagando
nosotros sino el Estado como reparación del daño causado, por el despojo ilegal de nuestras tierras y por el lucro cesante de tantos años de no haber sacado el provecho económico que nos hubiera generado estar ubicados en semejante lugar de la ciudad.

A pesar de estar pagando algo que nos tendrían que devolver sin poner un centavo, no cumplen con las leyes, ni con los plazos y encima de todo, no nos informan desde el club el motivo por el cual no se cumple con los plazos firmados.

El Estado, la Empresa y la dirigencia del Club deberían informar segundo a segundo
Cada paso en el camino a la vuelta a Boedo.

El ejemplo del cuento es simplemente para hacer notar que uno cuando compra cualquier cosa (aunque sea una pizza), tiene que recibir lo que compró (la pizza)
y en el caso que por algún motivo no se lo entreguen, nos deben dar una explicación y sentirse en deuda con el comprador que no recibió su producto. Y en el caso que este tiempo de entrega se extienda aún más, el comerciante deberá pagar un coste, multa, o sanción.

¿Merece el pueblo azulgrana tal destrato e indiferencia?

Este pueblo sanlorencista que sigue dando muestras de cada vez mayor adultez, respeto y paciencia. Que llena la Plaza de Mayo y no genera un desmán. Que con toda su bronca va a Av La Plata, traga saliva, se manifiesta y vuelve pacífico a su casa a seguir esperando.

Con mucha bronca pero con la esperanza intacta,
y con muchas ganas de no desilusionarse de esta dirigencia,

Les mando abrazo cuervo!

Omar Souto
Socio Refundador N. 08692

Carta del socio refundador Ariel Gerbi.

Hola Adolfo/Diego…que lindo no?…tanto esperar… tanto soñar…pensar que hay algunos que no saben desde cuando venimos hablando de esto…

Para mi es tan importante y tan difícil de explicar …voy para atrás y me acuerdo como me enamoré de  San Lorenzo….primero de los colores, las venas y las arterias decía mi abuelo….después …del  Barrio…

Ariel Gerbi

Siempre me gustó lo antiguo desde chiquito….pero lo que más me enamoró fue la hinchada….mira el partido decía mi viejo….pero papi … ¿cómo hago? Mira lo que es eso….y bué…seguí mirando….y así  vi pasar la jeringa gigante….conocí ese dulce olor a tribuna…y. empecé a darme cuenta que era más importante ir cuando el equipo va mal y de visitante…más crecía y más entendía los códigos.

Después  vino conocer el club. El mundo que había debajo de las tribunas era inmenso, un crisol de razas…si bien no podían entrar con camisetas de otros equipos, conocí bosteros, quemeros, amargos…pero todos terminaban siendo Cuervos.

Hoy tan cerca de la vuelta que tanto ansiamos  también me acuerdo del último partido…cuando salimos todos gritando caminando por Av La Plata hasta Rivadavia…la verdad es que en el fondo nunca lo creí posible…siempre pensé no pueden desmantelar este pedazo de historia….me pasó lo mismo cuando nos fuimos a la B…esperaba un decreto que dijera se suspenden los descensos o algo asi…por eso hermanos para que pase  prefiero no creerlo…y asi esperar el día para llorar juntos abrazados a la historia.

ARIEL GERBI SOCIO REFUNDADOR 5220

Carta de Ernesto Pierro, Socio Refundador del CASLA

Como tengo 64 años y como nací a 4 cuadras del Gasómetro, tuve la fortuna de conocer y de disfrutar durante muchos años de aquel Templo de nuestra Tierra Santa en Avda. La Plata.

De mi niñez en aquellos años ’50 recuerdo espectáculos ajenos al fútbol que se hacían en la cancha: una suerte de carrera de motos; un globo enorme en el cual también motos hacían piruetas… Es que San Lorenzo era muchísimo más que el fútbol. Bueno, de hecho era la institución social, cultural y deportiva más importante del país y aun hoy sigue siendo la más ganadora del deporte argentino. Yo no llegué a verlo porque era muy pequeño, pero sé que por aquellos años se hicieron en nuestro Club importantes enfrentamientos entre boxeadores de primer nivel; además, era sabido el peso que tenía San Lorenzo en básquet, natación, tenis, jockey, atletismo, bowling, tiro, y un largo etcétera.

PierroY hablando de tiro, yo creo que era la única institución de su tipo que tenía un polígono, lo que asombraba mis ojos de niño que iba a los juegos que estaban cerca de ese polígono.

Como también creo que era la única que tenía su propio cine, que llamábamos por entonces “cine San Lorenzo” o “cine Odeón” por igual, cine al que fui muchas veces, claro.

En aquellos tiempos, yo aprovechaba también la maravillosa oportunidad de tener una biblioteca tan importante como la que teníamos, entiendo que la más grande entre los clubes. En cambio, no aproveché las posibilidades de la fabulosa pileta de natación, otro orgullo del Club por entonces.

Pero si me llevaban mis viejos todos los años a los excepcionales bailes de Carnaval, que eran siempre primeros en recaudaciones, con hasta 5 escenarios diferentes. Y seguí yendo –con amigos o alguna noviecita- en la adolescencia y la primera juventud. Nadie superaba a San Lorenzo en cantidad y calidad de artistas en esos recitales inolvidables que se hacían en las carnestolendas.

El ajedrez también era muy importante. Bueno, todas las actividades lo eran.

¡Aquél Salón San Martín!, admirado por todos los que lo conocieron, fueran o no simpatizantes del “Ciclón”.

Y para ver un partido, ningún estadio hubo como el Gasómetro.

Y si San Lorenzo fue el Club con más socios hace 70 años atrás, es fácil deducir que lo hubiese sido hoy, de haber estado en Avda La Plata.

Pero la Dictadura Genocida, con la colaboración de directivos miopes, o asustados, o corruptos, o traidores, nos sacó de nuestra casa. Y en estos 35 años, en consecuencia, sufrimos una pérdida incalculable en lo económico (calculemos a $ 200.- por mes, por 35 años por docenas de miles de socios; calculemos la pérdida por recitales; calculemos la pérdida por derechos de TV; calculemos la pérdida en “marketing”; calculemos la pérdida en publicidad, solo por citar algunos ítems) y llegaremos a miles de millones. Y una pérdida no menor en posicionamiento, en el lugar que se ocupa (ese lugar que hoy nos usurpan Boca y River –principalmente este último, favorecido por la Dictadura primero y por los que inventaron astutamente el que llamaron “superclásico” después-).

Pero así como terminaron las dictaduras en nuestro país y los responsables están siendo encarcelados, del mismo modo nosotros tenemos que recuperar lo que teníamos hasta 1976. Porque la entrega de San Lorenzo fue claramente una estafa (solo se pagaron u$s 900.000 por prácticamente 4 manzanas en el mejor lugar de la ciudad -una cifra obviamente risible-, sin contar con que se violaron reglamentaciones y se habló de “abrir calles” y allí lo que hay es un supermercado, no calles).

Así que hay cumplir con el fideicomiso y exigir a las actuales autoridades del Club que hagan todo lo que haya que hacer para que en el menor tiempo posible vuelva a estar San Lorenzo en la Avda. La Plata, por supuesto con el estadio incluido. Y por supuesto que ese estadio tenga la mayor capacidad posible, porque somos millones los hinchas y porque estando allí, al igual que antes se llenará en cada partido. No quiero morirme sin entrar nuevamente como antes a ver al Ciclón jugando en su cancha de la Avda. La Plata.

Ernesto Pierro
Socio Refundador

Carta de Osvaldo Alvarez desde Madrid.

A la vejez…ilusión y sueños.

La primera vez que oí hablar de volver a Boedo debería ser allá por los finales de Miele. No eran buenos tiempos, se debía todo, se anunciaban ruinas y privatizaciones y en mi desolación pensé si era necesario abrir otro frente con todas las batallas que teníamos en disputa.

Evidentemente que no era Adolfo y su docencia preclara y con todas las respuestas necesarias las campanas que yo había leído o escuchado. Pasado un tiempo comencé a escuchar su programa y me puse en contacto con él, establecí una buena relación y hace años que no pierdo uno excepto en esa temporada en que el programa fue a las 23 hs. y que dada la diferencia horaria me lo impidió. Cuando lo conocí fisicamente debió ser allá por el 2000 y ahí me termino de ganar absolutamente. Me habían prevenido contra él, que si era un iluminado, que andaba todo el día con carpetas, que estaba loco y al ver sus ojos claros durante unos segundos temí que tuvieran razón pero su calidez y cercanía me hizo olvidar cualquier reserva y enseguida supe que tenía razones, que las exponía, que las defendía no solo con entusiasmo sino con solvencia y uno que se ha pasado la vida soñando con utopías no me costó trabajo subirme a esta, quizá la más cercana y por ende la más justa en las que he participado o asistido más o menos en posición de preferencia porque la vi crecer y concretarse. Yo no sé muy bien que dice el diccionario del término utopía y por ahí me equivoco pero yo lo tomo como motor de las energías humanas, de los sueños de justicia, del anhelo de mejoras para los seres humanos de modo que algunos se sorprendían que yo hablara de utopía con entusiasmo y certezas de lo posible. Me costó convencer a gente cercana que, como es costumbre se convencieron cuando le vinieron a comer la oreja otros con más rango y presencia pero lo doy por bien pagado aunque algún descreído siga sin reconocer realidades argumentando que lo bueno es ser desconfiado. Allá él.

La Vuelta se ha convertido en el último (o casi) refugio de entusiasmo en mi madurez ya entrada en veteranía, llevo no menos de 15 años siguiendo esto y aunque por razones más que evidentes ya hace tiempo que no hablo con Adolfo porque su agenda ya no es la misma, trato de estar informado y seguir al minuto lo que pasa aunque no desconozco que ignoro infinidad de detalles.

En la marcha del Centenario hablé con Roberto Pando a quien yo conocía del barrio desde pibe, me dijo que su hijo vivía en España, en Andalucía y al volver lo llamé porque sabía que trabajaba en el proyecto, nunca dejé de buscar información y hasta puedo decir que en su visita a Madrid el Presidente Lammens me convenció de que esto no tenía marcha atrás siendo el primer mandatario con el que hablé que no ignoraba o despreciaba el sueño sino que lo hacía suyo aunque es justo reconocer que Abdo se había pronunciado públicamente pero duró tan poco que poco pudo hacer.

Quiero decir con todo este atropellado relato que La Vuelta con Adolfo, Diego y el formidable y silencioso sanlorencista que es Daniel Peso han alegrado mi decrepitud casi inminente y si ningún canalla lo impide yo me voy a ir de este mundo con la felicidad de haber vivido La Vuelta y con el privilegio de estar entre los primeros 100 socios refundadores lo que certifica mi modesto compromiso desde el principio junto a la gran mayoría de nuestra Peña que exhibió la primera bandera sobre La Vuelta en un match internacional de la Selección Argentina en noviembre del 2009 en el Calderón, la misma bandera que hizo el Camino de Santiago para agradecerle al Apóstol que nos salváramos del descenso y que intercediera para volver y que portaron Jorge Pastore, Fernando Carletti, Leonardo Heit y Rodrigo Bueno. Pese a algún claroscuro nuestra Peña estuvo con La Vuelta desde su fundación y hasta hay un miembro que es casi un terrateniente en metros adquiridos pero que tiene absolutamente prohibido por modestia personal hacerlo público.

Osvaldo AlvarezPor todo este sueño que me toca vivir aunque es evidente que no podré disfrutar físicamente agradezco a todos los que se han partido el pecho, la cara, la salud, desde el llano y contando como principal arma que la razón y la justicia. Mi ya cercana vejez no hubiera sido igual sin su utopía, sus sueños, su lucha, sus razones.

Según dicen los que tienen la precisa y públicamente ha dicho nuestro presidente, en pocos días también le agradeceré a él, a quien yo creí desde que vino a Madrid por mostrarnos a todos lo sanlorencistas la escritura pública del predio que nunca debió dejar de ser nuestro y que sentimentalmente no dejó de serlo. Por una vez la Justicia, la democracia y la razón apuntaron para el lado de los buenos.

Y después de eso ¡El Estadio! Porque que nadie lo olvide ni desconozca, ahí hubo un estadio, el mejor situado de la Ciudad, el más grande durante décadas y para muchos porteños, sanlorencistas y no sanlorencistas el más lindo, el más futbolero, el Templo de Avenida La Plata, el Wembley Porteño, el Viejo y Querido Gasómetro de la Avenida La Plata.

Ya lo decía la Violeta: “gracias a la vida que me ha dado tanto”. Y no puedo dejar de agregarle el tanguero y turístico “¡Vamos Todavía”!

Osvaldo Álvarez, socio refundador 00097.

Peña Osvaldo Soriano, Madrid, España.

Un orgullo personal en el marco de un sueño colectivo.

Ser Socio Refundador: Un orgullo personal en el marco de un sueño colectivo

El domingo 16 de agosto en la previa del partido contra Crucero del Norte tuve la posibilidad de recibir mi carnet de socio refundador, símbolo de mi adhesión personal a este proyecto colectivo.

A nivel personal todo comenzó promediando el año 2007, en la previa de los festejos de nuestro primer centenario de vida institucional, cuando tuve la posibilidad de conocer a Adolfo y Diego Res quienes pregonaban ya desde hacía unos cuantos años algo que parecía en ese momento nada más que un lindo sueño: recuperar las tierras de Av. La  Plata al 1700.

Para esos años la predica y la acción de los hermanos Res se había conjugado con la organización y el empuje de la Subcomisión del Hincha, unión que sería la única esperanza de resurgimiento institucional en el marco de uno de los peores momentos  de la historia de nuestro Club.

Fue justamente desde esa usina del sanlorencismo más puro donde comenzaron las acciones y la predica que permitirían ir recuperando poco a poco nuestra Tierra Santa: la escrituración de la Plaza Lorenzo Massa, las actividades en la Casa del Vitalicio, la biblioteca popular Osvaldo Soriano, la recuperación de la historia de nuestro Club y tantas otras que me sería imposible enumerarlas.

Y con esa combinación de acción y trabajo fue que muchos comenzamos a creer realmente que no solo era posible la vuelta total a Av. La Plata sino que era un acto de justicia indispensable para lograr un resurgimiento no solo de nuestra institución, también el de un amplio sector del sur de nuestra querida Ciudad de Buenos Aires.

En este camino, el hacerse cargo de la lucha que implica la vuelta a Boedo llevo a, por un lado, fortalecer la organización y el compromiso colectivo, y por otro, redoblar los esfuerzos individuales de cada sanlorencista, generándose así un círculo virtuoso entre lo individual y lo colectivo.

Rodrigo Mas
Rodrigo, orgullo socio refundador del CASLA.

Hoy, si hacemos un alto en el camino y miramos hacia ese lejano año 2007, podemos sentirnos orgullosos de cuanto hemos avanzado, aunque debemos ser conscientes que todavía no hemos logrado el objetivo final que es sin duda “sacar de mitad de cancha en Av. La Plata”, como le gusta decir a Adolfo. Por eso es que debemos seguir colaborando, sin bajar la guardia, pero permitiéndonos sentir la inmensa alegría que implica, cada uno desde su lugar, trabajar por y para San Lorenzo.

No quedan más que palabras de agradecimientos para Adolfo, Diego, Daniel Peso y los integrantes de la SCH CASLA que nos permiten ser parte de esta hermosa gesta. Sin duda ya forman partes de la historia más grande de este Club, lo cual ya es muchísimo. Como se suele decir: “han quedado en el bronce”.

Vamos a volver.

Rodrigo Mas

Socio CASLA Nro. 70771

Socio  Refundador CASLA Nro. 8955

 

 

Carta de Evelin Caudevilla, Socia Refundadora

Carta de Evelin Caudevilla, Socia Refundadora
Aún recuerdo como si fuera ayer el día que decidí emprender el camino en mi afán de convertirme en socia refundadora, fue aquella tarde del 20 de septiembre de 2013 cuando, sin pensarlo ni un segundo y sin haber visto cartel y cerco de obras, me dirigí a la sede de Av. de Mayo luego de mi jornada laboral para completar mi contrato de aporte irrevocable. Cuando salí me sentí inmensamente victoriosa ya que sentía que le había devuelto a SAN LORENZO un poquito de lo mucho que me dio.
Cada acción realizada en beneficio del retorno al barrio que nos vio nacer debe ser el “Saque de arco” para que todo aquel que aún se encuentra transitando un periodo de indecisión, imite semejante acto de amor y lo lleve a cabo en 12 cuotas de $270, de esa forma no caben dudas que el padre Lorenzo va a mirar a ese “Hijo Suyo” a los ojos, esbozará una sonrisa y levantará su dedo pulgar.
Recuerdo con tremenda alegría el día que compré una de las remeras por la vuelta allá por el año 2007 en aquel inolvidable partido vs Newell´s que ganamos 1 a 0 con gol del gallego Méndez, realmente sentí como a través de pequeñas acciones comenzaba a formar

Evelin muestra orgullosa su carnet de socia refundadora.
Evelin muestra orgullosa su carnet de socia refundadora.

parte de esta hermosa gesta. Sin embargo, fue el instante en que César Giasone me hizo entrega de mi preciado carnet en noviembre de 2014 cuando sentí que “metí un gol de media cancha” y se lo grité en la cara con toda la furia al nefasto Cacciatore y Cía.
Como refundadora no descanso, siempre voy por más, siento la obligación moral de contribuir con mi granito de arena cada día hasta ver sacar al “Cuervo” de mitad de cancha en Av. La Plata 1700. Asumí la responsabilidad de Difundir, concientizar y contagiar al resto de la “Cuervada”, entre ellos mi tío, mi hermana y mi querida madre que pronto completarán el pago de sus mts2.
Los hinchas debemos unificar la ilusión de depositar a San Lorenzo nuevamente en ese barrio hermoso con calles inalterables que atesoran toda una cultura que debemos reivindicar como dueños de su historia y a su vez exigirle a los de adentro y a los de afuera que se pongan el overol y cumplan con lo acordado de una vez por todas. A la Dirigencia y a INC S.A les digo: Se van a cumplir 3 años de la aprobación de La ley de restitución histórica y más de un año de la firma del acuerdo con la empresa Francesa, por lo tanto los invito a que dejen de dilatar el “Operativo Retorno” ya que nuestra paciencia ha llegado a su fin.
ES HORA DE QUE NOS DEJEN CICATRIZAR SEMEJANTE HERIDA.
¿Por qué volver a Boedo? Porque de esa manera se va a reactivar la vida social, cultural y deportiva de un barrio que supo albergar a grandes hombres y mujeres que llevaron a nuestra querida institución a la cúspide de la gloria. Recuperar nuestra identidad y sentido de pertenencia debe ser la prioridad n°1.
// Pita el árbitro, el Padre Lorenzo saca de mitad de cancha en Av. La Plata, arma una pared con vos SOCIO REFUNDADOR que a través de un bombazo clavás tu M2 en el arco de los desentendidos. //

¿Cómo me defino?
Simplemente como una “Nostálgica” de 30 años que respira Boedo por sobre todas las cosas.

Evelin Caudevilla
Socia Refundadora n° 5026

Carta de Carlos Galesi,socio refundador del CASLA

HOLA DIEGO Y ADOLFO, EL PLACER MAS GRANDE EN MI VIDA COMO SAN LORENCISTA   DESDE LA CUNA ES CONVERTIRME EN SOCIO REFUNDADOR 02295 Y COMO LO DEMUESTRA EN ESTA FOTO, ME LO ENTREGA UN GRAN AMIGO JOSÉ Y UNA PERSONA  A  QUIEN ADMIRO MUCHO Y A LA ALTURA DE UN PRÓCER ADOLFO  RES. ESTE RECUERDO QUEDO MARCADO EN MI CORAZÓN POR SIEMPRE………..!
DE MI PARTE COMO SOCIO CASLA, HINCHA Y SOCIO REFUNDADOR, VOY A SEGUIR EXIGIENDO A LAS AUTORIDADES DE MI QUERIDO CLUB, LUCHANDO,    ALENTANDO     HASTA  NO SACAR, DECarlos GalesiSDE DEL MEDIO CUANDO TENGAMOS EL GASOMETRO EN AV LA PLATA, ESE ES MI ÚNICO LUGAR EN EL MUNDO NO HAY OTRO PARA MÍ, TENEMOS LA TAN ANHELADA COPA LIBERTADORES QUE LA SOÑE SIEMPRE, AHORA MI SUEÑO ES VOLVER AV LA PLATA AL 1700 Y TODOS LOS SAN LORENCISTAS DE LEY TENEMOS QUE     SUMARNOS A  ESTE HECHO QUE  ES VOLVER A TIERRA SANTA, ESA ES LA PRIORIDAD FUNDAMENTAL DE NUESTRA INTITUCCIÓN CLUB ATLETICO SAN LORENZO DE ALMAGRO……!
CARLOS GALESI SOCIO REFUNDOR

Carta de Jose De Caria- Socio Refundador

Jose De Caria 1Era el 8-12-1971 cuando sentí la inmensa emoción de pisar por primera vez el mítico VG,entrando por Salcedo de la mano de mi viejo.Yo me daba cuenta que por ahí no entraban los locales,pero Gregorio me convenció que por Av.La Plata era imposible, un mar de gente colmaba la popular a full,además de haber llegado 18 minutos tarde con lo cual perdí el 1-0 de Telch y el empate de Cerqueiro de Atlanta,al que derrotamos 3-1  por lo tanto me tuve que “conformar” con el ingreso por la visitante.Cuento todo esto porque fue la primera vez que pisaba la tierra que espero volver a pisar muy pronto y ¿quién no recuerda su primera vez,sea lo que sea en su vida?,por lo menos a mí me marcó a fuego y no me olvido más,el olor al barrio,la visión de las camisetas azulgranas en contraste con el pasto verde,cuando todo se veía en blanco y negro, el oído con la música de la hinchada,queriendo aprenderme todos los cantitos.

Mi pasión azulgrana ya la tenía,pero se terminó de completar con la visita a casa,A MI CASA,de la que ya no me quería separar jamás.
Pude disfrutar de 8 años,hasta el triste 2-12-79,en los que viví buenas y malas,confieso que desde que se comenzó a desmontar,NUNCA MAS VOLVI A PISAR ESE RECTANGULO,donde actualmente se instala esa empresa nefasta INNOMBRABLE.
Cabizbajo como muchos,me tuve que “resignar” a no tener ya mi casa en el inigualable lugar,por más que hacía ya desde años nos venían envolviendo con palabras de viejos dirigentes que el futuro estaba en el Bajo Flores(hoy Narco Flores).
Ni siquiera le creí a un ex presidente que me iba a construir una nueva cancha,hasta que me convenció que era cierto haciéndose efectiva la inauguración el 16-12-93 ,de todas maneras no me podía olvidar de esa cosa imponente y maravillosa de Av.La Plata al 1700.
Pero,pero,aconteció algo,empecé a escuchar q San Lorenzo podía volver a Boedo y a partir de ahí no dejé de despegar mi oído de toda conversación o comentario que involucrara ese tema,es decir,aparecieron los mesías que me despertaron un no se qué interior en mi cuerpo que me devolvieron las ganas de creer,de confiar y de devolverme el sueño que tal vez algún día iba a poder pisar de nuevo ese fenomenal templo.
A partir de la presentación del Proyecto en la Legislatura,mi sentimiento de esperanza fue creciendo de manera exponencial,participando en cada una de las marchas y apoyando activamente esa maravillosa herramienta llamada fideicomiso para que nosotros,los verdaderos hinchas podamos recomprar nuestro terreno de siempre.
Jose De Caria 2Tengo que decir,de alguna manera,2 cosas,una es la fuerza,emotividad y garra que le ponen los jóvenes nacidos en los 80 y no tuvieron la suerte de verlo que están empujando sin parar,pero la contracara es la actitud mezquina de los dirigentes que no acompañan como deberían,retrasando el regreso teniendo todo el panorama favorable con la ley 50-0 y no presionando para que se cumpla el acuerdo de hace 14 meses firmado con la tienda.
Yo soy un enorme agradecido a mi ídolo espiritual Adolfo Res,por haberme devuelto la ilusión de que se puede,a su hermano Diego,que lo acompañó contra viento y marea y a Daniel Peso,que inventó ese fantástico y honesto mecanismo para que todos,pero todos pudiéramos aportar nuestro m2 y así entrar a la historia como SOCIO REFUNDADOR,UNA CONDICION QUE NO TIENE EXPLICACION,que se siente,se palpa,se palpita,te llena de orgullo,de sueños,de volver a ser lo que fuimos,el más ganador del deporte Nacional,PERO CON ESTADIO INCLUIDO.
Mi último pedido es hacia los dirigentes,que en este momento tienen la sartén por el mango,les digo que quiero volver a entrar al VIEJO GASOMETRO y de la mano de mi viejo,que lo tengo vivo,con 84 años,como en aquel 8 de diciembre de 1971,pero que sea cuánto antes,¿por qué?,porque YO COMPRE MI M2 PARA VOLVER A VER EL ESTADIO EN AVENIDA LA PLATA AL1700.
                                                                                                                               
  JOSE DE CARIA,SOCIO REFUNDADOR NRO 292