Archivo de la categoría: Historia

PEDRO  BIDEGAIN  “El propulsor de la grandeza azulgrana” Hoy  21 de Noviembre, se cumplen  87 años del fallecimiento de Don Pedro Bidegain»

PEDRO  BIDEGAIN  “El propulsor de la grandeza azulgrana”

 Hoy  21 de Noviembre, se cumplen  87 años del fallecimiento de Don Pedro Bidegain

 Fue uno de los hombres mas importantes de la historia del Club Atlético San Lorenzo de Almagro  nació el 20 de septiembre de 1887, en el barrio de Almagro siendo el menor de 10 hermanos

Se convirtió en uno de los primeros socios de la Institución y trabajo a destajo

en el momento de los trabajos para inaugurar la el Gasómetro  en 1916,  ya en

1918 se convirtió en vicepresidente de San Lorenzo cargo que ocupó hasta 1928,

A partir de 1929 fue Presidente cargo que ocupó hasta septiembre de 1930.

Durante su mandato se quintuplicó la cantidad de socios de 3612 a 15.616, transformándose nuestra Institución en el club con mas socios del país junto a River, duplicando a los otros grandes en cantidad de asociados.

El crecimiento institucional sostenido durante su mandato fue extraordinario, creando el espacio para que el socio desarrolle otras actividades deportivas al fútbol, y comenzando a darle a San Lorenzo un sentido social.

Fue el gran artífice de la ampliación del Viejo Gasómetro, que llevó a que dicho Estadio se transformara en el escenario obligado para  la Selección Nacional.

Don Pedro como era conocido en las populosas barriadas de Almagro y Boedo era muy querido por su barrio y por los jugadores de San Lorenzo, era frecuente verlo en el Glorioso Café Dante de Boedo 745 compartir largas charlas con gente de la cultura, y glorias del fútbol  Pedro Bidegain, fue un hombre que vivió para San Lorenzo, fue el hombre clave para la  construcción y ampliación del Gasómetro.

Su  mandato se interrumpió por aquel golpe militar sufrido  por el país el 6 de septiembre de 1930 ,  Pedro Bidegain caudillo radical de la circunscripción 6º  estuvo ligado profundamente al Presidente del país  Hipólito Yrigoyen, debiéndose exiliar en Montevideo

Al poco tiempo sufrió la tortura  y  cárcel en la prisión de Ushuaia , en condiciones infrahumanas , lejos de su querido San Lorenzo.

Roberto Bidegain junto a Adolfo y Diego

Su figura de prestigio en el barrio de Boedo, fue incomparable, Bidegain trabajó arduamente también por la cultura popular, siendo partícipe directo de la fundación de dos Instituciones culturales de gran significación como el Club Mariano Boedo y la Universidad Popular de Boedo , en el primer caso fue el primer presidente de la Comisión Directiva del Club Social Mariano Boedo que se constituyó el 9 de julio de 1928 en el cine “Los Andes”, dicha Institución funcionó en la calle Boedo 736 hasta 1940, en que se trasladó a Avenida San Juan 3545, última sede donde lamentablemente ha dejado de funcionar en el año 2003.

En dicho Club, también bajo su presidencia Bidegain logró un crecimiento social y una dinámica de gran crecimiento societario. También fue socio fundador de la Universidad Popular de Boedo que funcionó hasta 1943.

Falleció muy joven a los 46 años víctima de un cáncer de pulmón el 21 de noviembre de 1933, una impresionante multitud  lo despidió en su último domicilio de Pedro Goyena 1051. A pedido de los hinchas la caja mortuoria fue llevada a pulso por diez cuadras y recién en Boedo e Independencia fue colocado en la carroza, los comercios del barrio cerraron sus puertas en señal de duelo.

Atrás habían quedado años de pasión por “su” San Lorenzo, las tardes en el café Dante compartiendo mesas con las glorias del primer team azulgrana como Pedro Omar, Alfredo Carricaberry, Luís Monti, Lindolfo Acosta, con los muchachos de la legendaria Barra de La Goma, que adoraban a Don Pedro, como la barra le decía.

La historia de nuestro Club, tiene un lugar privilegiado para este verdadero propulsor de la grandeza azulgrana.

Nuestro programa radial, “San Lorenzo Ayer, Hoy y Siempre” lo homenajea todos los años, en Marzo del 2006 cuando presentamos nuestro primer libro “Volver a Avenida La Plata” estuvieron presentes en Editorial Dunkeen los hijos de Pedro Bidegain , Carlos María (90 años) y Roberto (84 años). En Noviembre del mismo año a 73 años de su fallecimiento descubrimos una placa en su memoria en el Café San Lorenzo de Avenida La Plata y Avelino Diaz con la presencia de su hijo Roberto Bidegain que se emocionó profundamente, agradeciendo que recordemos a Pedro Bidegain a tantos años de su fallecimiento. El año pasado con nuestra “Corriente de Opinión Sanlorencista Antonio Scaramusso” estuvimos presentes en el cementerio de la Chacarita donde descansan los restos de Don Pedro Bidegain a 86 años de su fallecimiento, colocando una plaqueta en su memoria.

 

Adolfo Res (Historiador  C.A.S.L.A.)

 

 

 

 

A 41 AÑOS DEL ÚLTIMO GRITO DE GOL EN EL GASÓMETRO. AQUEL DE MARIO RIZZI

A 41 AÑOS DEL ÚLTIMO GRITO DE GOL EN EL GASÓMETRO

AQUEL DE MARIO RIZZI

 Por Adolfo Res

 Hoy se cumplen 41 años del último grito de gol en el Gasómetro, cuando San Lorenzo por la antepenúltima fecha del Campeonato Nacional de 1979 goleó a Cipolletti de Río Negro 4 a 0.

 Que difícil es precisar que estaba uno haciendo 41  años atrás, claro que hay fechas que fuertemente se meten en la vida de uno. San Lorenzo-Cipolletti un cotejo de campeonato que en otro contexto, solo podría recordar algún hincha del Ciclón, por ser su primer partido en ver a nuestro San Lorenzo, sin embargo este partido del 18 de Noviembre de 1979 se metió en la historia, porque fue la última vez que se gritó un gol en el Gasómetro.

 

 La tarde gris acompañó el encuentro, quizás anunciando los nubarrones que acompañaron Avenida La Plata durante décadas después con la pérdida del Estadio y el Club. Aquella tarde junto a Pablo mi Viejo, y un Diego de solo 7 años que más que prestar atención al partido se la pasó subiendo y bajando los primeros escalones de la tribuna vimos aquel partido, sin pensar remotamente que serían los últimos gritos de gol en el Gasómetro de hierro y madera. Era obvio que por la debilidad del rival, íbamos a ver un fácil triunfo de San Lorenzo.

Las crónicas del partido dicen que la goleada era un hecho a priori.

Camino a la cancha los plateístas  y  una parte de los adictos a San Lorenzo  analizaba la previa descontando una victoria azulgrana que mantenga las posibilidades de la clasificación para la fase final del Nacional de 1979.

 

 

En los pasillos y hasta en el Palco de Periodistas más el planteamiento del equipo visitante, todos suponían una victoria cómoda del Ciclón.

San Lorenzo se alineó con:

Corbo, Ruiz, Pena, Gette y Villar, Collavini, Osvaldo Rinaldi y Víctor Marchetti, Coscia, Torres y Mario Rizzi., el técnico Carlos Bilardo

Cipolletti con Zambrano, Proetano, Giba, Diaz y Romano, Silva, Strack y Sancisi, Bastías, Vidal y Flores. El técnico Armando Mareque

 

San Lorenzo tuvo la pelota desde el vamos, sin grandes ideas, comenzó a sentir la reciente transferencia de Claudio Marangoni al fútbol inglés, y el comentario del diario

Clarín afirmaba que fue muy difícil suplir su presencia, el chico Osvaldo Rinaldi hizo lo que pudo.

A los 19 minutos llegó la apertura del marcador cuando Strack lo trabó a Rizzi dentro del área penal y el árbitro Vigliano marcó la pena máxima, que Hugo Coscia transformó en gol.

El juego fuerte del equipo rionegrino sufrió su castigo al ser expulsado a los 37 minutos el delantero Bastías.

El primer período finalizó con la victoria parcial del Ciclón por un tanto contra cero.

En el segundo período a los 7 minutos se retiró lesionado Sergio Villar tras un choque con el delantero Vidal, esta lesión lo marginó del resto del torneo.

El segundo gol llegó a los 20 minutos, Marchetti quitó una pelota en la mitad de la cancha y con un doble amague abrió el abanico de camisetas rivales que tenía adelante y cedió un perfecto pase para Mario Rizzi quien encaró en posición de número 10 y tras superar a Gibb y a Slowly de cachetada con cara externa del pie derecho batió al arquero Zambrano estableciendo el 2 a 0.

A los 29 minutos una triple pared entre Víctor Marchetti y Mario Rizzi, terminó en habilitación para “El Perro” Miguel Ángel Torres quien convirtió el tercero.

A los 32 minutos llegó el cuarto gol y el que pasó a la posteridad como el último gol en la Catedral de Deporte Argentino, otra vez Marchetti colocó la pelota milimétricamente para Mario Rizzi quien en una superficie de una baldosa amagó para afuera y enganchó hacia adentro, pasaron dos rivales de largo y la colocó por arriba de la cabeza del arquero Zambrano estableciendo el último grito de gol en el Gasómetro de Avenida La Plata al 1700.

El final del partido encontró las expulsiones del “Perro” Torres y 2 jugadores de Cipolletti,  Calderón y Strack.

 

Se cumplen 41 años del último grito de gol en el Viejo Gasómetro, todavía me parece mentira que no esté en pie el Gasómetro de Avenida La Plata.

 

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

«La Topadora del Metro 1983 : El campeón que no fue»

La Topadora del Metro 1983

El campeón que no fue

 

Hay equipos que no necesitaron salir campeones para quedar grabados en la memoria popular. Los Carasucias y los Camboyanos son ejemplos irrefutables. Y el sub-campeón del Metro ’83, aún sin ser inmortalizado con ningún apelativo, también pertenece a esa categoría. En el Nacional 1984, cuando con un par de cambios de nombres el equipo siguió arrasando rivales, el periodista Adrián Paenza, sugirió un apodo contundente: “La Topadora”. La hinchada lo tomó como propio y durante varios partidos lo transformó en canción. Lamentablemente no perduró en el tiempo: hubiese sido un acto de justicia.

Tras la épica gesta del ascenso, el pueblo sanlorencista continuaba enfervorizado y acompañó en masa el retorno a Primera División. El carisma de un símbolo como el Bambino Veira, conductor de aquellos jugadores y el arrollador juego ofensivo que hacía honor al histórico apodo “El Ciclón”, contribuyó a esa identificación con una hinchada que no tenía cancha pero reventaba todas.

 

El campeonato arrancó mal para San Lorenzo. En el debut cayó injustamente derrotado por Boca, 2-1. Sería una constante en el torneo: crear innumerables situaciones de gol pero perder puntos inmerecidamente. A la larga lo terminó pagando caro. Esa lluviosa tarde en Vélez (con las ausencias de Insúa y Rinaldi, convocados por Bilardo para la Selección sub 23, que ese mismo día jugó la final del torneo de Toulon) los postes y la gran actuación de Gatti le negaron el empate. En la segunda fecha fue Ferro quien se encontró una victoria sobre la hora, 1-0, gracias a un zapatazo de 40 metros.

Tras esa derrota, se sumó al plantel un jugador que terminaría siendo una figura consular: Armando Mario Husillos. Su incorporación le permitió al Bambino armar un esquema hiper-ofensivo. Partiendo de un 4-3-3, en pleno vértigo del partido se convertía en un 4-2-4, totalmente inusual en la época. Con el Negro Quinteros y el Gallego Insúa, repartiéndose el mediocampo, adelante utilizaba todo el frente de ataque: dos wines bien abiertos, el Toti Iglesias por la derecha y Rubens Navarro por la izquierda y una doble punta de lanza, con Rinaldi y Husillos. Mientras el Toti no se estacionaba sobre la raya, si no que hacía la diagonal para usufructuar su olfato goleador, el uruguayo garantizaba continuos desbordes y envenenados centros de zurda para la entrada fulminante de los otros tres delanteros. El dispositivo era elástico: tanto Rinaldi como Husillos, intercambiaban posiciones; cualquiera de los dos a su debido momento, se tiraba atrás y arrancaba creando juego desde tres cuartos de cancha en adelante. Cuando San Lorenzo atacaba incluso metía un volante más en el área, ya sea Insúa o Quinteros. También los defensores aportaban en ofensiva: lo demuestra la cantidad de goles que convirtió la dupla central Biaín-Higuaín y la constante subida de los laterales, ya sea Sosa, Hrabina o Alul. El plantel, rico en variantes, contaba con suplentes de jerarquía. Si faltaba alguno de los integrantes del sexteto de volantes y delanteros, podían ingresar Coudannes, Luna, Bueno o Perazzo y cumplir con similar eficacia.

Este dibujo táctico fue utilizado por primera vez en la tercera fecha y San Lorenzo consiguió la primera victoria del campeonato al derrotar a Unión 3 a 1. Pero en la cuarta jornada se perdió otro punto insólito. En el clásico en la Quema, Huracán alcanzó un empate milagroso, 2-2, con gol en contra de Biaín faltando dos minutos, en un partido en el cual el equipo de Veira creó no menos de 15 situaciones de gol. La recuperación llegó con dos victorias consecutivas ante equipos cordobeses: 2-0 a Instituto y 3-2 a Racing, jugando como visitante, en el estadio hoy conocido como “Mario Kempes”, en un partidazo que fue televisado en directo. El Ciclón se ubicaba segundo a dos unidades del puntero Independiente, su próximo rival. Pero en un vibrante encuentro cayó derrotado 2-3 pese a cumplir una gran actuación. El siguiente encuentro también fue televisado y terminó en un escándalo. San Lorenzo perdió 0-2 con Newell’s en Rosario, perjudicado notablemente por un viejo verdugo, el árbitro Abel Gnecco, que expulsó nada menos que a 5 jugadores: Biaín, Hrabina, Navarro, Pumpido y Cousillas. El partido finalizó a los 42 del segundo tiempo al quedar el elenco azulgrana en inferioridad numérica. Retomó la senda del triunfo goleando 4-0 a River, que tenía a sus profesionales en huelga y presentó un equipo juvenil donde se destacó un talentoso volante que jugó con la camiseta número 5: su nombre era Néstor Raúl Gorosito. Luego vino una caída 0-1 con Estudiantes en La Plata y tres triunfos consecutivos que colocaron al equipo en la lucha por la punta: 1-0 a Argentinos, 3-2 a Chicago (en un clima de gran confraternidad entre ambas hinchadas) y 4-3 a Temperley (donde jugó un joven Darío Andrés Siviski). Ciertos desequilibrios defensivos se compensaban con las innumerables situaciones de gol que generaba el Ciclón, quien era acompañado por una multitud: a esa altura del torneo San Lorenzo era primero en recaudaciones. Pero cuando estaba nuevamente a tiro de la punta, esos errores le costaron otra inoportuna e injusta caída, 1-2 con Vélez. Luego de tener fecha libre, volvió a convertir cuatro goles. Esta vez la víctima fue Talleres, que recibió un contundente 0-4 en Córdoba. A continuación, un golazo de Rinaldi, le dio la victoria 1-0 sobre Racing en Avellaneda (aunque en cancha de Independiente, donde su clásico rival hizo de local). Después volvió a perder otro punto en forma inexplicable, con Central de local y tras ir ganando. Los rosarinos quedaron con 9 hombres pero lo dieron vuelta. En tiempo de descuento llegó el agónico empate, 3-3 con gol de Iglesias. Llegó la fecha 19, la última de la primera rueda. Ante la gran convocatoria del pueblo azulgrana, Platense hizo de local en la cancha de River. Poco pudo hacer ante el poderío ofensivo del Ciclón que venció con autoridad 3 a 1. Al término de la primera mitad del campeonato, San Lorenzo era el equipo que había ganado más partidos (10 de 18), el más goleador (37 goles a favor) y estaba a 3 puntos del líder, Ferro.

Jorge Rinaldi supera a su hermano Osvaldo. El Ciclón derroto a Racing 1 a 0 con gol de la «Chancha»

La segunda rueda comenzó con un duelo esperadísimo. San Lorenzo volvió al estadio Monumental, esta vez para ser visitante de Boca, que tenía su cancha clausurada. 50.000 personas reventaron las tribunas, produjeron la recaudación más alta del campeonato y presenciaron un espectáculo emotivo. El equipo azulgrana estuvo dos veces arriba en el marcador. Increíblemente se le volvió a escapar la victoria en el último minuto, cuando en una jugada confusa donde se comete foul sobre el arquero Quiroga, llegó el inmerecido empate xeneize, 2 a 2. De todas maneras se mantuvo la distancia de 3 puntos con Ferro, el siguiente rival. Era un choque de estilos. El vertiginoso y arrollador Ciclón de Veira contra el amarrete y conservador Ferro de Griguol. Había que ganar o ganar. Y se ganó. Pero el partido no terminó: el juez Carlos Espósito lo dio por finalizado a los tres minutos del segundo tiempo, con el resultado 2-1 a favor de San Lorenzo, tras expulsar a cinco jugadores del equipo de Caballito.

Victoria azulgrana ante Ferro 2 a 1.
Victoria azulgrana ante Ferro 2 a 1.

Otra vez a tiro de la punta, era el momento de alcanzar la cima, pero llegó otra inoportuna caída, 0-2 con Unión en Santa Fe. La recuperación llegó contra Huracán. San Lorenzo hizo pesar la paternidad histórica y venció 2 a 1, exiguas cifras teniendo en cuenta la buena actuación del equipo donde sobresalió Husillos, autor de un gol extraordinario. Fue fiesta en el césped y en las tribunas, donde la Gloriosa recibió a los jugadores del clásico rival arrojando bolsas de basura.

Victoria en el Clasico ante Huracan!!

Después San Lorenzo viajó a Córdoba para enfrentar a Instituto. Y por cuarta vez en el torneo volvió a convertir cuatro goles. Fue tan brillante la exhibición que el equipo se retiró aplaudido por el propio público cordobés. El 4-1 final le permitió al Ciclón alcanzar la cima del campeonato, en compañía de Independiente, ambos con 29 puntos. Lamentablemente, no pudo disfrutar la punta porque en la siguiente fecha le tocó quedar libre, circunstancia que aprovecharon Independiente, Vélez y Ferro, para superarlo en la tabla. El domingo 30 de octubre de 1983 se realizaron las elecciones nacionales que pusieron fin a 7 nefastos años de dictadura militar en la República Argentina. Tres días después de aquella histórica jornada, San Lorenzo visitó en Avellaneda al puntero Independiente y en otra actuación superlativa, venció 2 a 0.

Victoria ante Temperley 4 a 3 en la Primera rueda. Partido para el infarto

 

Definitivamente se puso la pilcha de candidato y quedó otra vez a uno de Ferro, el nuevo líder. Pero en el próximo partido volvió a perder otro punto al igualar 2-2 con Newell’s, un encuentro que había dominado, hasta el empate leproso a solo 7 minutos del final. Rinaldi abrió la cuenta con un golazo y el segundo tanto fue el gol número 99 en la carrera de José Raúl Iglesias (como se verá más adelante, no fue un detalle menor). Luego volvió la contundencia al derrotar fácilmente a Racing de Córdoba por 3 a 0. San Lorenzo quedó un punto abajo de Ferro, pero con un partido menos porque ya había quedado libre. Era el momento de dar el salto. Pero todo se desmoronó en solo 4 días. El domingo 13 de noviembre llegó otra cita esperada en el estadio de River, ante el equipo local. Era un partido decisivo. Y lo terminó siendo, pero negativamente. La revolución de fútbol ofensivo que proponía el equipo de Veira borró de la cancha a River. En el primer tiempo Francescoli puso en ventaja a los locales, pero San Lorenzo fue una tromba y con goles de Insúa y Navarro terminó di vuelta el resultado. A los 9 minutos del segundo tiempo, Jorge Rinaldi le puso el broche de oro a una gran jugada colectiva y puso el marcador 3 a 1. El Ciclón se floreaba ante la algarabía de los cuervos que entonaban “Ole lé, ola lá, si este no es el fútbol, el fútbol dónde está”. Era una exhibición de alto vuelo y San Lorenzo estaba más cerca del quinto que del cuarto. La hinchada empezó a pedir que Iglesias convierta su gol número 100. Desde la tribuna bajó el clamor: “Aliente usted, aliente usted, para que el Toti haga los cien”. Los jugadores tomaron el mensaje, comenzaron a jugar para Iglesias y así se dilapidaron un par de chances. Pero además entró en escena Raúl Marsiglia. El árbitro omitió sancionar un claro penal a Rinaldi y anuló un gol legítimo de la Chancha por un offside inexistente. Como no era suficiente, el hombre de negro fue por más: a los 27 minutos del segundo tiempo cobró penal por una infracción de Higuaín a Francescoli un metro afuera del área, que el uruguayo cambió por gol. Y cinco minutos después el juez se encargó de empatar el partido. Inventó otro penal cuando Tapia se zambulló groseramente. Encima Quiroga atajó el disparo de Francescoli, pero éste convirtió tras el rebote. El 3 a 3 final, tan injusto como inexplicable, dejó al Ciclón dos puntos debajo de Ferro. Pero lo que pasó 4 días después fue peor. La del miércoles 16 de noviembre fue una noche negra que a la luz de los resultados determinó la suerte de San Lorenzo en ese torneo. El rival era Estudiantes en la cancha de Vélez. Otro choque de estilos opuestos. Casi desde el vestuario los de La Plata quedaron con 10 por la expulsión de Gette a los 2 minutos. A los 12 Husillos abrió el marcador. Con la ventaja del resultado a favor y un jugador más parecía encarrilarse el partido. Pero antes de terminar el primer tiempo, el Bocha Ponce ejecutó un tiro libre. Quiroga fue a un palo a buscar la pelota, se desvió en la barrera y entró mansamente por la otra punta. En la segunda etapa San Lorenzo se llevó por delante a Estudiantes, que aguantó el empate con sus armas características. Hubo un penal a Husillos no cobrado. Y llegó el último minuto. Y fue fatal. El técnico pincha, Eduardo Manera dispuso un cambio a los 44 del complemento con la sola intención de demorar y mandó a la cancha a Custodio Mendes. El Bocha Ponce tenía un tiro libre y se la tiró a Islas para hacer tiempo pero Ithurralde hizo repetir la jugada para que entre Custodio. Ponce lo vio picar, le tiró un pelotazo, el oriundo de Cabo Verde lo capturó sorpresivamente y en la primera y única bola que tocó, la clavó junto a un poste. Un gol insólito. Sacaron del medio y Rinaldi, desde el círculo central, fue gambeteando rivales hasta entrar al área y ser derribado por Miguel Ángel Russo. Ithurralde cobró penal. Pero el remate de Insúa, muy alto sobre el travesaño, se perdió en el cielo de Liniers. Y con él se fueron las ilusiones del campeonato. Para colmo Ferro ganó y estiró a 4 puntos su ventaja sobre San Lorenzo e Independiente. Después de esos dos tremendos mazazos, en la fecha siguiente volvieron los goles y las sonrisas. El Ciclón venció 3-0 a Argentinos, con el aliento conmovedor de su gente, que no paró de alentar bajo una lluvia torrencial que obligó a parar el partido dos veces. El empate de Ferro con Talleres, permitió descontar un punto tanto a San Lorenzo como a Independiente que también ganó. Pero vinieron otras dos fechas fatales.

Primero un empate 1-1 con Chicago, resultado que con el tiempo despertó suspicacias por la amistad que unía a ambas hinchadas. El ex presidente Fernando Miele, años más tarde declaró que los jugadores de San Lorenzo fueron a menos para favorecer al equipo de Mataderos que luchaba por evitar el descenso. Esa noche fueron expulsados Rinaldi e Iglesias. Justo en la semana previa se había anunciado la venta del Toti al Valencia de España. En principio se acordó que se haría efectiva al final del campeonato, pero Iglesias se fue un par de semanas después sin haber marcado su gol número 100. Después vino la derrota con Vélez, 2-3, aún así las chances de campeonar estaban intactas. El líder ahora era Independiente con 41 puntos, seguido por Ferro con 40 y San Lorenzo con 38. Posteriormente llegó la tercera visita a Córdoba. Y también fue victoria, sobre Talleres, 1 a 0. Las posiciones no se modificaron. Luego en otra jornada lluviosa le ganó 1-0 a Racing, haciéndolo caer aun más en la tabla y subiendo al mismo tiempo, ya que Independiente empató y Ferro quedó libre. Pero perdió una chance de volver a descontar, al igualar 0-0 con Temperley, justo cuando el equipo de Pastoriza también había empatado.

 

A dos fechas del final, los de Avellaneda tenían 45 puntos y los de Boedo y los de Caballito 43. El Ciclón visitó a Central en Arroyito, en un partido tan violento como bizarro. El árbitro Mario Gallina expulsó a cuatro jugadores canallas y a Husillos, Sosa e Insúa, de San Lorenzo. Y cuando en la cancha quedaban solo 7 futbolistas del equipo local y 8 azulgranas, Eber Bueno clavó un zapatazo en un ángulo. El público rosarino no aceptó la derrota, comenzó a tirar toda clase de proyectiles y Gallina cortó el partido 6 minutos antes del final. Independiente empató con Talleres y quedó con 46, mientras San Lorenzo y Ferro lo seguían con 45. La definición, agónica, llegó en la última fecha. Se jugó el jueves 22 de diciembre de 1983. San Lorenzo debía ganarle a Platense en la cancha de Vélez y a la vez esperar que Independiente pierda puntos con su rival de toda la vida, Racing (que ya había descendido la semana anterior) y Ferro haga lo propio con Huracán. El equipo de Veira cumplió su parte y derrotó claramente al Calamar, por 2 a 0. Huracán, inesperadamente, nos dio una mano al empatarle al verdolaga 1 a 1, pero el Rojo de Avellaneda se aprovechó de su vecino descendido, le ganó con facilidad 2 a 0 y se llevó el título.

Gran triunfo azulgrana en Rosario ante Central
  • La campaña fue excepcional: 20 partidos ganados sobre 36 jugados, con 69 goles a favor y 42 en contra (lo que da una asombrosa diferencia de gol de +27). Con el actual sistema de tres puntos por partido ganado San Lorenzo hubiera sido el campeón. No solo eso: también tuvo el mejor porcentaje de puntos obtenidos. Logró el 66,67 % de los puntos en juego contra el 64,42 %  de Independiente, a quien derrotamos incuestionablemente en Avellaneda y para lamentarnos más, terminó siendo campeón de América y del mundo.
Gol del «Tucumano» Quinteros a Platense en la ultima fecha del certamen.
  • La revolución futbolística de que generó San Lorenzo arrasó rivales en los campos de juego y en las tribunas. Finalizó primero en la tabla de recaudaciones y provocó un fenómeno popular tan grande que el presidente de Vélez, Petracca, dejó de alquilarle la cancha porque sus hinchas se hacían cuervos.

  • Por eso el pueblo azulgrana, festejó como si hubiera salido campeón; al finalizar aquel último partido con Platense, una multitud invadió la cancha y dio la vuelta olímpica, entonando el emotivo ……….

  • “Gracias Ciclón por todo lo que hiciste, esta tu hinchada no se lo va a olvidar, gracias Ciclón por todo lo que hiciste, esta tu hinchada te quiere de verdad”.

Por Victor Pradel

 

«SE CAYÓ UNA COLUMNA  A 71 AÑOS DEL FALLECIMIENTO DEL PADRE LORENZO MASSA .GRACIAS POR TANTO, PERDÓN POR TAN POCO»

SE CAYÓ UNA COLUMNA

 A 71 AÑOS DEL FALLECIMIENTO DEL PADRE LORENZO MASSA

 GRACIAS POR TANTO, PERDÓN POR TAN POCO

 En la mañana del 31 de Octubre de 1949, el Padre Lorenzo Massa no abrió la puerta de su cuarto. Con curiosidad lo hizo el encargado de la limpieza, cuando notó la luz encendida, al ingresar y ver a Lorenzo Massa fallecido la desesperación hizo a este hombre desesperado en la búsqueda de ayuda.

El corazón del Padre Massa había dejado de latir durante su reposo nocturno, la habitación mostraba lo que había sido su vida, un verdadero trabajador de la espiritualidad y la pluma, lleno de libros, escritos, papeles, fichas, resúmenes.

Toda la obra progresista por la causa de los más necesitados, se había recargado aún más sobre sus hombros a partir de 1942 cuando le encomendaron la tarea que a él más lo apasionaba: la escritura.

El año 1907, lo puso en el camino de aquellos pibes, “Forzosos”,que lideraban Federico Monti y Antonio Scaramusso, y formarían una trilogía fundamental para la existencia de nuestra pasión llamada San Lorenzo.

Por aquellos años el fútbol comenzó a cambiar los hábitos de los porteños y las barriadas de Almagro y Boedo (siempre fue Boedo, aunque el reconocimiento como barrio se dio a través de una ordenanza a partir de 1972) no fueron ajenas a esa moda foránea (el fútbol) de aquel momento, que rápidamente se instalaría en las entrañas del pueblo.

Lorenzo Massa con su gran inteligencia supo interpretar ese sentir y comprendió la contención que podían tener aquellos chicos a través del fútbol, sacando a los pibes de los peligros de la calle. De esta manera les dio  un lugar en el Oratorio y ser partícipe fundamental de la creación de nuestro San Lorenzo.

Era común verlo al Padre dar el primer pique del esférico para dar comienzo un cotejo y después corría como un pibe más, junto a “sus muchachos” participando de una velada futbolística.

El nombre de Lorenzo Massa se hizo muy popular en Boedo y Almagro, ya que se presencia imponía paz y cordura.

En 1916 se trasladó a Tucumán donde fundó el Colegio de Artes y Oficios General Belgrano, ubicado en la calle Chacabuco 358 de la Ciudad de Tucumán.

Al producirse el Centenario de nuestra Declaración de la Independencia, nuevamente Lorenzo Massa organizó una actividad conmemorativa , con muchos chicos , la amplia mayoría de características  muy humildes, siguiendo los preceptos de su maestro el fundador de los Salesianos, Don Bosco quien legó a sus hijos espirituales la famosa frase Trabajo, trabajo, trabajo y sin lugar el Padre Massa tomó esa posta.

En esta Escuela de Artes y Oficios trabaja arduamente, en el convencimiento que los jóvenes aprendan un oficio, y es así como numerosos adolescentes aprenden carpintería, sastrería, zapatería, tipografía e imprenta,

Cuidaba la buena marcha de las clases  y la docencia artesanal y debía administrar hasta los centavos para que funcione esta obra ya que eran tiempos duros económicamente para el país, los chicos más que comer, devoraban los alimentos, ya que venían de familias muy humildes.

Pese a este trajín por el país con su misión docente, siempre observó y custodió el constante progreso de “su” San Lorenzo , vivió momentos de júbilo ante la actuación descollante de 1946 y la gira gloriosa de 1947 por España y Portugal.

El 31 de octubre de 1949 dejó físicamente este mundo y un vacío muy difícil de llenar dentro de nuestra Institución como lo demostró lo sucedido en las últimas siete décadas de nuestra gloriosa historia.

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

 

 

 

 

 

Programa N° 1043!!! A 48 años del 72, Diploma al Papa Francisco,Camboyanos, Hockey de los 70″

#Sonlosdeadentro Gasometro

#QuedateEnCasa

“Por Pasado,Presente y Futuro, el Gasómetro a Boedo Volverá”

Este domingo  06  de Septiembre    de 2020, se emitirá el Programa Nº 1043    de “San Lorenzo Ayer,Hoy y Siempre” el programa de la historia del ciclón……TU HISTORIA.

» Hace 22 años (1998) somos los mas interesados en que el Gasómetro regrese a Av. La Plata»

#SonlosdeadentroGasometro

#EsperandoladevolucióndelazonificaciónparaélGasómetro

#LaVueltaEsElEstadio

#QueVuelvaElGasometro

#LaCanchaLaBancaLaGente

#60añosdeBajoFloresnavirus

#QuedateEnCasa

 

SALIMOS GRABADO  POR INTERNET  (NO SALGAS A LA CALLE)            

CRÓNICA DE 90 (1) :

A 48 AÑOS RECORDAMOS LA OBTENCIÓN DEL CAMPEONATO METROPOLITANO DE 1972.
SECCIÓN HISTORIA DE LA LUCHA POR LA VUELTA A AVENIDA LA PLATA SIN VENTA DE HUMO: 
EVOCAMOS EL DÍA QUE LE HICIMOS LLEGAR AL PAPA FRANCISCO, UN DIPLOMA QUE LLEVA SU NOMBRE, MAS UNA FOTO HASTA EL 2014 INÉDITA DEL TRÍO DE ORO FARRO-PONTONI-MARTINO.
CRÓNICA DE 90 (2): 
A 34 AÑOS DEL NACIMIENTO DE «LOS CAMBOYANOS» , RECORDAMOS EL TRIUNFO DE SAN LORENZO SOBRE INDEPENDIENTE EN AVELLANEDA  1 A 0 EN 1986.
SECCIÓN POLIDEPORTIVO:
RECORDAMOS AL SAN LORENZO CAMPEÓN INVICTO DE HOCKEY SOBRE PATINES DE 1970.

SECCIÓN «RECUERDO DE INFERIORES» :

RECORDAMOS EL HOMENAJE DE NUESTRO PROGRAMA RADIAL, EN EL MARCO DEL CICLO «IDENTIDAD Y PATRIMONIO SANLORENCISTA» EN EL AÑO 2005 EN EL CAFÉ «SAN LORENZO», A LAS TERCERAS Y RESERVAS CAMPEONAS DE TODOS LOS TIEMPOS.

Correos Electrónicos:

 sanlorenzoayerhoysiempre@yahoo.com.ar

 sanlorenzoayerhoysiempre@gmail.com

 Twitter: @caslahistoria

 @caslahistoria2

 Facebook: Adolfo Res (san lorenzo ayer, hoy y siempre)

 Conducción: Adolfo Res-Diego Martin

 Producción: Celia

 Colaboración:

Alberto Zuliani- Nicolas Albendin- Cesar Giasone- Ivan Perchik

 “Sin Identidad no hay Pertenencia”

 

 

«A 48 AÑOS DE LA OBTENCIÓN DELCAMPEONATO METROPOLITANO DE 1972»

A  48 AÑOS DE LA OBTENCIÓN DELCAMPEONATO METROPOLITANO DE 1972

RECUERDO QUE NO VOY A OLVIDAR            

San Lorenzo 1 Atlanta 1                        

  1° de Septiembre de 1972

Se prolongó el festejo

Partido de viernes a lo noche y la posibilidad de San Lorenzo se consagrarse campeón. Una victoria significaba un nuevo título.  Todo estaba preparado por el Club para ello, pero la igualdad de Atlanta en el último minuto postergaron los festejos. Estuvimos con Pablo mi Viejo temprano  y ahí pude observar,  a los muchachos de la Hinchada del Ciclón que se juntaron en el Salón San Martín para armar la fiesta para celebrar el título eran las 18 horas y ya se divisaban los bombos, bolsas con banderas, la jeringa gigante que había donado José Luís Campenni que ironizaba al periodismo que hablaba de que los jugadores de San Lorenzo consumían  estimulantes para correr más. Ya los cánticos comenzaron  a entonarse temprano y así podía verse a “Bocha”, “El Loco” Cáfaro, Manicomio, Benavidez, Milanesa, Nenucho, Cacho Abram, Madera, Papaso, Albertito Perez , los Colorados  y tantos otros para que la tribuna sea una fiesta.

Llegó la hora del partido, cotejo de viernes televisado por el viejo Canal 7.

San Lorenzo  salió a buscar el triunfo con mucha ansiedad con Victorio Cocco como conductor, buscando esos cambios de frente y la subida de Glaría y Rosl para encontrar la sorpresa ante un equipo visitante que supo cerrarle los caminos al ataque de San Lorenzo. El Ciclón se repitió con muchos centros que hicieron que se luciera Pecoraro que sacó mayoritariamente de cabeza los centros que llegaban a su área.

A los 39’ Roberto Telch marcó el gol  que a la postre (dos días después) significó el campeonato, “El Cordero”, avanzó por el callejón del 8, abrió la pelota para Chazarreta y picó a buscar la devolución en profundidad, la pared larga fue perfecta, volviendo el balón a Telch que quedó para enfrentar al arquero Carballo, sacando un remate por abajo al primer palo poniendo el 1 a 0 que significaba el título a esa altura.

San Lorenzo finalizó el primer tiempo en ganancia y con una buena producción merced al gran despliegue de ida y vuelta de Enrique Salvador Chazarreta, el desmarque de Ayala, la calidad y clase de “Cacho” Heredia , la firmeza de Rezza atrás y la tarea admirable de Roberto Telch en toda la cancha.

En el segundo período, San Lorenzo lo pudo liquidar a través de varias opciones de gol que desperdiciaron primero Ayala y luego Figueroa, hasta que Atlanta tomó las riendas del partido en los últimos minutos, con Correa como baluarte y Cano desbordando por las puntas, se quedó San Lorenzo esperando el pitazo final y en el último minuto Cano llegó a la línea de fondo y tiró un centro atrás que Ibañez transformó en empate, postergando la consagración, aunque igualmente parte de los hinchas que estaban colgados del alambrado para ingresar al campo para festejar, lo hicieron  para abrazar a los jugadores del Ciclón e improvisar una vuelta olímpica, que el plantel dio dos días después en un amistoso en Misiones y el Domingo 10 de Septiembre oficialmente en la cancha de Huracán que nunca olvidaré

Apostillas

Faltaban pocos minutos para terminar el partido y detrás del arco la hinchada se pegaba al alambrado para invadir el campo de juego con la victoria parcial de San Lorenzo sobre Atlanta 1 a 0, de todas maneras pese al empate “Bohemio”, muchos hinchas ingresaron al campo de juego para quedarse con algún recuerdo de los jugadores del Ciclón.

El “Hueso” Glaría fue uno de los mejores jugadores de la noche, no podía contener su bronca con lágrimas incluidas por el empate agónico sufrido,  que no permitió gritar campeones esta jornada, una de las frases más utilizadas en el vestuario “Es para morirse” decían “El Toti” Veglio y “El Nene” Sanfilippo por habernos igualado Atlanta sobre la hora y postergar unos días más el festejo del Campeonato.

Victorio Cocco expresó: “Este fue un partido más, no tiene porqué diferenciarse de los demás, hoy no pudimos dar la vuelta pero la daremos la fecha que viene” ¿Alguien puede tener alguna duda que ya somos campeones? Completó el caudillo azulgrana.

Crónica del partido

San Lorenzo:  D’Alessandro, Glaría, Rezza, Heredia y Rosl, Espósito, Telch, Cocco y Chazarreta, Ayala y Sanfilippo (Figueroa) DT Juan Carlos Lorenzo. En el banco: Verderi, Villar, García y Pitarch

Atlanta: Carballo, Cortés, Pecoraro, Rico y Héctor López, Onnis, Jesús (Aldo Rodriguez), Correa, Cerqueiro, Cano e Ibañez (Ferreira). DT. Roberto Betinotti. En el banco: Laino, Gutierrez y Fuentes

 

Árbitro: Oscar Veiró

Goles: 39’ Telch y 89’ Ibáñez (A)

Recaudación: $ 31.366,50

 

La Vuelta Olímpica en Misiones

A las 18 horas 11 minutos del Domingo 3 de Septiembre de 1972, San Lorenzo se consagró Campeón Metropolitano , a 1206 kilómetros de Avenida La Plata al 1700 , el Ciclón daba la Vuelta Olímpica en el Estadio de Guaraní Antonio Franco enfrentando a Jorge Brown de Misiones en partido amistoso. Y mientras se desarrollaba el encuentro amistoso, cuando llegaba desde Buenos Aires a través de las radios el empate entre River y Racing 1 a 1 (ambos perseguidores), se detuvo el encuentro en Misiones para ensayar la Vuelta Olímpica con la ovación del público local. La única nota negativa del amistoso fue la lesión del “Toti” Veglio, por las malas condiciones del campo de juego que le provocó una distención de ligamentos laterales de la rodilla derecha.

El regreso del plantel fue en el vuelo 703 de Aerolíneas Argentinas al mediodía del lunes, siendo recibido en Aeroparque por numerosos hinchas que con largas banderas y bombos recibieron al flamante Campeón del fútbol Argentino.

San Lorenzo de esta manera se consagraba campeón 4 fechas antes con total autoridad y legitimidad más allá de los cuestionamientos de una parte del periodismo.

El triunfo en Misiones del Ciclón 4 a 1 ante Brown completó el marco de festejos.

Crónica del partido:

Jorge Brown: Duarte, Gómez, Amarilla, Cardoso, Gutierrez, Gimenez, Biscioli, Encina, Acosta, Caballero y Dujaurt. DT. Scarzo.

San Lorenzo. D’Alessandro (Verderi), Villar, Rezza, Heredia y Rosl, Espósito (Pitarch), Telch (R.García) y Cocco, Ayala, Veglio (Figueroa) y Chazarreta (Sanfilippo).

Juez: E.Martínez

Goles: 15’ y 32’ Ayala, 64’ Villar, 65’ Acosta (B) Y 66’ Ayala

Recaudación: $ 4.000

Festejos en Avenida La Plata

Bastó que terminara el partido entre River y Racing empatado, para que los hinchas del Ciclón salieran a festejar la obtención del campeonato. Una multitud se acercó al Gasómetro con banderas, gorros, sombrillas y paraguas con los colores de San Lorenzo, la celebración fue imponente y duró hasta altas horas de la madrugada. Se pudo ver a “Bocha” uno de los capos de la hinchada vestido de novia, ritual que venía realizando desde el partido con Velez en la primera rueda, así continuó fecha a fecha, por ello en estos festejos tampoco podía faltar. Los cánticos fueron parte de la noche, hubo dedicatorias para el tradicional rival Huracán justamente el próximo rival del Ciclón. Hubo una caravana de hinchas que pasó a festejar por la sede del “Globo” que preventivamente tenía custodia policial, afortunadamente no hubo incidentes.

Los cordones de Avenida La Plata al 1700 se pintaron de azul y rojo, desde adentro del Club se escuchaba en señal de festejo una sirena  y la Marcha Oficial de San Lorenzo. Afuera los bocinazos de los coches era incesante, los festejos se efectuaron por toda la ciudad y en el país.

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

 

A  98  AÑOS DEL FALLECIMIENTO  DE JACOBO URSO.

A  98  AÑOS DEL FALLECIMIENTO  DE JACOBO URSO

Aquel 6 de Agosto de 1922 a las 18,05 nos dejaba físicamente, para transformarse definitivamente en inmortal, aquel día ante una intensa lluvia lo despidió una multitud, todo San Lorenzo lo lloró desconsoladamente, se iba Jacobo Urso el joven de apenas 23 años que había entregado la vida por la camiseta una semana antes en el partido disputado ante Estudiantes de Buenos Aires en su viejo reducto de Dorrego y Figueroa Alcorta.

A partir de aquella trágica jornada,  Jacobo Urso se convirtió en un hecho épico mundial, su fallecimiento provocó una extraordinaria manifestación de duelo, primero en la casa mortuoria después en el sepelio.

Antes de ser llevado al entonces Cementerio del Oeste, hoy Chacarita, el ataúd con sus restos fue paseado a pulso dentro del Gasómetro por los jugadores de la prestigiosa Selección de Checoslovaquia que se encontraba por entonces realizando una gira por nuestro país.

El dolor de su muerte, borró las divisiones existentes en ese momento en nuestro fútbol, en el acto de su entierro estuvo presente e hizo uso de la palabra él Presidente de la Asociación Argentina , el Doctor Aldo Cantoni, y por supuesto también habló el Presidente de la Asociación Amateur  a la que pertenecía San Lorenzo, el Doctor Bécar Varela, ambas Asociaciones muy divididas fueron unidas por la muerte del Prócer Azulgrana. Fueron emotivas las palabras del representante del Club  Ángel Luís Gravano, y las del gran periodista Enrique Torrado quien dos décadas después fuera Director de la Revista “El Ciclón”. Torrado fue además amigo personal y consejero del inolvidable Jacobo Urso. El propio Enrique Torrado fue quien expresó: “Jacobo Urso es de los que sobrevive a su existencia física, porque mientras exista San Lorenzo, vivirà Jacobo Urso, cuando le toco hablar al Presidente de San Lorenzo: Don Eduardo Larrandart, dijo lo siguiente: Jacobo Urso! Los Dirigentes de tu Club , los Socios, tus amigos , tus admiradores, tu pueblo que tantas veces batiera palmas para aplaudir, tu habilidad, tu destreza y tu entusiasmo, os ruegan aceptes desde las alturas esta humilde ofrenda, que es el reflejo fiel del profundo dolor que tu desaparición dejarà para siempre en nuestras mentes y en nuestros corazones”, expresó el gran Presidente Eduardo Larrandart, en el cementerio del Oeste, hoy Cementerio de la Chacarita.

Jacobo Urso  nació en Dolores el 17 de Abril de 1899. Como si fuera poco para  su historia legendaria, debutó en primera división justamente  el día que se inauguró el glorioso Estadio de Avenida La Plata el 7 de Mayo de 1916.

Futbolísticamente fue una figura de gran calidad y contextura y pese a su juventud ya se había perfilado una recia personalidad. Su juego tenía la virtud de la tremenda entrega por la camiseta, mezclada con una notable capacidad técnica.

Aquel 30 de Julio de 1922, en la cancha de Estudiantes de Palermo chocó violentamente con 2 adversarios, y ni  la fractura de una costilla pudo parar ese amor de Jacobo Urso por defender nuestra camiseta y pese al pedido de sus compañeros y nuestros hinchas para que deje el campo de juego el siguió defendiendo nuestros colores hasta finalizar el partido que ganó San Lorenzo 1 a 0, la costilla fracturada le perforó el riñón que significó su fallecimiento una semana después el 6 de Agosto de 1922.

Homenajear  a Jacobo Urso, es una obligación moral para todo Sanlorencista que se precie de tal, nosotros lo evocamos año tras año, el 6 de Agosto del 2005, nuestro programa radial “San Lorenzo Ayer, Hoy y Siempre” descubrió  en su memoria, una plaqueta en el Café “San Lorenzo” de Avenida La Plata y Avelino Díaz.

Hace 5 años, tras años de búsqueda del lugar físico  donde Jacobo Urso  jugó su último partido, descubrimos en su homenaje,  una plaqueta en el predio de Dorrego y Figueroa Alcorta donde estaba la cancha de Estudiantes de Palermo y donde hoy funciona el Profesorado Sara C. Eclestone. Todos los años nuestro programa radial le hace un homenaje en dicho establecimiento educativo.

Hace 98 años fallecía  Jacobo Urso, el Prócer, ese que quienes defendemos nuestra historia seguimos llorando y admirando, a tantos años te decimos gracias…..gracias……….gracias Jacobo Urso por tu esfuerzo y sacrificio………………gracias Jacobo Urso por tu amor al Club Atlético San Lorenzo de Almagro.

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

POR SIEMPRE MATADORES !!!  A 52 AÑOS DE LA CONSAGRACIÓN !!!

POR SIEMPRE MATADORES

 A 52 AÑOS DE LA CONSAGRACIÓN

 Han pasado 52 años de aquel equipo que enorgullece a todos los Sanlorencistas, a los que tuvieron el privilegio de verlos jugar y aquellos que por su edad no vieron su magia, pero no quedan dudas que como aquel inigualable de 1946, estos Matadores de 1968 quedaron definitivamente metidos en nuestra gloriosa historia.

Este equipo  quedó  para la posteridad, para que por siempre se recuerde a este conjunto magistral dirigido por el brasileño “Tim”.

La capacidad de siempre jugar bien a la pelota, de embellecer el espectáculo con el toque como religión, fue la premisa de este equipo que le dio una bocanada de aire puro al fútbol argentino que comenzaba a desvirtuar la historia grande del buen gusto.

San Lorenzo como reflejaban los medios de aquel tiempo, fue un campeón de lujo, un equipo de concepción moderna, donde todos los jugadores buscaban la pelota, no esperando que le llegara, el equipo no tuvo una receta única sino que llegó al arco rival tocando en paredes cortas y largas, buscando desde larga distancia, en cortadas con pelotazos, defensores, volantes y delanteros que se complementaron perfectamente, conformando un conjunto con una capacidad goleadora sensacional.

San Lorenzo de 1968 fue un equipo con sorpresa constante y un cambio de ritmo en décimas de segundos, con una vertiginosidad extraordinaria para pasar de desde la defensa al ataque, basado en la salida de Sergio Villar, la potencia del “Tucumano” Albrecht, la rapidez mental de Alberto Rendo,  el arranque de Victorio Cocco y los piques demoledores del “Lobo” Rodolfo Fischer.

Alguna vez el gran “Maestro” del fútbol argentino Renato Cesarini dijo “Yo quiero que mi equipo no se preocupe por anular al rival, que ellos se preocupen por anularnos a nosotros” y sin lugar dudas con estos “Matadores” pasó lo segundo, los rivales se preocupaban de cómo anular a este extraordinario equipo.

Con un verdadero estratega sentado en el banco como el brasileño Elba de Padua César Lima popularmente conocido como “Tim” este equipo enalteció nuestro fútbol y se transformó en el primer campeón invicto de la historia profesional, con la delantera más goleadora y la defensa menos vencida, este San Lorenzo tuvo todo, talento, agallas, supo remontar momentos desfavorables y encima dio la ventaja de jugar partidos amistosos entre semana en el interior y exterior para recaudar dinero para las arcas del Club.

Plasmé en mi libro “Los Matadores” escrito en el 2013, convencido de que es un acto de justicia reivindicar a estos “Matadores” como fieles representantes de la identidad del fútbol argentino y por sobre todas las cosas son parte grande de la gloriosa historia del

Club Atlético San Lorenzo de Almagro.

 

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

 

.

 

 

 

UN GRITO DESDE EL ALMA!!!!  !!! A 25 AÑOS DEL ROSARIAZO !!!

UN GRITO DESDE EL ALMA

 A 25 AÑOS DEL ROSARIAZO

 La larga pesadilla de veintiún años sin títulos se terminó aquella fría noche rosarina del domingo 25 de junio de 1995, cuando aquel cabezazo del “Gallego” González, a trece minutos del final hizo delirar a los más de 35.000 hinchas del Ciclón que se llegaron hasta la Chicago Argentina.

Un acto de fe y fidelidad como prácticamente no hizo otra hinchada en estas condiciones, terminó con un conmovedor festejo del pueblo sanlorencista. Es que San Lorenzo llegaba a la última fecha con una unidad menos que el líder(hasta ahí) Gimnasia, no dependía de nuestro propio resultado, había que esperar que al menos Independiente, de regular campaña al menos empatara o derrotara a “Los Triperos”.

 

Rosario “Capital de un sentimiento jamás visto”

Así como en 1946, la hinchada de San Lorenzo fue la primera en llevar 5.000 almas a Rosario para enfrentar a Newells, las más de 35.000 que llevamos en 1995, volvió a transformarse nunca se vieron de parte de otra hinchada y será difícil de igualar, más en estos tiempos de cupos a los visitantes, el que más cerca había estado fue el River que se consagró campeón del Nacional de 1975 con gol de la “Pepona” Reinaldo, pero esto de San Lorenzo lo superó en gente y fidelidad, porque aquel equipo de Nuñez dependía de si mismo para ser Campeón, en cambio San Lorenzo debía ganar y esperar el resultado en La Plata.

La Chicago Argentina estuvo virtualmente tomada por los hinchas del Ciclón que se trasladaron a Rosario (más de 35.000), y durante varias horas antes del comienzo del cotejo se formó una enorme fila para ingresar a la cancha (abrieron las puertas relativamente cerca de la iniciación del encuentro) “Yo soy del Barrio de Boedo y siempre lo voy a seguir aunqué juegues en cualquier cancha contigo yo tengo ir, por eso te alinto esta noche te llevo en el corazón la hinchada quiere el campeonato quiere ser campeón  oh,oh,oh.” , fue el himno más escuchado a lo largo de todo el campeonato.

San Lorenzo fue quien tomo la iniciativa, ante un Central que casi no inquietó, la gente alentaba sin cesar con los ojos fijos en el césped del  Gigante de Arroyito y los oídos en La Plata a través de las radios, nunca tan importantes para los Cuervos como esa tarde-noche, de pronto   a los 25 minutos alguien supuso(o se hizo el cómico) que hubo un gol de Independiente en el Bosque y se gritó con fuerza, pero solo fue una  falsa alarma que nos puso fastidioso a más de uno, se iba el primer tiempo y llegó la explosión, esta vez era cierto Javier Mazzoni  se empezaba  a meter en la historia de San Lorenzo de Almagro, 1 a 0 en La Plata y 0 a 0 en Rosario, fue el resultado del primer tiempo.

El comienzo del segundo período fue con el empuje de los 35.000 hinchas del Ciclón en el Estadio y  cómo en 1972 y 1974, hubo un penal y malogrado,  Netto repitió la historia de Chazarreta y Olguín y falló, los oídos estaban en La Plata, con  los antecedentes de los penales dudosos y los goles sobre la hora de “los triperos”, las preguntas en la tribuna eran para los que no se sacaban la portátil de la  oreja ¿Cuánto falta? ¿Quien domina?, etcétera, de pronto, llegó el córner de Silas y el “Gallego” pone la cabeza y la locura, el abrazo en la popular, con los amigos de siempre, con los desconocidos, con los que esa noche rosarina de Rosario bajaron del cielo para gritarle al país  ¡ Viejo Ciclón carajo!,  la cancha era una fiesta impresionante, terminó en La Plata, se jugaban los últimos minutos, en mi caso personal mi   mayor alegría de las que fui testigo presencial, después de la de 1972, cuando en Liniers postergamos a River y logramos el Bicampeonato   pero claro habían pasado de esta enorme alegría  23 años y 21 de la noche de los gases que ganamos el Nacional de 1974.

La vuelta de Rosario fue impresionante, es que aquello de 1995, fue otra gesta de una hinchada pasional  e   Incomparable.

Integrantes del Plantel Campeón Clausura 1995

Oscar Passet, Giberto Angelucci Guión, Oscar Arévalo, Oscar Ruggeri, Damián Manusovich, Fernando Batista, Mario Escudero, Ariel Graña,  Eduardo Tuzzio, Jorge Borelli, Gustavo Quinteros, Fernando Galetto, Paulo Silas, Carlos Netto,Roberto Monserrat, Claudio Rivadero,Norberto Ortega Sanchez, Cristian García, Javier Arbarello, Claudio Biaggio, Esteban Gonzalez y Eduardo Bennett.

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.) 

 

 

 

 

HOMENAJE A RENÉ PONTONI “MAESTRO DE MAESTROS”

HOMENAJE A  RENÉ PONTONI  “MAESTRO DE MAESTROS”

“EN LA GIRA POR EUROPA TUVIMOS QUE PARARNOS NOS DABA VERGÜENZA”

 A 100 AÑOS DEL NACIMIENTO DE EL MAGO

 

Rene Pontoni fue uno de los más grandes jugadores de todos los tiempos. Hoy se cumplen 100 años de su nacimiento.

 En marzo de 1945 se incorporó a San Lorenzo a cambio de $ 100.000, el pase más caro de la temporada, nuestra Institución le abonó a Newells cuarenta mil pesos e efectivo más los pases de Mario Fernandez y  José Arnaldo tasados en sesenta mil pesos.

Su debut oficial con nuestra camiseta no pudo ser mejor, tres goles a Gimnasia en La Plata la tarde del 22 de abril de 1945, cotejo que ganó el Ciclón por cuatro tantos a uno.

El “Maestro” apodo que se ganó para la posteridad fue un centro-foward de toda la cancha, poseía todas las cualidades que lo hacían un jugador completo (uno de los más grandes de la historia del fútbol nacional), armaba de atrás, llegaba tocando, definía con instinto de goleador, siempre sin perder la elegancia y finura para jugar.

Su fútbol tenía la magia de lo imprevisto, el brillo de lo insólito, la clase magistral, la técnica más depurada, y la contundencia del gol.

Pontoni mantenía la inspiración del jugador de potrero, con su sorpresivo arranque y cambio repentino de rumbo en un avance, poseía suma viveza para esconder la pelota, mostrarla y esconderla otra vez, siempre con la cabeza levantada y un dominio total del panorama del campo, fue un verdadero artista del fútbol.

En su paso por San Lorenzo convirtió 66 goles en 102 cotejos que disputó entre 1945 y 1948 sumado a los dos cotejos que jugó en el primer equipo en 1954.

Una de sus obras supremas se produjo el Domingo 20 de octubre de 1946 en el Gasómetro ante Racing, el “Loco” Francisco De La Mata envió un centro que el “Maestro” René Pontoni recibió en el área  de espaldas al arco acosado por los defensores Yebra y Palma, René sin dejar tocar el balón el piso,”mató” la pelota con el pecho, la dejó caer hasta la punta de su botín derecho ahí la mantuvo en un alarde increíble de malabarismo, amago salir por su derecha pero con una rápida media vuelta por el otro lado se filtró por el hueco que con su amague había creado entre los dos defensores y sin dejar que la pelota tocase el suelo sacó un remate cruzado que sometió al arquero Ricardo, toda esta obra de arte en pocos segundos tal fue el asombro del público que el tradicional grito de gol se demoró en la tribuna del asombro que produjo en el público semejante acción, esa tarde de 1946, el encuentro finalizó con una goleada sobre Racing por 5 a 0( la entidad de Avellaneda llegaba a Boedo entonado por una goleada a Boca la jornada anterior).

Aquella anécdota en Portugal  pinta lo extraordinario que fue ese San Lorenzo de 1946-1947, tras llegar al Aeropuerto de Lisboa los periodista locales le preguntaron a Pontoni como ve el partido con su selección “Ganarán los billaristas dijo René (fanático del Billar), haremos 10 carambolas completó”. El periodismo local lo trató de fanfarrón expresando que Pontoni dijo que le haríamos 10 goles a Portugal, en realidad “La Chancha como también lo apodaban habló de carambolas, no goles, se cumplió igual lo que pusieron en su boca,  el partido terminó 10 a 4.

La Selección lo tuvo como un protagonista superlativo entre 1942 y 1947, donde obtuvo los Sudamericanos de 1945, 1946 y 1947, además René tiene un record extraordinario con la camiseta nacional: convirtió 19 goles en 20 cotejos con un promedio no igualado de 0,95 % gol por partido.

Hasta el propio Alfredo Di Stéfano, señaló que fue el mejor número nueve que vio.

El “Mago” Pontoni fue considerado el mejor 9 de todos los tiempos por los grandes periodistas nacionales,, así lo ratificaba la “Revista Goles del 30 de Abril de 1974, a más de dos décadas de su apogeo, pero además fue elegido como el mejor en una encuesta popular donde Pontoni aventajó a grandes valores de nuestro fútbol como Arsenio Erico y Adolfo Pedernera.

Expresó “El Maestro” Pontoni expresó entre otras cosas en este nota de dicha revista: “ En 1946 San Lorenzo ganó el campeonato argentino. Fuimos a esa gira por España y Portugal , le hicimos 32 goles a dos  selecciones, siete a los españoles en Barcelona y media docena en Madrid, nueve al mejor conjunto de Portugal en Oporto y subimos a diez a la selección de ese país, tuvimos que pararnos. Nos daba vergüenza” afirmó Pontoni, agregando: “En España y Portugal con San Lorenzo nos llamaron “los toreros del fútbol” porque matábamos, fue la locura, yo les decía a los dirigentes: “Vamos a Wembley y le damos una paliza a los ingleses en su propia casa, no pudo ser y fue realmente una lástima, el fútbol argentino todo y en especial San Lorenzo vivía una época de esplendor” completó René Pontoni.

A pocos días de cumplir 63 años falleció, el 14 de Mayo de 1983, pocos días después la Revista “El Gráfico”  en la pluma de Juvenal  tituló “René Pontoni : Adiós al 9 de todos los tiempos”

Se cumplen 100 años del nacimiento, del ídolo de mi “Viejo”, del Papa Francisco, el de toda una generación que se llenó de fútbol viendo al “Maestro” Pontoni con su compadre futbolístico, el gran “Mamucho” Rinaldo Martino.

 

Adolfo Res (Historiador del C.A.S.L.A)