Categoría: Historia

Memorias del  gasómetro (un breve relato del emblematico Wembley porteño)!!

Memorias del  gasómetro (un breve relato del emblematico Wembley porteño)

 

Por Alberto Zuliani (vueltista)

 

Soy de la zona sur de la Barriada  de Boedo allí nací  y empecé a definir mi identidad ubicado cerca del camino de Gowland hoy  avenida Boedo que conectaba con la hoy llamada avenida Sáenz se lo conocía como  el camino de los huesos hacia  el barrio de Pompeya  llegando  al  sur de la provincia camino recorrido por  carretas que iban y retornaban a los saladeros luego frigoríficos de las márgenes del riachuelo en tiempos de la colonia.

Ya entrado el siglo veinte en mis épocas mozas era un solar grande y silvestre con árboles y pájaros que dormían en las copas, luego pase a tener dueño  una familia de la zona bajo la tutela de un colegio el María Auxiliadora, en mi suelo crecía la hierba y se respiraba aire de Boedo fabrica y trabajo, allí junto a mi expansión se hallaba un noria símbolo de una vida laboriosa  la cual extraía agua desde mis profundidades.

 

Con la influencia  de los ingleses en muchos  barrios llego el futbol, muchos criollos purretes en mis cercanías y barrios lindantes afloraban al sabor del nuevo deporte del balón pie  pasión de multitudes. Llegaron a mis oídos los nombres de muchos equipos corajudos en las cercanías  que se enfrentaban en desafíos futboleros, en Pompeya el verde esperanza y por Almagro cerca de mi residencia Los Forzosos, porque había que romperse para ganarles, casualidades del destino aquellos dos equipos se convertirían en grandes  rivales y hoy  son el clásico de barrio más porteño.

Por esos años apareció por Almagro un cura llamado Lorenzo que comenzó a llegar con su tarea   salesiana fuera de las puertas de su oratorio confluyendo con los trabajadores y la gente del barrio, se cruzó con Los Forzosos que continuaban ganando desafíos y de allí comenzó a gestarse  el nacimiento del club atlético San Lorenzo de Almagro. Es allí donde se cruza mi  historia con el cura y los  muchachos de camisa azulgrana.

Buscando un lugar donde tener su lugar los muchachos llegaron hasta  avenida la plata  donde me encontraba alquilaron mis tierras y comenzaron el camino hacia la cima , fue una transformación muy rápida mirándolo hoy  con el paso del tiempo mi geografía se vio invadida de gente trabajando llevando carretillas de un lugar a otro  hasta que mi suelo estuvo parejo , de la quietud de los días y  las noches pase a ser tener en  compañía a todos esos muchachos que anhelaban ser los ases del balón pie y ser un club campeón.

De mi anterior vida cuasi silvestre pase a convivir con personas todos los días y junto a mi compartí el espacio con aquellos tablones de madera testigos de muchedumbres en los buenos tiempos de jornadas futbol y festejos en la vieja avenida.

Fui creciendo y tomando notoriedad en el barrio en mi espacio  se realizaban muchas actividades sociales culturales  y en lo deportivo el club crecía año tras año, un día periodista me bautizo para los tiempos  con el nombre de gasómetro por mi fachada similar a esos complejos desde la distancia.

 Así se forjo  mi nueva identidad una convivencia con mis nuevos aliados los tablones y los simpatizantes  que transitaban todos los días por el club por muchos años, festejos de títulos grandes deportistas carnavales y eventos sociales para toda la comunidad anidaron en mis entrañas imborrables recuerdos de un san Lorenzo que era un ciclón en todo sentido como se escuchara en el aliento de la hinchada todos los domingos.

 Pero llego un tiempo no sé qué ocurrió   entre ciernes puertas adentro el rumor que abandonarían todo lo que yo les había dado por otro lugar más alejado para levantar otro estadio, la gente siguió firme alentado los colores aunque con un dejo de incertidumbre sobre el futuro de los gauchos de boedo, los que tomaban decisiones ya me habían sentenciado al olvido.

Sin saberlo con tantos  años de servicio al club como si fuera un empelado mas no importo  la gloria y grandeza adquirida por San Lorenzo me jubilaron y pase al retiro, mis compañeros los tablones se fueron llendo a otros estadios a resistir el paso del tiempo pero yo firme donde siempre me quede allí en silencio y desolado, no por mucho un día llego el hombre con  palas y grúas  comenzó la obra profanaron  mis entrañas sobre mi corazón  y mi pecho pusieron un capa de concreto ocultándome , asfixiándome todos ese gritos de gol que aún  se escuchaban  en el viento,    encima de mi inauguraron una tienda de mercado.

No pude defenderme ni los antiguos dueños con la camiseta azulgrana pudieron impedir  que eso pasara,  Me pusieron un nombre extraño foráneo volvieron a transitar sobre mi muchas personas pero con otro perfil eran los consumidores de la tienda  todo ajeno a como no era el tiempo en que las familias o los amigos llegaban con alegría a mi puerta era otra sensación más fría e impersonal, sin embargo el barrio seguía allí igual que siempre.

Casi llegando al nuevo milenio y en mi servicio desde  la hora que habrían mis puertas hasta que las cerraban con el ultimo comprador, supe  que aquellos muchachos de San Lorenzo luego de peregrinar muchos años sin un lugar propio habían levantado un nuevo estadio al que lo llamaron nuevo gasómetro un pariente no muy lejano en el bajo flores en el sur de la ciudad. Mis esperanzas de volver a ser el gasómetro se esfumaban para siempre.

Pero  como esa vida que nace todos los días con el sol ,esa esperanza que nunca se pierde en el nuevo milenio surgió  un grupo de aquellos simpatizantes que vieron aquellos años de gloria y otros que no lo vivieron  y se sumaron también unidos   empezaron a transitar por mis alrededores buscando algo al principio no sabía que pero ese puñado fue creciendo y en mis alrededores comenzaron a pedir por mi regreso organizando lo que llamaron la vuelta a Boedo, hombres de pie que a contramano de los que tomaron decisiones en el pasado y los del presente,  trabajaron incansablemente para recuperar su lugar y devolverme esa identidad que se ocultaba  bajo mi fachada de concreto.

Y era yo el que ahora los alentaba en cada manifestación para que sean más y sigan luchando y así en poco tiempo lo consiguieron generaciones de cuervos festejaron que esa utopía se convertía en realidad viejitos que lloraron frente a mis rejas ante la ilusión de volver a entrar con hijos y nietos  al gasómetro de avenida la plata todos juntos.

Hoy volví a manos de aquellos dueños que me bridaron el calor y el sentimiento más querido en mis instalaciones, yo los estoy esperando a todos para ser de otra vez libre y respirar esos aires de mi barrio que nunca olvide tardes de domingo guardadas en lo profundo de mi ser.

Quizá el nuevo comienzo  esta aun demorado y no es justo para todos aquellos que sueñan con pisar de nuevo la que llaman tierra santa, esta vez  espero que quienes hoy conducen los destinos de San Lorenzo miren un poco hacia mí y  pongan manos a la obra para levantarme como el gasómetro una vez más, no tengo dudas que multitudes de simpatizantes están esperando ese momento para ayudar en todo lo necesario para que vuelva a ser la casa de todos los san lorencistas.

Al presente tengo una tarea mas humanitaria a la de aquella tienda, brindo  servicio a la comunidad siendo un vacunatorio en estos años difíciles para el mundo que atraviesa una pandemia.

Como parte de la  naturaleza la sabiduría a través de los años me da la paciencia para aguardar ese momento ese día en que descubran mi esencia nuevamente recibir al sol todos los días y a todos los cuervos para siempre. Doy testimonio de lo vivido y lo que queda por vivir mi nombre es el gasómetro de la avenida  la plata y soy de Boedo.

Alberto Zuliani

42  historias del Gasómetro ,a 42  años del último partido !!

42  historias del Gasómetro,a 42  años del último partido !!

 

Por Víctor Gabriel Pradel 

1 round duró la pelea en la cual Pascual Pérez noqueó a Dai Dower y retuvo por cuarta vez su título mundial de peso mosca, ante una multitud estimada de 80.000 personas, el 30 de marzo de 1957 

2 de Diciembre de 1979. Último partido, 0-0 con Boca

3 Sudamericanos se jugaron en el Gasómetro: 1929, 1937 y 1946 (los 3 los ganó Argentina, saliendo campeón de América 2 veces en Boedo)

4 de mayo de 1958 – Inauguración del sector de plateas «Bodas de Oro», en la tribuna que daba espaldas a la calle Las Casas.

5 goles de Magán a Tigre – Record aún hoy no igualado por ningún otro jugador azulgrana: 5 goles en un partido, en la victoria de San Lorenzo, 8-2, el 11 de septiembre de 1932

6 goles de San Lorenzo a Huracán en la goleada 6-3 el 8 de noviembre de 1959 – Ese día los jugadores dieron la vuelta olímpica en el Gasómetro, festejando el título obtenido una semana antes.

7 de mayo de 1916 – Primer partido en el Gasómetro: San Lorenzo 2 Estudiantes 1

8 goles – 8-1 a Gimnasia (4-8-1957) – 8-1 a Estudiantes (25-9-1960) – Las dos máximas goleadas de la historia de San Lorenzo fueron en el Gasómetro.

9 de mayo de 1971 – Primer gol del Gringo Scotta en el Gasómetro: San Lorenzo 2 – Independiente 1 

10 de marzo de 1968 – Primer partido del Sapo Villar en el Gasómetro: San Lorenzo 1 – Platense 1

11 – El número de la camiseta de Mario Rizzi, autor del último gol en el Gasómetro

12 de octubre de 1962 – Histórico gol de taco de Sanfilippo a Boca

13 de marzo de 1973 – Dos días después de ser elegido presidente de los argentinos, Héctor Cámpora visita el Gasómetro para presenciar la victoria de San Lorenzo 1 – River 0 por la Copa Libertadores 

14 años pasaron desde el cierre del Viejo Gasómetro hasta la inauguración del Nuevo Gasómetro

15 de diciembre de 1957 – San Lorenzo 5 – River 1 – Máxima goleada a River en el Gasómetro

16 de octubre de 1973 – Toca el maestro Carlos Santana

17 de octubre de 1978 – Ilustre visita de Diego Armando Maradona al Gasómetro (San Lorenzo 2 – Argentinos 0)

18 de noviembre de 1951 – San Lorenzo 1 – River 1 – Primer partido televisado de la historia del fútbol argentino

19 de febrero de 1972 – Sandro canta para 50.000 personas en los carnavales del Gasómetro  

20 de junio de 1977 – Las Madres de Plaza de Mayo hacen una de sus primeras apariciones públicas en un acto en el Gasómetro.

21 – Las victorias contra Racing en el Gasómetro sobre 46 partidos

22 – Las victorias contra Boca en el Gasómetro sobre 49 partidos

23 – Los partidos que dirigió TIM en el Gasómetro; ganó 14, empató 7, solo perdió 2

24 de marzo de 1971 – San Lorenzo 6 – Racing 2 – Máxima goleada en un clásico

25 minutos, gol de Moggio a Estudiantes – Primer grito en el Gasómetro

26 de octubre de 1924 – San Lorenzo le gana 1-0 a River; se consagra campeón y da la vuelta olímpica en el Gasómetro

27 – Las victorias contra Huracán en el Gasómetro sobre 51 partidos

28 de octubre de 1970 – San Lorenzo 6 – Gimnasia 3: Rafael Albrecht establece un récord al marcar 4 goles, hazaña nunca lograda por ningún otro defensor del fútbol argentino

29 de enero de 1944 – San Lorenzo cede el Gasómetro para un partido a beneficio de las víctimas del terremoto de San Juan, con la presencia del presidente de la Nación Pedro Ramírez.

30 de enero de 1949 – Eva Perón y Juan Domingo Perón asisten al Gasómetro para ver la final del Primer Campeonato de Fútbol Infantil «Evita» 

31 de mayo de 1931 – San Lorenzo 4 – Tigre 2 – Primer partido de la era profesional

32 minutos del segundo tiempo – Gol de Rizzi, último grito en el Gasómetro, el 18 de noviembre de 1979, en la victoria por 4-0 ante Cipolletti de Río Negro

33 los goles que hizo Argentina en los 11 partidos que jugó en el Gasómetro en los Sudamericanos ’29, ’37 y ’46

34 los minutos que le bastaron a Héctor Veira para meterle 4 goles a Boca, el 5 de noviembre de 1967. Los goles fueron a los 5, 12, 32 y 34 minutos del primer tiempo

35 los minutos que le bastaron a Isidro Lángara para meterle 4 goles a River, el día de su fulgurante debut, 21 de mayo de 1939. Los goles fueron a los 7, 15, 21 y 35 minutos del primer tiempo

36 partidos estuvo invicto San Lorenzo en el Gasómetro, entre 1935 y 1937, dos años y cuatro meses sin perder, la racha invicta más larga 

37 años tenía José Francisco Sanfilippo cuando convirtió el último gol de su carrera, no podía ser de otra manera, a Boca en el Gasómetro, el 30/9/72

38. 1938. San Lorenzo 4 – Almagro 3, en el Gasómetro. Para los visitantes jugó el half derecho Napolitano. Más de 30 años después, su hijo Norberto, hincha de San Lorenzo como él, tocó en los Carnavales de Avenida La Plata, con su banda, Pappo’s Blues.

39. 1939. Se desmantela la «Tribuna chica», la vieja tribuna techada que daba a la calle Las Casas, donde se ubicaba la hinchada. El Gasómetro alcanza así su máxima capacidad.

40. 1940. El 5 de marzo Argentina golea 6 a 1 a Brasil en el Gasómetro. Es la máxima goleada de la Selección frente a su clásico rival

41. 1941.  El 22 de junio San Lorenzo derrotó 3 a 2 a Boca en el Gasómetro. Con esa victoria alcanzó el récord de 11 victorias consecutivas, igualando la hazaña que ya había logrado en 1935. Este récord fue batido por el propio San Lorenzo en 2001.

42 años del último partido

Luis Ángel Firpo «El toro salvaje azulgrana»

Luis Ángel Firpo «El toro salvaje azulgrana»

Por Alberto Zuliani 

El 14 de setiembre se celebra el Día del boxeador argentino en homenaje a Firpo el argentino que fuese vanguardia en el deporte de los puños a nivel internacional, en el combate frente a Jack Dempsey campeon mundial en 1923 ,por la corona de los pesos pesados en el estadio polo ground de nueva York en la denominada la pelea del siglo.

En la categoría peso pesado con 1,89 de  estatura y 103 kilos ,la historia de la pelea del siglo cuenta que fue un combate electrizante y que la multitud agolpada en el estadio y los seguidores argentinos siguiendo las instancias por los primigenios  sistemas de radio quedaron atónitos cuando en el primer asalto Firpo con un directo de derecha envio al campeón Dempsey fuera Del cuadrilátero a estrellarse con los espectadores de la primera fila.

El argentino había llegado a esta oportunidad  tras algunos combates preliminares en suelo americano  en su segunda gira por la meca del box donde  su furiosa pegada ante rivales Maxted,Cahn y Herman en su primer visita un año antes al combate del siglo le valió el reconocimiento del periodismo local pasando a llamarlo el toro salvaje de las pampas, la maniobra de su manejador un empresario americano que lo contacto para la gira lo llevo a tener la posibilidad de pelear contra el campeón indiscutido del momento por la corona del mundo.

Así fue que Firpo con esa arma legal en sus puños tuvo el título en poder tras un demoledor golpe asestado a Dempsey, que con ayuda de los espectadores y la anuencia del juez de la pelea pudo recomponerse en una pieza y terminar el primer asalto no sin pasar un sobresalto mas ante  el intento del Toro que fue a liquidar el combate en lo que finalizaba el primer asalto. El segundo asalto fue para el campeón y retuvo la corona, pero en el ambiente del estadio la prensa y los argentinos quedó la sensación que Firpo mereció haber ganado y conquistado la corona completando una hazaña para nuestro país figurando para la historia su Estirpe como campeón sin corona.

Regresaría  en 1924 a nueva York realizando 2 peleas en carácter de exhibición.

Continúo en vigencia hasta 1926 cuando vence por puntos a Scarpa en buenos aires,10 años más tarde en 1936 como ocurriese con los grandes que vuelven para reverdecer sus laureles realizó 3 combates más venciendo en 2 y cayendo en la otra para finalizar su trayectoria boxistica Firpo tenía 41 años. Su récord fue 40 combates con 33 victorias 28 por knock out ,6 caídas 1 no se presentó.

Firpo vivió en la calle Maza con su familia cuando tenía 12 años en lo que era el barrio de Almagro más conocido por Boedo en esos años , eligio la divisa azulgrana un club que en el momento más rutilante de Firpo ,afianzaba su grandeza en los finales del 20 y principios del 30 en Avenida la plata ,me acuerdo del cura español que nos invitaba a jugar en el patio de la iglesia , soy aficionado a San Lorenzo y lo voy a ver, cuando se consagró campeón en 1933 me invitaron a la cena de festejo que acudí con mi esposa Blanquita me agasajaron los dirigentes a un nivel de un club grande y serio.comento el toro salvaje tiempo después al gráfico.

Nació en Junín provincia de buenos aires en 1894 falleció el 7 de agosto de 1960 de una insuficiencia cardíaca a los 65 años sus restos descansan en el cementerio de la Recoleta.

El programa San Lorenzo Ayer Hoy y Siempre (@CASLAhistoria)  y José de Caria amigo del  programa en   reconocimiento a la trayectoria y fervor azulgrana el 27 de abril de 2016 homenajeo a Firpo al incluirlo como socio refundador por la vuelta del estadio a la avenida la plata en la «Pizzería Tunin «dejando una plaqueta y el carnet de socio en reconocimiento.

Su figura trascendió las fronteras uno de los clubes de fútbol más importantes de El Salvador cambio su nombre por aquellos pelea del siglo pasando a llamarse el club con el nombre del legendario boxeador, y adoptando como divisa los colores azulgrana de San Lorenzo de Almagro escuadra que Firpo llevaba en su simpatía . En 1950 Firpo de gira para promocionar  los primeros juegos Panamericanos en buenos aires visitó el Salvador y fue recibido por una multitud que lo llevo a las instalaciones del club nombrándolo socio honorario, Firpo colaboró en la gestión de materiales para la práctica de los deportes, en la actualidad los murales en las paredes del club recuerdan su figura Luis Ángel Firpo el embajador azulgrana.

Alberto Zuliani  

 

 

 

 

Los Campeones de América que se formaron en el semillero de San Lorenzo!!!!

Los Campeones de América que se formaron en el semillero de San Lorenzo

 

Por Victor Gabriel Pradel


Ángel Correa, es el séptimo jugador campeón de América con la Selección Argentina que pasó por las divisiones inferiores de San Lorenzo de Almagro.

El primer eslabón de esta cadena es José Hipólito Fossa. Gloria de la institución, durante su carrera como futbolista jamás vistió otra camiseta. Amaba los colores azulgranas desde muy chico y con doce años, ingresó a la quinta división. Debutó en primera en 1923 y ya consiguió su primer título. Pentacampeón como jugador, integró los planteles que ganaron los tres títulos del amateurismo (1923, 1924 y 1927), las dos copas Río de la Plata (1924 y 1928) y fue el capitán del primer campeón de la era profesional, en 1933. Era un recio y fuerte back izquierdo, baluarte de la defensa del Ciclón. Ya retirado, continuó ejerciendo su liderazgo y voz de mando detrás de la línea de cal. Fue el director técnico del equipo campeón de 1936. Estas siete estrellas lo convierten en el hombre que ganó más títulos en la historia del club. Con la Selección Argentina se consagró en el Sudamericano de Perú de 1927, compartiendo plantel con Monti, Carricaberry y Maglio, otros tres cracks de San Lorenzo.

Oscar Tarrío:

Proveniente de Dock Sud, a los 18 años se incorporó a la División Intermedia de San Lorenzo en 1927. Su hermano Ezequiel jugaba en la Quinta. Esa misma temporada debutó en Primera integrando el equipo que ganó el primer torneo unificado del fútbol argentino. Al comenzar el profesionalismo se fue a Newell’s. Volvió a San Lorenzo en 1935 y en el ‘36 salió campeón otra vez con la azulgrana. Después jugó en Francia y Portugal. En 1940, retornó a la Argentina, asumió como entrenador de San Lorenzo e implementó el sistema WM, un dispositivo táctico que revolucióno el fútbol argentino y sudamericano. Zaguero central de enorme jerarquía, con la Selección Argentina fue bicampeón de América. En el Sudamericano de 1929, con solo 20 años, fue titular todos los partidos, incluido el de la consagración (2-0 a Uruguay) jugado en el Gasómetro. En la Copa de 1937 se volvió a coronar, con un histórico triunfo 2-0 sobre Brasil ante 80.000 personas en la final disputada en el Templo de Avenida La Plata.

Ricardo Antonio Alarcón:

Insider derecho, hábil y goleador. Entre 1933 y 1939 jugó 128 partidos y marcó 77 goles. Está en el puesto 13º en la tabla histórica de máximos goleadores de San Lorenzo. Participó en dos títulos: en el campeonato de 1933, con 18 años, jugó 2 partidos y convirtió 3 tantos, dos el mismo día de su debut, a Lanús. En 1936 tuvo un rol protagónico y con 10 anotaciones fue el artillero del campeón. En 1937 le metió 4 a Lanús, en una goleada 7 a 0. Tenía de hijo al granate: le convirtió 14 goles en toda su carrera. Sus dos hermanos, Ramiro y Roberto Alarcón, también jugaron en la primera del Ciclón y se formaron en las divisiones inferiores azulgranas. En 1939 pasó a Boca. Siendo jugador de ese club, fue convocado para la Selección Argentina que ganó el Sudamericano de Chile de 1941. En ese plantel campeón había dos jugadores de San Lorenzo: Lorenzo Gilli y Bartolomé Colombo.

Mario Fernández:

Un jugador espectacular que San Lorenzo no pudo disfrutar. Cuervo desde la cuna, era socio e iba a hacer gimnasia al club cuando lo incorporaron a la sexta división con 12 años. A los 20, en 1942, debutó en Primera. Era un insider izquierdo habilidoso e implacable. En San Lorenzo solo jugó 15 partidos e hizo 11 goles, un promedio fantástico. Pero en su puesto brillaba Rinaldo Martino. No tenía lugar y por eso en 1945 fue incluido como parte de pago de la transferencia récord de René Pontoni. San Lorenzo le pagó a Newell’s 40.000 pesos en efectivo y los pases de José Arnaldo y Mario Fernández, tasados en 60.000 pesos. Tras dos temporadas en el equipo rosarino pasó a Independiente. Tras la huelga del ‘48 emigró al Independiente Santa Fe de Colombia donde fue compañero de varios ex cracks azulgranas: Benegas, Perucca, Rial y paradójicamente, Arnaldo y Pontoni. Integró la Selección Argentina que revalidó el título de campeón en el Sudamericano de Guayaquil de 1947 (donde compartió plantel también con el Mago Pontoni).

José Francisco Sanfilippo:

No se puede agregar más a todo lo que ya se escribió sobre el máximo goleador de la historia de San Lorenzo de Almagro. Se incorporó a San Lorenzo con 15 años, en 1950, a la octava división. Solo tres años después debutó en Primera. Y en el segundo partido convirtió los dos primeros goles de su impresionante campaña en el club. Sus números, insuperables, hablan por si solos. 206 goles en 265 partidos. Cuatro años consecutivos máximo goleador del fútbol argentino, de 1958 a 1961. En el ’62 los dirigentes lo suspendieron para quitarle la posibilidad de terminar al tope de la tabla por quinta vez. Máximo goleador en la historia de los clásicos contra Huracán, a quien le hizo 16 y contra Boca, a quien le metió 14. Campeón en 1959, se dio el gusto de retirarse del fútbol profesional con la camiseta azulgrana a los 37 años, dando dos vueltas olímpicas más, en el Metro y el Nacional de 1972. Con la Selección Argentina jugó los mundiales ’58 y ’62 e integró el equipo que ganó el Sudamericano de Lima en 1957, con otros tres jugadores del Ciclón: Iñigo, Benegas y Pizarro. Fue el goleador de la Copa América de Ecuador 1959, torneo en el que Argentina presentó la delantera completa de San Lorenzo: Facundo, Ruiz, O.H.García, Sanfilippo y Boggio.

 

Blas Armando Giunta

Llegó proveniente del club Liniers, para incorporarse a la quinta división, en 1981. El Bambino Veira le dio la chance de jugar en primera en el Nacional 1983. Pasó a préstamo en Cipolletti, regresó y volvió a ser cedido, esta vez a Platense. De regreso al Ciclón, se adueñó de la camiseta número 5 y no la largó nunca más. Símbolo de los Camboyanos, regaba el césped con gotas de sangre. Gladiador de la mitad de la cancha, su espíritu combativo generó identificación con la hinchada que lo veneraba con su grito de guerra: “Giunta, Giunta, Giunta, huevo, huevo, huevo”, hasta que se fue en 1988, transferido al Murcia de España. Al regresar al país, firmó con Boca y su estilo lo convirtió en un referente de nuestros hijos, pero esa otra historia. Mientras jugaba en ese club fue citado para integrar el seleccionado nacional que ganó la Copa América de Chile de 1991. En ese torneo, fue elegido como mejor jugador del certamen, Leonardo Rodríguez, futbolista de San Lorenzo de Almagro.

Ángel Correa:

A los 12 años ingresó a las divisiones inferiores del club. En marzo de 2013, con 18 años, Juan Antonio Pizzi lo hizo debutar en un partido contra Newell’s por el Torneo Final. Un par de meses después convertía su primer gol en Primera, en la victoria 3-0 sobre Boca. En el campeonato siguiente, se afianzó como titular y fue una de las figuras consulares en la obtención del Torneo Inicial 2013. Su habilidad desequilibrante lo convirtió en pieza clave también en la Libertadores 2014. Antes que finalice la Copa fue transferido al Atlético de Madrid. En España le hicieron una revisación médica donde le detectaron un problema en el corazón y no pudo estar presente en la semifinal y en la final, donde San Lorenzo se coronó campeón de América. Integró el plantel de la Selección Argentina que ganó la Copa América de Brasil 2021, siendo hasta hoy el último representante de la dinastía del semillero de cuervos campeones que inició José Hipólito Fossa hace ya 94 años.»

Para finalizar, como mención especial se puede agregar a Guillermo Franco, formado en las divisiones inferiores de San Lorenzo y campeón con México de la Copa Concacaf 2009, el certamen de selecciones nacionales más importante de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe»

 

 

Victor Gabriel Pradel 

 

 

Cuando la Selección Argentina humilló a Brasil con 4 goles de San Lorenzo!!!!

Cuando la Selección Argentina humilló a Brasil con 4 goles de San Lorenzo.

Por Victor Gabriel Pradel

 

La historia entre San Lorenzo, la Selección Argentina y la Copa América, esconde una hazaña única y memorable que merece ser desempolvada.

En 1959 se disputaron 2 torneos sudamericanos. El primero, a principio de año, fue ganado por Argentina y si bien no hubo jugadores de San Lorenzo en el plantel, el técnico de nuestro club, José Barreiro, integró junto a Victorio Spinetto y José Della Torre, el triunvirato de entrenadores del equipo.

Luego se disputó el torneo argentino donde San Lorenzo arrasó con una deslumbrante actuación de su delantera: Facundo, Ruiz. O.H.García, Sanfilippo y Boggio. Entre “Los 5 pistoleros” convirtieron 74 de los 75 goles del campéon (el restante lo convirtió Herrera, el delantero suplente). La arrolladora performance motivó que para la edición extra del torneo continental a disputarse en Ecuador, sea convocada la delantera completa del Ciclón.

Así fue como en el primer partido, Argentina derrotó a Paraguay 4 a 2, con los 5 delanteros azulgranas como titulares, en un hecho inédito e histórico. Dicen que “equipo que gana no se toca”, pero para el segundo encuentro el técnico José Manuel Moreno decidió hacer 7 cambios. Rompió todas la líneas: cambió el arquero, la defensa, la línea media y en la delantera sólo sobrevivieron Facundo y Sanfilippo (aunque en el segundo tiempo entraron Ruiz y Boggio). Apenas se consiguió un tímido empate 1 a 1 ante el seleccionado local.

Pero en el siguiente match llegó la hecatombe. Moreno, evidentemente desorientado, volvió a hacer 2 cambios más. De los nuestros mantuvo a Sanfilippo pero quedó afuera Facundo, reemplazado por Boggio. El resultado fue un lapidario 0-5 contra Uruguay (a la postre campeón).

Ya eliminados, quedaba un último partido, frente a Brasil, que a pesar de no haber llevado su equipo de estrellas (por entonces campeones del mundo) siempre es un rival poderoso y respetado. Una nueva derrota podría ser lapidaria y con el recuerdo fresco del desastre de Suecia de 1958, cuando la delegación argentina que volvió del mundial fue recibida a monedazos en Ezeiza reaparecieron los fantasmas. Había que ganar el último partido sí o sí. Era una cuestión de honor. El recibimiento y el trato posterior en Buenos Aires podrían ser calamitosos.

Fue entonces cuando los 5 jugadores de San Lorenzo tomaron la iniciativa. Lo encararon al Charro Moreno y le pidieron que vuelva a alinearlos como titulares. La única excepción sería la ausencia de Boggio, lesionado, en cuyo lugar ingresaría Belén. El planteo al director técnico (una prestigiosa gloria del fútbol argentino) fue firme y contundente. Nuestros players, liderados por su capitán, José Francisco Sanfilippo, lo convencieron que eran los más capacitados para asumir la responsabilidad en ese encuentro clave que definiría el futuro de la Selección.

El grupo ya estaba dividido en 2 bloques: los jugadores de San Lorenzo estaban en un bando decididamente separados del resto del plantel, pero les sobraba personalidad y temperamento, a tal punto que Moreno accedió a su pedido y alineó la formación que ellos sugirieron.

Los hechos les dieron la razón: a los 2 minutos Argentina ganaba 1 a 0 con un gol del reaparecido Omar Higinio García. Tres tantos más del implacable Nene Sanfilippo (que terminó siendo el máximo artillero del certamen) completaron la goleada. Argentina arrolló a Brasil por 4 a 1, con 4 goles cuervos. Fue el 22 de diciembre de 1959. Fue maravilloso, fue insuperable, fue irrepetible.

 

Victor Gabriel Pradel 

Un grito de gol que llego al cielo!!  San Lorenzo 1-  Belgrano 0 en 1995.

Un grito de gol que llego al cielo!! 

San Lorenzo 1-  Belgrano 0 en 1995.

Por Alberto Zuliani 

 

Se cumplieron 26 años de la obtención del torneo clausura 1995 tras 21 años de espera el pueblo azulgrana grito campeón, uno de los baluartes de la campaña fue el Gallego Esteban González con sus goles, fue el muchacho de la película en arroyito con aquel cabezazo que le dio el triunfo contra central y el titulo soñado, pero en la campaña hubo también otro gol que por emotividad por el momento del encuentro y del protagonista quizás deba ser recordado como el de Rosario. Era el domingo 2 de abril   fecha cara al sentimiento argentino por los pibes caídos en la guerra de las Islas Malvinas, en el Bidegain San Lorenzo recibía a Belgrano por la sexta fecha, con una buena racha de victorias el equipo del Bambino Veira buscaba ser puntero en el primer tramo del torneo. Previo al partido la dirigencia homenajeo a el diablo Monserrat por la medalla de oro en lo juegos panamericanos en la ciudad de Mar del plata.

San Lorenzo esa tarde alineo al siguiente once:

Passet; Arevalo y Manusovich; Batista, Galetto y Ruggeri; Netto, Monserrat, Biaggio, Ortega Sánchez y Arbarello. DT: Veira

Mientras que la visita formo con Labarre, Brusco y Abramovich; Gaitan, Cardinal y Flores; Pereyra, Mercado, Artime, Supichatti y Alvarez. DT: Nieto.

Arbitro Biscay

 

«Mi padre se murió ese día a las 12 de la noche, a las tres de la mañana lo empezamos a velar y a las 11 lo enterramos en el cementerio de Flores. Tres horas después yo estaba en el vestuario. Era suplente, pero le dije al Bambino que quería despedir a mi viejo adentro de la cancha, porque él era muy exigente y es lo que hubiese querido”.

En el primer tiempo el ciclón busco vulnerar la defensa de labarre pero con imperfecciones en los metros finales, Belgrano hasta el momento de un buen torneo apostaba a sus delanteros en contragolpe  así obtuvieron un penal en el inicio que el flaco Passet le atajo al luifa Artime un tiro bajo sobre la derecha fue 0 a 0 el final de la primera parte, en la segunda San lorenzo comenzó a presionar mas a un Belgrano que defendía mas cerca de Labarre y más con la expulsión del lateral derecho Gaitan ante una infracción sobre  Biaggio, faltando pocos  minutos para el final Veira manda a la cancha al gallego Gonzalez con la numero 16 por Netto en busca de la victoria.

 Terminaba el partido minuto 41 del segundo tiempo Arbarello lleva el balón  por derecha y en los últimos metros pasa  a  Monserrat este  tira un centro que dio en Brusco , y rechazo Abramovich para el mismo lado  de nuevo a Monserrat, que tira el centro como venía” me anticipe a Brane  y a labarre que venia cerrando desde el primer palo salte mas alto que nunca sentí que mi viejo me ayudaba a conseguir el gol por que lo necesitaba San lorenzo y yo más que nunca para descargar tanta tristeza grite el gol con toda mis fuerzas en un abrazo imaginario con toda la gente en la tribuna , vinieron todos abrazarme  el bambino me gritaba fue tu viejo , cuando corrió la noticia de la muerte de mi padre desde todos los sectores del estadio cayo el grito gallego querido Boedo esta contigo, ese día selle mi amor incondicional con la gente y con estos colores” .

“Con ese gol sentí que me metí en el corazón de los hinchas” nunca duda el gallego cuando le preguntan cuál gol recuerda más elige siempre el que le marcó a Belgrano en abril del 95, horas después de la muerte de su padre. El gol más gritado en el día más triste.

Termino el encuentro con victoria y el gallego salió corriendo hacia el túnel con la camiseta en mano a entregársela a un familiar, en toda su trayectoria como goleador marco goles importantes y para todos los gustos como aquel para conquistar el título en la noche rosarina. pero aquella camiseta con el dorsal 16 es la única que guarda en su poder y atesora en su corazón junto con el gol más gritado ese 2 de abril ese grito de gol que llego al cielo.

 

 

Alberto Zuliani

«San Lorenzo de Almagro, Fábrica de campeones de América».

«San Lorenzo de Almagro, fábrica de campeones de América».

Por Victor  Gabriel  Pradel  

De los 336 jugadores que integran los 12 equipos que disputan la Copa América 2021, hay solo 2 futbolistas que pertenecen a San Lorenzo: los hermanos Ángel y Óscar Romero, convocados por la Selección de Paraguay. En la anterior edición de 2019 no hubo ninguno. Y en la de 2016 tampoco. El antecedente más cercano es Néstor Ortigoza, también para Paraguay, en 2015.

 La situación es más preocupante aún respecto a los convocados a la Selección Argentina. El último fue Agustín Orión, en un oscuro rol de tercer arquero en la Copa América 2007, pero no jugó ningún partido: para encontrar un jugador del club dentro de la cancha hay que remontarse a 1997, con Gustavo Zapata. Y recién aparece el nombre de un representante de San Lorenzo campeón, Néstor Gorosito, en la ya lejana Copa América 1993, el último título conseguido por nuestro país.

 Pero aún dando esta ventaja, San Lorenzo de Almagro aportó 17 jugadores en 11 campeonatos de los 14 títulos que obtuvo Argentina en el certamen futbolístico más antiguo del mundo. Casi todos tuvieron, en mayor o menor medida, participación activa en esos títulos; excepto sólo 2 casos, la mayoría completó minutos sobre el césped: la lista de campeones se inicia con Luis Monti, José Fossa, Juan Maglio y Alfredo Carricaberry (goleador del certamen) en 1927; Oscar Tarrío, bicampeón en 1929 y 1937 (ambas finales disputadas en el Gasómetro de Avenida La Plata); en 1941 se consagran Bartolomé Colombo y Lorenzo Gilli (quien no llegó a jugar ningún partido); Colombo repite el título en 1945; en esa ocasión compartiendo plantel con el Terceto de Oro: Armando Farro, René Pontoni y Rinaldo Martino. “Mamucho” consiguió también el doblete: en el ‘45 (con su famoso “Gol de América” en la final) y en el ‘46 (con 2 partidos jugados por la Selección en el Gasómetro), mientras que el Maestro René fue figura consular del plantel que alcanzó el tricampeonato (‘45, ‘46, ‘47), un hito único en la historia de la competición futbolística más antigua del mundo. Ya en 1955, Guillermo Leguía integró el plantel campeón (sin disputar ningún partido); y en el ‘57, Adolfo Benegas, David Iñigo, Federico Pizarro y José Sanfilippo fueron parte del equipo que brilló en el Sudamericano de Lima.

Resumiendo, en el ciclo que va desde 1927 a 1957, Argentina disputó 15 torneos continentales de los cuales ganó 9; y en todos esos títulos “El Ciclón” aportó justamente, 15 jugadores.

 

Además en la edición de 1959 disputada en nuestro país y ganada por la Selección, uno de los 3 entrenadores del equipo (junto a Spinetto y Della Torre) fue José Barreiro, por entonces director técnico y preparador físico de San Lorenzo (a su vez campeón de AFA el mismo año).

 

Luego de esa extraordinaria era dorada (que no es casualidad que haya coincidido con los años en los que San Lorenzo jugaba en el Gasómetro de Avenida La Plata) hubo que esperar recién a 1991, para encontrar un representante azulgrana campeón: Leo Rodríguez (elegido mejor jugador de esa edición) hasta después llegar al último eslabón de esta historia, Pipo Gorosito, titular en la final de 1993.

 

Desde entonces se instaló que la relación entre San Lorenzo de Almagro y la Selección Argentina es incompatible. Los mismos hinchas nuestros lo repiten.

Pero este reciente divorcio no siempre fue igual. Hubo un tiempo en que San Lorenzo de Almagro fue una auténtica fábrica de campeones de América.

Victor Gabriel  Pradel

“Aquellos que no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo”

“Aquellos que no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo

George Santayana (1905)

 

La página más triste de la gloriosa historia de San Lorenzo de Almagro, los años más negros, la época más oscura, fue el período comprendido entre 1976 y 1981. La decadencia institucional en ese lapso fue tan grande que derivó en el descenso y la pérdida de los terrenos de Avenida La Plata. Pero ese desenlace no fue casual.

La tremenda incapacidad dirigencial generó desmanejos económicos y deportivos. Finalizada la era dorada (1968-1974) comenzaron a desmantelarse los formidables planteles campeones. Algunos jugadores fueron rematados en transferencias irrisorias, otros directamente emigraron con el pase en su poder. Llegaron en su reemplazo futbolistas de escaso vuelo, lo cual llevó a fracasar sistemáticamente al desfile de diversos entrenadores, que eran despedidos por los malos resultados. Las consiguientes rescisiones de contratos lógicamente terminaron en juicios contra el club.

La debacle futbolística arrastró bochornosos papelones, como los 5 clásicos perdidos contra Huracán en 1976, año en el que también se alcanzó la peor racha sin victorias de la historia (16 partidos); o la vergonzosa goleada 0-5 en el Gasómetro, ante el modestísimo Alvarado de Mar del Plata, en el Nacional 1978.

Durante esas mediocres 6 temporadas se incorporaron (sin contar todos los que ya estaban y regresaron de préstamos de otros equipos) 73 nuevos jugadores. O sea a razón de 12 futbolistas por año:

Juan Manuel Sanz, Daniel Vassolo (sólo jugó 1 partido), Juan Carlos Suárez (1 partido), Héctor Jesús Martínez (ni siquiera llegó a debutar), Claudio Marangoni, Daniel Olivares, Manuel Sánchez, Jorge Laclau, Arístides Rodríguez, Rodolfo Fischer, Miguel Nicolau, Ricardo Lupo, Walter Mainonis, Horacio Palmieri, José Antonio Pereiro (3 partidos), Horacio Giovanini, Miguel Ángel Torres, Eduardo Giuliano, Guillermo Aramayo (2 partidos), Juan Carlos Bujedo (3 partidos), Tomás Barufaldi, Sergio Omar Rizzi, Cesar Lorea, Osvaldo Cristofanelli, Humberto Baigorria, Hugo Moreno, René Alderete, Miguel Ángel Gette, Juan Meglio, Carlos Gay, Miguel Corvo, Arturo Dmitruk (1 partido) Víctor Mancinelli, Carlos Aimar, Hugo Coscia, Walter Corbo, Alfredo Letanú, Narciso Horacio Doval, Martín Rico (2 partidos), Ibrahim Hallar (1 partido), Miguel Converti, Horacio Durich (3 partidos), Miguel Ángel Del Curto ( no jugó ningún partido) Víctor Marchetti, Hugo Pena, Eleodoro Brandán, Juan Domingo Cabrera, Mariano Biondi (3 partidos), Humberto Minutti, Roberto Milone (1 partido), Ignacio Peña, Claudio Rodríguez (1 partido) Ricardo Lazbal, Claudio Morandini, Rodolfo Coffone, Roberto Corró, Rubén Suñé, Armando Capurro, Héctor Scotta, José Luis Ceballos, Armando Quinteros, Rubén Glaría, Omar Larrosa, Eduardo Delgado, Mario Osvaldo Delgado (hermano del anterior, que no jugó ningún partido), Daniel Godoy, Ricardo Demagistris, José Stagliano, José Luis Leyva (1 partido), Víctor Luis Martínez, Enrique Veloso (3 partidos) Juan Alejandro Cabrera (no jugó ningún partido), Roberto De Felice (tampoco jugó nunca).

Salvo honrosas excepciones, como Marangoni, el Perro Torres, Tomate Pena, el Negro Quinteros y por supuesto los regresos del Lobo Fischer, el Loco Doval y el Gringo Scotta, que nadie podía cuestionar, la mayoría de estos hombres pasaron sin pena ni gloria.

En sólo 6 años el equipo estuvo bajo las órdenes de 16 direcciones técnicas diferentes (15 entrenadores y un breve interinato de 3 partidos de la Subcomisión de Fútbol, en 77/78) Estos 73 jugadores fueron dirigidos por:

Alberto RENDO, Oscar MONTES, Antonio D’ACCORSO, Rogelio DOMINGUEZ, Oscar CALICS, Roberto RESQUIN, Adolfo PEDERNERA, Alejandro ROMERO, Carlos BILARDO, DELEM, Carmelo FARAONE, Héctor VEIRA,Victorio COCCO, Alberto ROMAN, Juan Carlos LORENZO

 En aquel nefasto período San Lorenzo entre las distintas ediciones de los torneos Metropolitano y Nacional jugó 293 partidos oficiales. Ganó 92, empató 98 y perdió nada menos que 103 encuentros. Sobre 586 puntos posibles (se contabilizaban dos puntos por partido ganado) obtuvo 282, lo cual da un porcentaje de efectividad del  0.48 %

Otra muestra de la decadencia futbolística son los magros resultados obtenidos en los clásicos. Sumando todos los partidos contra Huracán, Boca, River, Independiente y Racing, San Lorenzo jugó 65, ganó 16, empató 18 y perdió 31, logrando un vergonzoso promedio del 0.38 % de los puntos disputados.

Aquel penoso ciclo que comenzó en 1976, culminó con el descenso de 1981. Parecía imposible repetir semejante desastre, pero en función de la situación actual, vamos a analizar algunas inquietantes similitudes. Tras el exitoso bienio en el cual se lograron el Torneo Inicial 2013 y la Copa Libertadores 2014, la temporada 2016 comenzó con la conquista de la Supercopa (que se jugó en febrero pero correspondía a la edición del año anterior) y el subcampeonato en el torneo de Primera División. A partir de esa temporada, y hasta la actualidad, comenzó una política de dudosas incorporaciones.

Durante estas últimas 6 temporadas se incorporaron (sin contar los continuos regresos de futbolistas a préstamo en otros clubes) 58 nuevos jugadores. O sea un promedio de casi 10 jugadores por año:

Nicolás Navarro, Pedro Franco, Fernando Belluschi, Ezequiel Cerutti, Marcos Angeleri, Paulo Díaz, Mathías Corujo, Tino Costa, Fabricio Coloccini, Gonzalo Bergessio, Robert Piris Da Motta, Rubén Botta, Alexis Castro, Gabriel Gudiño, Gonzalo Rodríguez, Víctor Salazar, Matías García (nunca jugó en primera, solo un par de partidos en reserva), Gianluca Ferrari, José Vivanco (jugó 21 minutos en un solo partido), Valentín Viola (35 minutos en un solo partido), Matías Vera (no se puso jamás la camiseta de San Lorenzo), Gerónimo Poblete, Ariel Rojas, Santiago “Mágico” González, (nunca debutó, sólo salió una vez en el banco), Pablo Mouche, Daniel “Travieso” Hernández (jugó nada más que 3 partidos), Gino Peruzzi, Raúl Loaiza, Gustavo Torres, Juan Camilo Salazar, Andrés Rentería, Gonzalo Castellani, Fernando Monetti, Héctor Fértoli, Damián Pérez, Román Martínez, Efmamjjasond González (no llegó a debutar y ya lo mandaron a préstamo), Lucas Menossi, Bruno Pittón, Mauro Pittón, Ángel Romero, Óscar Romero, Adam Bareiro, Juan Ramírez, Santiago Vergini, Ramón “Cachila” Arias, Diego Rodríguez, Alejandro Donatti, Ignacio Piatti, Nicolás “Uvita” Fernández, Jerónimo Porto Lapegüe (todavía no debutó en primera), Franco Di Santo, Jonathan Herrera (entró en 4 partidos, pero solo sumó 50 minutos entre todos), Diego Braghieri, Jalil Elías, Lucas Melano, Franco Troyansky, Yeison Gordillo.

En estos 6 años el equipo estuvo bajo las órdenes de 9 direcciones técnicas diferentes:

Pablo Guede, Diego Aguirre, Claudio Biaggio, Jorge Almirón (25 partidos), Juan Antonio Pizzi (13 partidos), Diego Monarriz (12 partidos), el trinomio Tocalli-Romagnoli-Acosta (3 partidos), Mariano Soso (11 partidos), Diego Dabove (22 partidos)

 Y si nos centramos específicamente en el período comprendido entre noviembre de 2018 y mayo de 2021 pasaron por el banco 6 entrenadores distintos en 86 partidos. O sea a razón de 1 técnico cada 14 encuentros. Y ninguno de ellos alcanzó a dirigir más de 25 partidos.

 Otro dato estadístico preocupante es que de todos los futbolistas incorporados desde 2018 (39 jugadores en 3 años) ninguno superó los 40 partidos con la camiseta de San Lorenzo. Solo Ignacio Piatti, pero la mayoría los cumplió en su primer ciclo; en su regreso al club solo jugó 10 partidos, antes de irse definitivamente. La gran mayoría de los futbolistas que integraron los últimos planteles son aves de paso, golondrinas que no se identifican con los colores y ni siquiera cumplen con las condiciones mínimas de completar la cantidad de partidos equivalente a una temporada. Varios terminan siendo negociados de inescrupulosos empresarios que utilizan la casaca azulgrana como vidriera en connivencia con dirigentes que no están a la altura de la grandeza de una institución de 113 años de historia.
Continuando la comparación con el funesto ciclo ‘76/’81, de 2016 hasta el momento de hacer este informe (mayo de 2021) durante las distintas ediciones de los torneos oficiales y las copas nacionales: la Copa Argentina (donde fue eliminado tres veces por equipos de categorías inferiores), la Copa de la Superliga, la Diego Maradona y la reciente Copa de la Liga, San Lorenzo jugó 164 partidos. Ganó 71, empató 49 y perdió 44. Sobre 492 puntos posibles (se contabilizaban lógicamente 3 puntos por partido ganado) obtuvo 262, lo cual da un porcentaje de efectividad del 0.53 %.

Quedan exceptuados los partidos por los torneos internacionales, entre los cuales se encuentran un par de eliminaciones en primera ronda.

Los resultados obtenidos en los clásicos también son mediocres. Sumando todos los partidos contra Huracán, Boca, River, Independiente y Racing, San Lorenzo jugó 27, ganó 10, empató 7 y perdió 10, logrando un pálido promedio del 0.45 % de los puntos disputados.

Pero la analogía más alarmante entre ambos períodos es que durante la disputa del Campeonato de Primera División 2018/2019, San Lorenzo estuvo a un solo partido de igualar la peor racha de su historia al estar 15 partidos seguidos sin ganar, 1 menos que aquella racha diabólica de 1976. En ese torneo, el equipo dirigido por Jorge Almirón terminó penúltimo de 26 equipos, a una sola unidad de Argentinos Juniors, que cerró la tabla de posiciones.

“Aquellos que no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo”

George Santayana (1905)

La cita del filósofo español que da título a este texto data de 1905, tres años antes del nacimiento de San Lorenzo de Almagro. Pero hoy está más vigente que nunca. Cualquier semejanza entre los períodos ‘76/’81 y 2016/2021 no es pura coincidencia…

Victor Gabriel Pradel

Hermanos federados de azulgrana!!!!

Hermanos federados de azulgrana

 

Como cita la obra literaria gauchesca del Martín fierro de Jose Hernández en uno de sus en el verso “Los hermanos sean unidos esa es la ley primera tengan unión verdadera en cualquier tiempo que sea … En los deportes federados del club atlético San lorenzo de Almagro que promulgo en avenida la plata y en ciudad deportiva, hermanas y hermanos se consagraron a la práctica en diversas especialidades en deportes de equipo o individuales dando su mejor desempeño en pos de llevar la divisa azulgrana a lo más alto del podio nacional e internacional, en el siguiente articulo desarrollamos los casos de hermanos que compartieron deporte vestidos de azulgrana.

 

Judo: Hnos Baudou- Hnos Stratico

 

Bajo la conducción técnica del Profesor Carlos Uequin y luego de Alberto Della Paolera, en 1967 Víctor Baudou fue designado integrante de la selección nacional que representara al país en el sudamericano de Brasil y además ese año tuvo destacable actuación en los juegos organizados por el ateneo de la juventud. En tanto Hugo logró su clasificación para los torneos sudamericano, olímpico y mundial. Luego Victor en 1967 se transformó en el entrenador y técnico de las distintas categorías. Los hermanos Stratico practicaron la disciplina en el club entre 1970 y 1982 los cuatro hermanos Oscar, Alejandro, José y Eduardo lograron setenta y dos trofeos para San Lorenzo. Los cuatro fueron campeones nacionales. Oscar fue además de campeón argentino, sudamericano, 3° en los Panamericanos, 3° en el mundial y también campeón argentino, sudamericano e iberoamericano de Lucha (en esta disciplina fue su entrenador Osvaldo Blasi), además obtuvo tres Olimpia de Plata, en Yudo en los años 1974 y 1975 y en Lucha en 1983. Participó en dos deportes diferentes en los Juegos Olímpicos: en Yudo en 1976 y en Lucha en 1983. La Cámara de Diputados de la Nación Argentina, lo distinguió otorgándole un Diploma de Honor, en la entrega de los premios Islas Malvinas, por su participación en la disciplina de Lucha Olímpica. “Los reconocimientos que recibo son una manera de agradecerle al club por todo lo que me dio” “Nosotros entrenábamos dos horas, tres días por semana y con eso íbamos a campeonatos del mundo. Estábamos a la altura de las principales potencias que practicaban de lunes a sábados con un respaldo económico y encima les ganábamos”. “San Lorenzo era una segunda casa. No sólo te formaba desde lo deportivo, sino que era una gran familia. Se hacían todas las actividades, teníamos los recreativos y la biblioteca. Era otro mundo, tanto cultural como deportivo”. Uno iba a competir y compartía los títulos con San Lorenzo. Es como agradecerle a tu padre por haberte criado. Todo lo que me dan, es para el club, por haber sido mi origen”

Patín: Hnas Soler

 

En los comienzos del nuevo siglo y en ciudad deportiva las hermanas Elizabeth y Giselle Soler comenzaron a brillar en la escena del patín artístico representando a la institución al más alto nivel nacional e internacional

El camino de las damas en el patín comenzó a muy temprana edad, Elizabeth, se enamoró de esta especialidad a los 3 años. Siendo más grande y empezó a competir, su hermana le siguió sus pasos y juntas compartieron viajes y muchas alegrías, puesto que cuentan con un nutrido abanico de pergaminos, entre los cuales se cuentan campeonatos mundiales, sudamericanos y panamericanos.

«Empecé a competir de muy chica, pero en 2007 exploté a nivel competitivo con los mundiales: tuve dos subcampeonatos y un tercer puesto, también me fue muy bien en los Sudamericanos, con segundos y terceros lugares, pero lo grande llegó con la medalla de oro en Guadalajara en 2011. También en 2011 Elizabeth Soler con su arte, alcanzó la medalla plateada en el Campeonato Mundial de Brasilia, al quedar segunda en figuras obligatorias. Soler sumó 228.900 puntos, «este puesto es para mi país y San Lorenzo».

Giselle Soler, por su parte, en su debut absoluto en el mundial en competencias de este calibre, quedó ubicada sexta, con 225.100 puntos.

Giselle en 2013 ganó la Copa Filipini en Italia, la Copa Alemania y venció dos veces en el Mundial de China. también fue campeona en los Juegos Odesur 2014. «Empecé a patinar a los tres años, siempre por seguir a mi hermana que también arrancó a los cuatro. Es muy lindo haber podido ganar como lo hizo ella en los Panamericanos anteriores» obtuvo la medalla de oro y el primer puesto en Toronto 2015.

En 2017 en el sudamericano Giselle Soler obtuvo la medalla de plata y Elizabeth Soler el galardón de bronce. Además, las hermanas Soler también fueron protagonistas de la disciplina programa libre corto y largo, ya que Giselle se consagró campeona y Elizabeth se quedó con el tercer puesto.

 

 

Beisbol: Hnos Pastrián

 

 

En la década del 30 San Lorenzo de Almagro comenzó a disputar torneos en diversas categorías de la Liga Argentina de Béisbol y Softbol (ex-Liga Argentina de Béisbol).

En 1967 recién ascendido a la categoría de ascenso ganó el campeonato en el desempate a River Plate después de terminar igualados en puntos, por nueve corridas a ocho. Gregorio Pastrian fue el manager del equipo y Héctor y Alfredo Pastrián fueron parte de aquel plantel conformado también por Mario Nuñez, Horacio Alo, Toty Benítez, Jorge Noe, Roberto Gómez, Guillermo Gil, Chiquito Otero, Felipe Rodríguez y Guillermo Pizzotiello.

Los hermanos Pastrián son un referente del beisbol en la argentina Héctor desarrollo la investigación publicando el libro reseña histórica internacional y argentina de la práctica del beisbol en sus inicios en el país, por su parte Alfredo continúo ligado al deporte en calidad de entrenador fue un colaborador con el club Lanus para instaurar la disciplina en la institución en categoría damas y caballeros.

Natación: Hnas Porter

 

Promediando la década del 70 llegan a la natación del club  dos hermanas de origen norteamericano Sara Y Lindsay , a través del contacto de los dirigentes y  del gran profesor  Norberto Scarampi,con el padre  de ellas un diplomático americano que llego al país  a desempeñar su labor, pese a estar radicadas en  la localidad de Martínez al norte de la provincia de buenos aires eligieron al club atlético san lorenzo de Almagro por tener las mejores  instalaciones para la práctica del deporte en  capital federal , Sara participo en la categoría mayores obteniendo actuaciones destacadas mientras que Lindsay participo en la categoría menores representando a la institución durante 2 años .

Alberto Zuliani

(@CASLAhistoria)

«06 DE MAYO 1916- 06 DE MAYO 2021- A 105  AÑOS DE LA INAUGURACIÓN DEL GASÓMETRO DE AVENIDA LA PLATA»

«A 105 AÑOS DE LA INAUGURACIÓN DEL GASÓMETRO DE AVENIDA LA PLATA»

Por Adolfo Res

 

A 105  AÑOS DE LA INAUGURACIÓN DEL GASÓMETRO DE AVENIDA LA PLATA

LA TARDE QUE DEBUTÓ JACOBO URSO EN PRIMERA DIVISIÓN

San Lorenzo Ayer, Hoy y Siempre, fue el programa que recuperó nuestra historia, San Lorenzo Ayer Hoy y Siempre, fue el vehículo de difusión de la lucha por la Vuelta a Avenida La Plata desde aquel ya lejano 5 de Abril del 2003,…… desde estos micrófonos se concientizó, se convenció y obviamente se militó por el regreso total. Poniéndole miles y miles de horas a esta causa.

Siempre lo dijimos, Vuelta a Boedo e Historia son indisolubles, porque sin conocer que pasó con el Gasómetro, hubiera sido imposible empezar a llevar adelante este sueño,  por suerte y después de mucha lucha…….. colectivo.

Decía José Ingenieros,  el Maestro de la Juventud nueve décadas atrás: “El terruño es la patria del corazón, de todos los sentimientos humanos, ninguno es más natural que el amor por la aldea o la barriada”, el amor al terruño no tiene símbolos racionales, ni los necesita, su fuerza moral es más honda, tiene sus raíces en el corazón”

Cuando iniciamos esta lucha en soledad junto a Diego hace casi 23 años, lucha que al menos en nuestro caso,  como dijo José Ingenieros en 1925, “Tiene raíces en el corazón”….. pensamos en esos hombres que fundaron a San Lorenzo, nos pusimos a analizar tantas veces, qué pensarían aquellos que con tanto esfuerzo personal, levantaron el Gasómetro y decidieron que nuestro lugar en el mundo, el lugar de San Lorenzo era Avenida La Plata cuando personajes siniestros de afuera y de adentro lo borraron de la faz de la tierra.

Qué pensarían nuestros fundadores  de esta oportunidad histórica que le dejamos servida desde hace más de 5 años a los que hoy manejan la causa para que el Gasómetro vuelva a su lugar.

Hoy se cumplen 105 años de aquel legendario 6 de Mayo de 1916, cuando se empezó a escribir su legendaria historia el Gasómetro.

Ascendido San Lorenzo a primera división era de suma importancia alquilar un field y poseer una Secretaría.

La Comisión Directiva estuvo abocada a cumplir con estos requisitos fundamentales en aquella época para un club que participara del Campeonato de Primera división.

Se logró un acuerdo para alquilar la cancha de Olimpia situada en Liniers. Se firmaron los compromisos de manera que todas las mejoras quedasen a total beneficio de los propietarios.

Los muchachos (dirigentes, jugadores y socios) pusieron manos a la obra alambrando el campo de juego, mejorando los baños y construyendo un veredón de acceso al estadio.

Para regar el campo de juego se realizó un ingenioso sistema, haciendo una cadena entre los jugadores que se pasaban los baldes con agua de mano en mano.

Uno de los que más trabajó (estaba todo el día en la obra) fue José Monti, el hermano de Federico.

Cuando luego de mucho esfuerzo se terminó con todos los trabajos, la Comisión de la Asociación no aprobó el uso de la cancha de Olimpia fundando sus razones en los medios de acceso para que el público concurriese a presenciar los partidos.

Sólo restaba una semana para empezar el torneo y se terminó alquilando la cancha de F.C. Oeste por el término de un año en mil doscientos pesos pagados en cuatro cuotas de trescientos pesos cada una.

Para la primera cuota el Padre Massa fue quien donó la mayor parte.

Lamentablemente, el Club Olimpia no le reconoció a San Lorenzo el dinero invertido para mejorar su field que finalmente no fue habilitado para cotejos de Primera división.

Comenzaba 1916, y es entonces Antonio Scaramusso quien con su carácter fuerte expresa la necesidad de tener campo de deportes propio, explicando que debía conseguirse en el barrio, porque varios clubes que se alejaron de su origen desaparecieron o perdieron hinchas. Así  San Lorenzo después de un tremendo esfuerzo de nuestros primeros Socios y allegados que no superaban el número de cien, lograron inaugurar el 6 de Mayo de 1916, lo que muchos años se denominó “La canchita” que fue lo que años después con las ampliaciones de sus instalaciones se transformaría en el Gasómetro. Esa canchita con su tribunita  de 3 escalones para 60 personas, que fue el orgullo de esos pibes fundadores del Club que hacían historia hasta la eternidad, junto a los pibes, esos hombres , Próceres anónimos que ayudaron económicamente para que empiece a nacer esa Catedral del Deporte llamado Gasómetro. En tiempos de tanta ignorancia sobre nuestra épica historia, en tiempos de desmemoria adrede, en tiempos de imbecilidades sobre intelectos paupérrimos que hablan de mejor dirigencia de la historia, nosotros contrarrestamos esta falacia, con nuestro agradecimiento eterno a los Próceres verdaderos, como Antonio Scaramusso, Federico Monti y el resto de Los Forzosos, al Padre Massa, a Pedro Bidegain, a quienes ayudaron económicamente para que sea posible el nacimiento del Gasómetro, como Antonio Mulet, Ramón Mon, José Troglio, José Fragoso, Francisco Pini, Juan Healy, Alberto Marquinez y al gran colaborador con la salud de Los Forzosos  como Médico, el Doctor Fernando Bollini. Estos hombres fueron FUNDAMENTALES, para que aquel 6 de Mayo de 1916, se inaugure, lo que más tarde fue el glorioso y memorable Gasómetro  en Avenida La Plata, ese día se hizo una fiesta  con los vecinos del barrio, un día después se jugó el primer partido donde San Lorenzo derrotó 2 a 1 a Estudiantes de La Plata con goles de Antonio Moggio y Elizardo Fernández.

Sigo pensando en aquella frase de Ingenieros y no la puedo dejar relacionar con nuestra lucha que tiene ya casi 23 años. Nuestra lucha “Tiene raíces en el corazón”

A 105 años de aquella gesta nuestro agradecimiento eterno a los verdaderos héroes, a las verdaderas  mejores Dirigencias de nuestra historia.

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)