Todas las entradas de Adolfo Res

SAN LORENZO CAMPEÓN NACIONAL 1974.

A  41 AÑOS DE LA NOCHE DE LOS GASES

 SAN LORENZO CAMPEÓN NACIONAL 1974

 “Papa Noel nos trae Navidad……………Papá Noel nos trae Navidad…..al Barrio de Boedo………….el Campeonato Nacional ” bajaba del cemento del José Amalfitani, la Gloriosa Hinchada de San Lorenzo comenzaba a festejar un nuevo título.

La noche del 22 de diciembre de 1974, significó otro campeonato para San Lorenzo de la mano de Osvaldo Zubeldía. Atrás quedaban los candidatos del periodismo, entre los que no estaba nuestro team.

El Nacional de 1974 se dividió en 4 zonas de 9 equipos cada una. La organización determinaba que los dos primeros equipos de cada sección clasificaban para el octogonal final en el que se enfrentaban todos contra todos en cancha neutral.

San Lorenzo (27 puntos) se clasificó para las finales junto a Ferrocarril Oeste (26 unidades), atrás quedaron Racing, San Martín de Tucumán, Chacarita, Aldosivi de Mar del Plata, Atlético Regina de Río Negro, Mandiyú de Corrientes y Godoy Cruz de Mendoza.

Las otras Zonas tuvieron como clasificados a Boca y Central, Talleres de Córdoba y Newells, Velez e Independiente que junto a San Lorenzo y Ferro conformaron el octogonal final todos contra todos en canchas neutrales.

San Lorenzo para llegar al título derrotó a Newells 2 a 1, a Boca 1 a 0, cayó ante Independiente 2 a 0, venció a Talleres 2 a 1, igualó con Central 1 a 1, para llegar al cotejo clave el 18 de diciembre ante Vélez (nos llevaba un punto en la tabla de posiciones) en la cancha de Boca. San Lorenzo se alineó con: Anhielo, Glaría, (García Ameijenda), Piris, Olguín y Villar, Chazarreta, Telch y Cocco, Scotta, Beltrán y Ortiz (Espósito). Vélez: Fenoy, Gallo, Troncoso, Talgiani y Correa, “El Negro” Quinteros, Assad, Puppo, (Roberto Avanzi), Cerqueiro, Santillán (Carlos Avanzi) y Fornari.

Esa noche a San Lorenzo no le quedaba otro resultado que no fuera el triunfo, sino se despedía del título y lo ganó 2 a 1 con un gol casi sobre la hora del “Gringo” Scotta, que también convirtió el primero.

“La noche de los gases”

La tarde-noche del 22 de diciembre de 1974 llegó la consagración para San Lorenzo de Almagro. Enfrente estaba Ferrocarril Oeste, un equipo bien estructurado por su técnico Victorio Spinetto, que había tenido un año formidable tanto en el Metropolitano como en el Nacional. El pueblo azulgrana copó totalmente el José Amalfitani, sólo un sector (detrás de uno de los arcos) lo ocupó la barra de Ferro, rodeado de muchos hinchas del Ciclón.

Entre los mejores recuerdos personales está la explosión de la gente cuando apareció el equipo al campo de juego. “Matadoooo…..que vamo’ a salir campeones………que vamo’ a salir campeones…………que vamos a salir campeón” resonó fuerte en Liniers. Fue impresionante, todo estaba dado para ganar y consagrarse, pero el partido se complicó.

 San Lorenzo formó con: Anhielo, Glaría, Piris, Olguín y Villar, Enrique Chazarreta, Telch y Cocco, Scotta, Beltrán y Ortiz.

Ferro lo hizo con: Luraschi, Franco, Garay, Rocchia, De Filipo, Eiras, Sacardi,Lorea, Vidal, Héctor Arregui y DAndrea.

El único resultado valedero para nuestro team era el triunfo, ya que a una unidad se ubicaban Vélez y Central, que se enfrentaban entre sí. Ambos equipos tenían mejor diferencia de gol que San Lorenzo, es decir que si el Ciclón igualaba con Ferro, un triunfo de cualquiera de nuestros perseguidores nos dejaba sin campeonato por diferencia de gol average.

San Lorenzo Campeón 1974El primer tiempo San Lorenzo jugó muy contenido y sin precisión y San Lorenzo perdía 1 a 0, inclusive Olguín erró un penal sobre el final de la etapa. El griterío de la hinchada fue impresionante empujando al equipo a los 5 minutos Scotta empató y a los diecisiete minutos, Cocco, luego de varios amagues, después de una pelota cruzada por Oscar Ortiz, con un disparo medido, estableció el 2 a 1 para San Lorenzo. A partir de ahí se desató el carnaval y volvieron los cánticos en otra versión “Papá Noel nos trae Navidad, Papá Noel nos trae Navidad, nos trae a San Lorenzo el Campeonato Nacional”, bajó de la tribuna del Ciclón. A los 30 llegó el tercer gol por medio de Ortiz y el delirio fue total.

A dos minutos del final, como para ponerle dramatismo, descontó el “Goma” Vidal para Ferro; simultáneamente, de manera inexplicable, los efectivos policiales se apostaron dentro del campo de juego a lo largo y a lo ancho, apuntando con sus rifles al público para que no invadiera el campo de juego. De los cuatro costados de la cancha bajó el grito de la gente: “Asesinos, Asesinos”. Humberto Dellacasa dio el pitazo final y los efectivos policiales, salvajemente, tiraron gases a las tribunas y plateas, no dejándonos festejar. Algunos hinchas, pese a esta represión, pudieron ingresar al campo de juego y llevar en andas al caudillo de este campeón: Victorio Nicolás Cocco. En la calle se recompuso la situación y una larga caravana partió para Avenida La Plata a festejar un nuevo título hasta la mañana siguiente.

El periodismo debió rendirse ante este San Lorenzo efectivo y campeón, e insólitamente y acostumbrados a festejos más seguidos, la misma hinchada azulgrana entonaba un cántico que decía: “No tenemos delantera, no tenemos defensores, no tenemos un carajo pero igual somos campeones”.

Seguramente nadie imaginó esa noche que pasarían 21 largos y oscuros años sin ganar títulos, años durante los que también perderíamos nuestro lugar en el mundo: “el Viejo Gasómetro de Avenida La Plata”.

Contra todo, San Lorenzo fue un merecido Campeón del Nacional de 1974.

 

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

 

 

SAN LORENZO CAMPEÓN 1946 “LA MAGIA DEL FÚTBOL”

SAN LORENZO CAMPEÓN 1946 “LA MAGIA DEL FÚTBOL”

 

A 69 AÑOS DE LA CONSAGRACIÓN

 

Dirigido técnicamente por dos glorias del Viejo San Lorenzo, Diego García y Pedro Omar, el equipo de 1946 convirtió  noventa goles en treinta cotejos, a un promedio de tres por cotejo, un equipo de virtuosos malabaristas que dejaron su sello hasta la eternidad. Hoy 8 de Diciembre se cumplen 69 años de la consagración.

La  conjunción de grandes jugadores de fútbol, el respeto por el  buen trato del balón y una brillante preparación atlética, confluyeron en el extraordinario

San Lorenzo campeón de 1946,  dirigido técnicamente por dos grandes de la historia del club Diego García y Pedro Omar,  con la preparación física de Francisco Mura.

Trío de OroSe había escapado el campeonato de 1945,  por algunas lesiones de algunos jugadores claves , pero el de 1946 , fue de San Lorenzo merecidamente , por mas que en algún momento Boca amenazó quitarnos el título.

Con noventa goles convertidos a un promedio de tres por encuentro el equipo tuvo rendimientos de alta calidad en la mayor parte del campeonato.

Con la presencia estelar del terceto de oro , el equipo tuvo un poderío ofensivo espectacular , basado en el andar armonioso del “ Maestro” René Pontoni  , la inteligencia y calidad de Rinaldo Martino y la dinámica del “Chueco” Armando Farro , entre los tres convirtieron 56 goles , pero  estas tres figuras no estaban solas

en los extremos del ataque  acompañaban  dos punteros veloces como Antonio Imbelloni y Oscar Silva,  o  “El Loco” Francisco de la Mata  que jugaba en las dos puntas , en el arco azulgrana fue destacada la tarea de Mierko Blazina  que atajó “la pelota del campeonato” a tres fecha del final con Boca en Boedo  ( 2 a 2) al atajarle un remate violentísimo a Boyé en el cierre del encuentro que hubiera significado  , una derrota y que el equipo de la Ribera nos de alcance en la punta del torneo a dos fechas del final.

José “Pepe” Vanzini  y Bartolomé Colombo marcaban las puntas izquierda y derecha con gran regularidad, el exquisito Oscar Basso tomaba al centro delantero adversario  , el gran capitán “El Vasco” Ángel Zubieta  con todo su empuje  tenía un ida y vuelta  permanente , aunque tenía la tarea de tomar al entreala  izquierdo rival  , en el centro del campo aparecía la personalidad y el coraje del “Tano” Salvador Grecco  entre todos armaron un equipo memorable que ha quedado en la historia del fútbol  nacional y mundial.

Es justo recordar a los suplentes de este equipazo que cuando les tocó actuar estuvieron a la altura de las circunstancias como Manuel Rodríguez, Francisco Antuña , Héctor Tablada, Antonio Martinez, Luís Mariani , Roberto Avallay, Julio Calderón, Andrés Peñalva, y  Héctor Piñeyro,

 

“La tarde de la consagración”

 

El 8 de Diciembre una multitud “copó” las instalaciones de Ferrocarril Oeste para observar la consagración de San Lorenzo de Almagro ante el equipo local.

Bajo el arbitraje de Cángaro, Ferro se alineó con: Rizzo, Giannini y Vazquez, Coccimano, Santamaría y Gutierrez, Maril, Borgnia, Cacheiro, Rodríguez y Piovano.

San Lorenzo : Blazina, Vanzini y Basso, Zubieta, Grecco y Colombo, Imbelloni, Farro, Pontoni, Martino y Silva.

A los 21 minutos de iniciado el encuentro se produjo la apertura del marcador, Zubieta  le quitó el balón a Cacheiro, y cedió a Imbelloni, quien apoyó a Farro, el “Chueco” sacó un fuerte remate, que no contuvo el arquero Risso y Rinaldo Martino de arremetida abrió el marcador, esto trajo tranquilidad a nuestros jugadores que estuvieron cerca de aumentar las cifra en varias ocasiones.

El primer tiempo finalizó con la victoria azulgrana por la mínima diferencia.

A los 11 minutos René Pontoni, convirtió el segundo gol con un cabezazo al ángulo inatajable  para el arquero Risso. A los veintitrés minutos Cacheiro descontó para Ferro, poniéndole algo de suspenso al resultado final, el aliento de nuestra tribuna fue incesante desde el descuento local, hasta el final del partido, a los 43 minutos René Pontoni eludió a Santamaría y habilitó de inmediato a Silva, quien en rauda carrera sacó un violento disparo que llegó a la red, que selló el 3 a 1 para San Lorenzo, el público que ya había tenido un intento de invasión del campo de juego a los treinta minutos del segundo tiempo, ante el gol de Oscar Silva, no aguanto y se lanzó masivamente hacia el césped, para abrazar a los nuevos campeones del fútbol argentino.

San Lorenzo de Almagro Campeón 1946, un equipo espectacular que convirtió noventa goles en treinta fechas, a un promedio de tres goles por partido,

San Lorenzo de 1946, un equipo extraordinario, lujoso, mágico y contundente que se mete para siempre en el hincha del Ciclón de cada nuevo tiempo, su marca y calidad, es como si cada nuevo hincha que nace los hubiera visto jugar. San Lorenzo de 1946, el mejor equipo del profesionalismo argentino.

 

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

 

 

 

 

 

 

 

A 36 AÑOS DEL ÚLTIMO PARTIDO EN EL GASÓMETRO.

A  36 AÑOS DEL ÚLTIMO PARTIDO EN EL GASÓMETRO

 Ingresamos a la tribuna de Avenida La Plata junto a mi querido Viejo con la idea de ver una victoria ante Boca que nos posibilite si Central o Instituto ganaban, clasificar en  nuestra zona para jugar los cuartos final del Nacional

3 - La Hinchada - A+¦o 1979 (2)Era 2 de Diciembre de 1979 y la cancha estaba colmada como en los mejores tiempos del Gasómetro, aunque esos no eran buenos tiempos para un San Lorenzo que llevaba casi un lustro de decepciones futbolistas y cuatro años de auto-destrucción institucional por culpa de directivos ineptos.

Viví con intensidad aquel clásico, como cada partido con Boca, una puteada al aire cuando Gatti le atajó el penal a Coscia y una catarata de insultos al siempre anti- San Lorenzo, Teodoro Nitti cuando expulsó al “Tano” Collavini a pocos minutos de empezado el segundo tiempo. El partido finalizó 0 a 0 y la bronca de quedar fuera de toda posibilidad de ganar el campeonato.

Yo era uno de los tantos que no sabía que aquella tarde del 2 de Diciembre de 1979 se disputaría el último partido en el Viejo Gasómetro, y eso que por esos días transitaba cotidianamente el Club practicando Complemento de Pesas con el inolvidable Profesor Tony Mariña. Muchos hoy dicen que lo sabían, aunque no me quedan dudas que la mayoría no lo sabía, porque desde varios años antes se hablaba cada temporada que era la última temporada, porque la Municipalidad necesitaba abrir las calles, y entonces los traidores de adentro soñaban con la Tierra Prometida en el Parque Almirante Brown.

36 Años después de aquella tragedia que significó perder el Gasómetro, me sigo preguntando porqué. Aquella tarde tras terminar el partido, como parte de un ritual desde que tengo memoria, nos fuimos caminando hasta Rivadavia con Pablo mi Viejo, pero esta vez fue distinto, porque él que era un tipo muy conversador esa tarde no dijo una palabra, repito que aquella tarde no sabíamos que era el último partido, años más tarde, aún después de su fallecimiento en 1987, entendí que presentía que aquella tarde del 2 de Diciembre se iba a despedir del Gasómetro.

Es duro transportarse en el tiempo, y más cuando se estaba perdiendo por culpas ajenas y propias un lugar tan querido.

Porque aún en la recta final de mi vida, me sigue sangrando esa herida abierta que significó haber perdido lo que uno amaba entonces, parafraseando al “Negro” Víctor Heredia en su tema “Aquellos Soldaditos de plomo”, y fundamentalmente el hecho de no haber podido aceptar nunca la pérdida del Gasómetro,  iniciamos el sueño, la militancia y la lucha por el regreso total a Avenida La Plata allá por 1998 con mucho coraje militante, soportando cargadas, agravios, insultos ahí firmes durante años junto a mi hermano Diego repartíamos en soledad volantes a la entrada de la popular sobre las 10 razones para Volver a Avenida La Plata.

Cada 2 de Diciembre, durante casi 20 años significó para mi familia un día de tremendo dolor, y aunque la herida seguirá abierta hasta que San Lorenzo no vuelva a jugar al fútbol como local en Avenida La Plata,  desde aquel 2 de Diciembre del 2004, cuando se hizo el primer acto público importante por la Vuelta a Avenida La Plata intentamos que cada vez que llegue esta fecha, estemos más cerca del regreso definitivo a nuestro lugar el mundo.

Las culpas internas de tremenda pérdida muy pocos las conocemos, las externas fueron la base de mi fundamento a la hora de presentar el Proyecto de Restitución Histórica.

El daño del Municipio al Club Atlético San Lorenzo de Almagro, tuvo distintos capítulos, anteriores a la siniestra dictadura militar y data de la década del treinta, cuando el propio  Presidente de San Lorenzo en 1935 Juan Lázzari hacía mención a las malditas aperturas de calles. Tres décadas después  durante los meses de Agosto y Septiembre de 1965, en forma vejatoria  algunos Concejales de entonces intentaron que la cesión de los terrenos del Parque Almirante Brown (Bajo Flores) por 99 años sean a cambio que San Lorenzo se desprenda de su propiedad privada de Avenida La Plata al 1700.

Finalmente esto no se concretó, pero el municipio volvió a embestir contra San Lorenzo cuando bajo la Intendencia de facto de Saturnino Montero Ruiz, se le puso a San Lorenzo la espada de damocles al sancionar la Ordenanza 25.770 que aprobó el trazado de la Autopista Central que cruzaría el predio del Gasómetro y los terrenos que el Club poseía en la Avenida Rivadavia y Yatay. Esto sucedió durante la dictadura del Presidente de la Nación Agustín Lanusse.

Durante más de un año el Club quedó condicionado por el Municipio, fue durante el año 1972 que San Lorenzo vendió jugadores del plantel profesional de gran valía y que esta Ordenanza congeló toda posibilidad de mejora del Viejo Gasómetro.

Hasta que llegó la última dictadura militar y desde la propia Intendencia de facto del Brigadier Osvaldo Cacciatore se coaccionó al Club para que mal venda, porque el propio tirano buscaba hacer un negocio inmobiliario en la mejor ubicación del país.

La sanción de la Ley de Restitución Histórica para el Club Atlético San Lorenzo de Almagro, es un hecho de justicia ante los distintos atropellos que sufrió la Institución de parte del propio Estado y Municipio.

Solo gente que comparte el accionar de la Dictadura como la desaparición forzada de personas, robo de niños, tortura y apriete a un Club Social y Deportivo, están contra este proyecto de vida que propone San Lorenzo..

También se suman a cuestionar este acto de justicia de la Democracia, personas ignorantes que anteponen sentimientos por otras divisas, cuando el regreso de San Lorenzo a Boedo es un hecho de identidad.

Este 2 de Diciembre se cumplen 36 años del último partido en el Gasómetro y la verdad…………..la pura verdad……………….. uno, no puede evitar el sentimiento de tristeza, y que  después de tanta lucha los sueños de regreso siguen intactos

 

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

HOMENAJE A UN GRANDE!!! El “Chueco” Farro

HOMENAJE A UN GRANDE

 El “Chueco” Farro  “Un Entreala  memorable”

 Hoy,  30 de Noviembre se cumplen 33 años del fallecimiento de uno de los más notables jugadores de nuestra gloriosa historia, nos referimos al “Chueco” Farro.

Armando Farro fue un notable entre-ala lujoso, jugador con una dinámica impresionante, formando parte de aquel terceto de oro extraordinario compuesto por Armando Farro-René Pontoni y Rinaldo Martino.

Fue un  jugador completo como pocos de los que pasaron por los campos de juego  del país, jugaba como antiguamente se decía “ peón de brega” , quedó en la historia como él jugador  más sacrificado de aquel glorioso de 1946 , pero Armando Farro las tenía todas , era luchador ,sabía y mucho con el balón , fue un jugador completo , un crack., el “Chueco” fue sinónimo del buen gusto para jugar al fútbol, toque preciso y gol.

Su historia tuvo la particularidad de haber jugado en las divisiones inferiores de Boca (de pibe vivió en ese barrio) entre 1935 y 1937 , le dieron el pase increíblemente a River donde jugó en la quinta y en la cuarta división , en 1940 se fue a Banfield donde jugó en primera división hasta 1944 en un excelente nivel , pero  la vida deportiva  le tendría reservado lo mejor de su carrera a partir de 1945 cuando llegó a San Lorenzo donde jugó magistralmente hasta 1952.

Su debut en la primera de San Lorenzo se produjo el 22 de Abril de 1945 en la primera fecha del campeonato ante Gimnasia en La Plata, ganó San Lorenzo 4 a 1 con 3 goles de otro debutante “El Maestro” René Pontoni y Antuña el restante. Esa tarde El Ciclón se alineó con: Peñalva, Zubieta y Crespi, Barchielli, Grecco y Colombo, Antuña, Farro, Pontoni, Martino y el Loco De La Mata. A poco más de un mes de su debut convirtió el primer gol con la camiseta de San Lorenzo, fue el 25 de Mayo de 1945, cuando logró el tanto del empate ante Atlanta 1 a 1 en Villa Crespo.

Al año siguiente en 1946, tuvo un año extraordinario, donde San Lorenzo logra el título y el “Chueco” convierte 18 goles, además de ser un factor fundamental para la obtención del título. Ese San Lorenzo de Blazina, Vanzini y Basso, Zubieta, Grecco y Colombo, Imbelloni, Farro, Pontoni, Martino y Silva derrocha calidad por todos los escenarios del fútbol argentino.

En la Gira por Europa de 1947, donde San Lorenzo conmueve al mundo con su fútbol de toque y goles, Farro muestra todas sus cualidades y tiene una jornada superlativa cuando El Ciclón golea a la Selección de España 6 a 1 con 3 goles suyos, repitiendo ante la Selección de Portugal cuando El Chueco hizo 3 de los 10 goles que convirtió San Lorenzo.

Armando FarroEn la temporada de 1947, convierte 7 goles, en la del 48 convirtió cinco tantos, una lesión lo marginó de la temporada de 1949 y vuelve a ser titular en 1950 donde en 23 partidos convierte 10 goles. Su última temporada con la camiseta azulgrana fue en 1952, el 2 de Noviembre de ese año jugó su último partido en una derrota 3 a 2 con Independiente en Boedo 3 a 2 y San Lorenzo se alineó con: Festa, Glini y Basso, Resquín, Cívico y Berterame, Picot, Papa, Benavidez, Farro y Seoane. Fue el cierre a su campaña en San Lorenzo que fue de 161 partidos convirtiendo 53 goles.

En 1945 integró también la Selección Nacional.

El “Chueco” Farro recordó años después el mejor gol de su carrera  afirmando “ Fue en Boedo en 1945 a Sebastián Gualco que estaba cerrando su carrera en Huracán ,se estaba disputando el cotejo en una cancha fangosa por una intensa lluvia, de pronto Pontoni me la dio cruzada , yo ataqué , me salieron uno , dos y tres adversarios a quienes eludí a la carrera , cuando salió Gualco se la toqué de cuchara y aunque el arquero se arrojó la pelota y yo terminamos en la red del Globito”

Armando Farro nació en la Capital Federal el 22 de Diciembre de 1920.

Falleciendo el 30 de Noviembre de 1982, hoy se cumplen 33 años de su fallecimiento y como todos los años lo homenajeamos en “San Lorenzo Ayer, Hoy y Siempre”

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

GRAN DESCONOCIMIENTO DE NUESTRA HISTORIA EN NUESTRO PERIODISMO

EL DESCONOCIMIENTO DE NUESTRA GLORIOSA HISTORIA  ES MONEDA CORRIENTE EN NUESTRO PERIODISMO

Nos toca en estos tiempos observar en los medios televisivos, radiales y digitales a muchos comunicadores cuestionar a  una nueva supuesta categoría de periodistas, los mal llamado periodistas militantes, una verdadera zoncera que lo único que busca es realmente es esconder la posición que sostiene el denunciador del supuesto periodista militante.

En la década del 30, el pensador argentino Raúl Scalabrini Ortiz nos mostraba con que desparpajo y docilidad, la mayoría del periodismo argentino le era servil y obedecía a las acciones de la voluntad británica y su penetración económica en nuestro país  a expensas del trabajador argentino.

Y el periodismo deportivo argentino que me dice?  Entregado en forma vergonzante a los dos equipos del régimen, en detrimento del resto, es tan visible esto, que con la acción criminal de Tevez sobre el jugador Ezequiel Ham en el último enfrentamiento en La Paternal solo faltó que le dieran 10 fechas de suspensión al jugador de Argentinos Juniors, que dicho de paso solo una semana se preocupó nuestro periodismo sobre su lesión, y hoy, que medio periodístico se acuerda del pibe?

Y del periodismo partidario de hoy y de ayer que me dice?  Con sus lógicas excepciones, que nos cuentan hoy?  Escucha o lee repreguntas a quienes nos gobiernan, difícil no? ¿Qué pasa con el producido de la venta de Ángel Correa? Alguien sabe, alguien de los tantos programas partidarios nos cuenta si se cobró, cuantas cuotas nos pagaron, cuantas faltan, cual fue la cifra neta que le quedó al Club?

Recuerdo el revuelo periodístico que generó mi pedido de que con el dinero de la venta de Correo, se comience con la primera tribuna en Avenida La Plata.

Las cosas que me decían los operadores del oficialismo. No solo me asusta  la docilidad que tiene nuestro periodismo, sino que también la ignorancia hacia nuestra gloriosa historia, porque decir que Edgardo Bauza fue el mejor técnico de nuestra historia futbolística, es de un desconocimiento total.  Basarse que estuvo en el banco de suplentes del San Lorenzo que ganó la Copa Libertadores esquiva en los 55 años que lleva el torneo continental, es de una mirada corta. Sería extenso hablar del dolor de ojos que produjo San Lorenzo en estos dos años, pero la demostración de quien fue la figura central de la obtención de la Copa, solo hay que mirarla el último partido donde el equipo consiguió la obtención a una nueva edición de la Libertadores, con   4 pelotas imposibles contenidas por el “Condor” Torrico que determinaron la clasificación, y así fue el desarrollo de aquella copa ganada felizmente, donde  jugadores vitales como Torrico, Piatti, Correa y Mercier  fueron claves para contrarrestar a un esquema futbolístico tremendamente mezquino.

Pero gustos son gustos y cada uno puede tener el suyo, aunque a veces el triunfalismo nos permite auto engañarnos, porque aquella noche previa al  5 a 4 de los chilenos,  mostraba un pedido de licencia de 9 meses del Vicepresidente primero, claro como lo hizo por twitter, y el estatuto no lo contempla, no se hizo efectiva la licencia, después de la victoria ante Botafogo y el pase a cuartos de final de la Copa.

Adolfo Urso (2)Parte del periodismo nos bajó línea con liviandad, que el señor Bauza fue el mejor técnico de nuestra historia, y entonces como conocedores de nuestra historia nos revelan estas informaciones. Entonces como gustos son gustos y no podemos discutir sobre los gustos, voy al terreno de los resultadistas. Edgardo Bauza en toda su actuación, obtuvo el 53,4 % de los puntos que disputó. Sobre 99 partidos que dirigió ganó 46, empató 20 y perdió 33. Sobre 297 puntos logró obtener 158. La verdad perdimos muchos cotejos.

Su mejor producción, en porcentaje de puntos ganado fue este último torneo donde San Lorenzo fue Subcampeón logrando casi el 67% de los puntos, en realmente una buena producción.

Pero de ahí a afirmar que fue el mejor técnico de nuestra historia carece de sustento. No soy amigo de las comparaciones entre propias cuestiones de San Lorenzo cuando las cosas son positivas, no me engancho por ejemplo en la polémica quien fue mejor si Gorosito o Silas, los dos fueron grandes jugadores, pero cuando se ignora nuestra historia como con estas afirmaciones sobre que Bauza fue el mejor Técnico de la historia, debemos comparar por respeto a los que ya no están

Atilio Giuliano técnico del San Lorenzo Campeón de 1927 y 1933, estuvo 47 partidos invictos entre 1926 y 1927, fueron 20 meses sin que El Ciclón conociera la derrota, y el Campeón de 1927 obtuvo el 86% de los puntos en disputa, contra el 67% del mejor  torneo de Edgardo Bauza.

 

José Barreiro campeón de 1959, logró el 75% de los puntos en disputa, y en este esquema actual de fútbol, San Lorenzo hubiera sido bi-campeón del 59, porque ganó las dos ruedas,

Tim (Maestro inigualable), obtuvo con “Los Matadores” el 83% de los puntos en 1968, Manuel Pellegrini que con su equipo del 2001 tiene el record del fútbol argentino profesional de 13 partidos consecutivos ganados,  logró en el Clausura 2001 el 82% de los puntos. Y  Juan Carlos Lorenzo en el Nacional de 1972, logró el 89% de los puntos en disputa, siendo el equipo con mayor porcentaje de puntos ganados, en el fútbol argentino profesional. Si sumáramos Metro y Nacional de 1972 a lo largo de 48 partidos el “Toto” logró el 72, 5 % de los puntos en juego.

Hay más técnicos ilustres de San Lorenzo, porque no hablé del mejor equipo de nuestra historia, como el del 46, dirigidos por Pedro Omar y Diego García, o de otros Maestros que se sentaron en nuestro banco como Emérico Hirchsl o Jorge Orth, y tantos otros, a los cuales parte de este periodismo por ignorancia le termina faltando el respeto con sus afirmaciones poco felices.

La Copa Libertadores tiene 55 años de vida, es decir que mencionar de toda la historia es deformar la misma, desconocer que en 1969 , no la jugamos porque por entonces el campeón del Metro no la disputaba por ello no la jugaron Los Matadores es otro grado de ignorancia, o me van a decir que Bauza fue mejor técnico que el brasileño Tim, o el propio Pellegrini o Diego García y Pedro Omar, es muy importante conocer algo  de la historia de San Lorenzo, para afirmar con tanta liviandad, porque da vergüenza ajena escuchar o leer muchas opiniones plagadas de desconocimiento.

Adolfo Res (Historiador  C.A.S.L.A.)

RECORDANDO A UN GRANDE….Guillermo Weller “El Campeón”.

RECORDANDO A UN GRANDE

 Guillermo Weller  “El Campeón”

 Fue uno de los marchistas más importantes de la historia de Argentina, representante del Club San Lorenzo de Almagro de la mano del Profesor Mura.

Comenzó como un fondista de pocos atributos para dicha especialidad, casi retirado del atletismo en 1951, con 38 años de edad, estaba presenciando la prueba de marcha atlética por la primera edición de los Juegos Panamericanos y observó cómo el rosarino Sixto Ibáñez escribió una página de gloria para nuestro deporte al ganar en los 50.000 metros.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Mura y Weller en el Gasometro!!!!

 Apodado “El Alemán” o “Petronhilo” Guillermo Weller nació en Alemania y a los cuatro meses de vida sus padres se trasladaron a Brasil, en San Pablo Weller fue creciendo y vivió hasta las 20 años con el sueño de ser futbolista, pero no se le dió, llegó a Buenos Aires en 1933 donde conoció al “Negro” Petronilho  do Britos figura de San Lorenzo, con quien llegó a tener una amistad. “Fue entonces que empecé a ir a ver los partidos del Ciclón” comentaría años después Guillermo Weller.

En 1934 se inició en el Atletismo, incorporándose al equipo azulgrana de esta disciplina en 1936 bajo la dirección del extraordinario Francisco Mura. Fueron tiempos en los que Weller era corredor de carreras de fondo, hasta que un día Martín Casas gran marchista representante de Atlanta lo convenció para que se dedique a la Marcha Atlética. En 1951  Guillermo Weller inicia una campaña formidable, pasando  a ser una figura del atletismo mundial; con un ascenso meteórico de sólo cuatro años y una edad de 42, Guillermo Weller se transformó en un verdadero campeón.

En 1953 se adueñó de los siguientes récords sudamericanos: en los 3.000, 5.000 y 10.000 mts., consagrándose Campeón Nacional ese mismo año, logro que volvió a repetir en 1954 y 1955.

Fue en 1955 cuando, debido a sus enormes logros, fue invitado desde los Estados Unidos para competir en las exigentes pruebas de Baltimore, New York y Cincinati, de 50.000, 10.000 y 40.000 mts,  respectivamente, debiendo enfrentarse a los mejores ases del mundo y obteniendo la última prueba en la que se consagró Campeón de los Estados Unidos.

El público “yanqui” lo ovacionó, consiguiendo una admiración pocas veces vista en los Estados Unidos a un atleta extranjero.

Fue designado para representar a nuestro país en los Juegos Olímpicos de Melbourne en 1956, pero a último momento, por temas ajenos al deporte, no fue convocado.

Los marchistas ganadores de las distintas medallas en Australia estaban lejos de los tiempos que efectuaba Guillermo Weller, perdiendo el deporte nacional la posibilidad de haber obtenido una nueva medalla olímpica.

En 1958 ratificó sus condiciones disputando 3 pruebas en los Estados Unidos. El 28 de agosto en Nueva York llevó la insignia del país y San Lorenzo a los más alto, consagrándose campeón en los 2.422 mts. con un tiempo de 00:11:55.

El 21 de septiembre de 1958 en Los Angeles, en los 30.000 mts. volvió a triunfar en 02:49:12, superando a los supuestos mejores de la especialidad Ronald Lair, Waldemar Grandi y Leo Sjogreen, éste último campeón de Estados Unidos desde 1953.

En 1960 mejoró la marca olímpica que poseía el italiano José Dordoni.

Guillermo Weller fue un deportista extraordinario.

 

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

A 40 AÑOS DEL RECORD DEL “GRINGO” !!!!!

“Dale Scotta, dale Scotta y al que no le guste Scotta……”

 A 40 AÑOS DEL RECORD  DEL “GRINGO”

 El “Gringo”, un delantero letal para las defensas rivales, en 1971 proveniente de Unión de Santa Fe, llegó a nuestra institución. Rogelio Domínguez fue quien lo ubicó en el puesto de delantero. Su característica más importante fue la potencia de su disparo, que metía miedo tanto en los arqueros, como también en los jugadores que integraban las barreras que se armaban ante un tiro libre ejecutado por Héctor Scotta. En la mayoría de los casos provocaba que el jugador se corriera ante el fuerte disparo del delantero azulgrana.

El Metropolitano de 1972 lo encontró en un gran momento futbolístico, compartiendo una delantera rutilante hasta la 12° fecha: Scotta, Fischer y Veglio o Sanfilippo ¿Cuánto valdría hoy esta línea de ataque? Al producirse la venta de Rodolfo Fischer, el “Gringo” compartió la delantera con Ayala y Veglio, hasta que el 20 de agosto, por la 28° fecha en el Gasómetro de Avenida La Plata ante Estudiantes de La Plata, sufrió una fractura de tibia que lo marginó de las canchas por nueve meses. Durante el Metropolitano convirtió 6 goles en 24 presencias, lo que habla de que el “Gringo” fue un gran protagonista del título ganado por el Ciclón dos fechas después ante Atlanta.

El Gringo un fenomeno!!
El Gringo un fenomeno!!

Reapareció el 22 de abril de 1973 por la 9° fecha del Metropolitano de ese año, ingresando en el segundo tiempo en reemplazo de Gallard, cuando gran parte del periodismo y de los hinchas no creyeron en su recuperación cien por ciento. El “Gringo” tuvo su revancha en 1974 y en el Nacional, los 17 goles convertidos certifican que estuvo en plenitud.

La mayoría de estos tantos fueron fundamentales para el equipo, conducido por Osvaldo Zubeldía. Como aquella noche del 18 de diciembre en la cancha de Boca, ante Vélez, por la penúltima fecha del octogonal final que definía al Campeón. Restaba un minuto de juego, el encuentro estaba igualado 1 a 1, precisamente la apertura del marcador había estado a cargo de Héctor Scotta, luego empató Correa para la gente de Liniers; el empate dejaba afuera al Ciclón de toda discusión del título para la última fecha (quedaban punteros Vélez y Central y se enfrentaban la última jornada). Expiraba el cotejo y llegó el quinto corner consecutivo para San Lorenzo, lo ejecutó Antonio García Ameijenda, la defensa de Vélez se fue con la marca sobre Victorio Cocco y el “Gringo”, que había corrido al primer palo, la peinó hacia atrás y convirtió el gol agónico que nos permitió llegar punteros a la última fecha ante Ferro y depender de San Lorenzo mismo para campeonar. Así también fue fundamental su aporte en el decisivo encuentro, al convertir el empate transitorio que abrió el camino a la consagración.

El Gringo un fenomeno!!
El Gringo un fenomeno!!

En 1975 San Lorenzo perdió a varias figuras del equipo campeón, sin embargo Héctor Scotta se las arregló para enronquecer las gargantas de nuestros hinchas. Fueron 60 goles en toda la temporada, 60 gritos que ponen a Héctor Scotta como un goleador récord en todas las ligas reconocidas por F.I.F.A.; su marca sólo fue superada en la liga de Estados Unidos durante la temporada 1924/25, por el jugador Archibald Mc Pherson Stara (Escocia), con 67 goles, y por Ferenc Deak, en la liga Húngara, con 66 goles en la temporada 1945/46. Y  hace poco tiempo en un equipo de grandes figuras, Lionel Messi, recién pudo superar después de largas décadas  a Héctor Scotta.

El mérito del “Gringo” se agiganta ante la mala campaña realizada por nuestro primer equipo en el Metropolitano de 1975. La ecuación más repetida fue el desborde y centro atrás del “Negro” Ortiz, para que Scotta, de cabeza o a la carrera, convirtiera el gol con nuestra camiseta. Son muchos los recuerdos relacionados personales con el “Gringo” Scotta, como aquel golazo de media chilena a Argentinos Juniors en la Paternal, o el de casi mitad de cancha a Chacarita en el Gasómetro.

Una de las tardes imborrables de la memoria del hincha del Ciclón, fue la del 23 de noviembre de 1975, cuando goleamos a Boca 5 a 3 en la ribera y el “Gringo” batió el récord de 47 goles que ostentaba desde 1937 el paraguayo Arsenio Erico, delantero de Independiente. Fue memorable esa tarde para Héctor Scotta y para el hincha de San Lorenzo, que disfrutaba de una goleada que pudo transformarse en histórica, ya que al finalizar el primer tiempo ganábamos 5 a 1.

Ciento cuarenta goles convirtió con nuestra camiseta, tardes de grandes emociones nos hizo vivir el “Gringo”, por ello, por siempre se escuchará en Avenida La Plata, la vieja melodía entonada por la Gloriosa hinchada de San Lorenzo: “Dale Scotta, dale Scotta, dale Scotta, dale Scotta y al que no le gusta Scotta que me chupe las ……..”

 

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

5 A BOCA EN UN SOLO TIEMPO!!

BOCA 3 SAN LORENZO 5

Fue una tarde inolvidable, soñada, en aquellos adolescentes años propios, aquel 23 de Noviembre de 1975 fue una de las más grandes alegrías personales, 5 goles a Boca en un tiempo, y recordar a 40 años,  la alegría desmedida junto a mi Viejo en la tribuna azulgrana gozando de un triunfo memorable.

 

 

Recuerdo el final del primer tiempo, viendo como de la tribuna de Boca lo puteaban y le tiraban piedras al propio arquero Xeneise, y nosotros irónicamente gritarles el aplaudan, aplaudan….no dejen de aplaudir…………………los goles de Biasutto que ya van a venir. Fue la gran tarde del “Gringo” Scotta que batió con 48 goles el record que tenía el paraguayo Arsenio Erico.

Eran tiempos de paternidad aún en la misma cancha de ellos, y si no se lesiona el “Negro” Ortiz en el primer tiempo le hacíamos 10 goles.

Aquella tarde del 23 de Noviembre de 1975, en la Ribera, Boca formó con: Biasutto, Pernía, La Fuente, Tarantini y Ovide, Alves, Trobbiani y Potente, Felman, Sánchez y González (Fabré) DT Rogelio Domínguez.

San Lorenzo: La Volpe, Villar, Olguín, Maletti y Uzín, Gauna, Telch y Beltrán, Scotta, Premici (Veglio) y Ortiz (Rizzi). DT Alberto Rendo

El Juez : Arturo Ithurralde

BOCA 3 SAN LORENZO 5Del partido vale destacar, a los 40 segundos, tiro libre para San Lorenzo a 35 metros del arco defendido por Biasutto, le pega el “Gringo” no con su fuerza habitual, pero igual la pelota va adentro, 1 a 0 y festejo loco en nuestra tribuna, ya que empezamos ganando desde los vestuarios prácticamente. A los 23 minutos desborde de Oscar Ortiz centro atrás y Claudio Premici le gana en el salto a Tarantini y pone el 2 a 0, dos minutos después descuenta Alves para Boca, a los 30 minutos sale lesionado el “Negro” Ortiz que se estaba haciendo un picnic con el “Tano” Pernía su marcador, ingresa en su reemplazo Mario Rizzi, quien en la primera pelota que toca hace una pared con Premici, llega el balón al área y el “Cordobés” Beltrán de media vuelta establece el 3 a 1, un minuto y medio después, con un tiro de zurda y a un rincón,  llegó el cuarto gol a través de Héctor Scotta que ya bate el record de Arsenio Erico, con 48 goles en 48 partidos ¡¡¡¡IMPRESIONANTE !!!!!!, La PROPIA HINCHADA DE Boca empieza a insultar a su arquero y pide el ingreso del arquero suplente Vidallé. A los 43 minutos otra vez Premici  ganándole la espalda a La Fuente y Tarantini convierte para San Lorenzo el quinto gol, la hinchada del Ciclón se hace un festín en el entre-tiempo, un recuerdo personal imborrable, desde “El que nacieron hijos nuestros, hijos nuestros morirán” con melodía de “Los Parranderos” que nació y se entonó por primera vez en una cancha en el 3 a 1 de la primera rueda en el Gasómetro, hasta el “La Boca, la Boca, La Boca se inundó……………y a todos los de Boca la mierda los tapó”.

En el segundo tiempo arrancó con todo y Felman descontó a los 2 minutos, y a los 25 Alves . Se puso 5 a 3, Felman con un taco que dio en el poste se perdió el cuarto, lo tuvo Potente también y Hugo Paulino Sanchez, pero San Lorenzo tuvo opciones claras, en los pies de Scotta primero, Beltrán y Rizzi  para llegar al sexto gol. Llegó el final con el delirio de nuestra hinchada, mientras los hinchas locales se retiraban en silencio con la goleada a cuestas.

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

A 82 AÑOS DEL TÍTULO DE 1933

A 82 AÑOS DEL TÍTULO DE 1933

SAN LORENZO JUSTO CAMPEÓN

Hoy se cumplen 82 años de la obtención del primer Campeonato Profesional ganado por el Ciclón de Boedo.

Para la temporada de 1933 , los dirigentes de San Lorenzo se preocuparon para reforzar el plantel profesional del primer equipo, así consiguieron los servicios de los brasileños Petronilho De Britos , Eugenio Vanni , Juan Ramón , Agustín Texeira y Felicio Félix “Tufi” , aunque este último luego de arreglar su situación con la entidad, pidió un dinero adelantado para traer a su familia de Brasil , lo concreto es que el jugador desapareció con el dinero y no volvió nunca mas , también rescindieron contrato los jugadores Vanni y Ramón,
La temporada comenzó bajo la dirección técnica de Eugenio Medyegsi , pero rápidamente tomo el equipo el recordado Atilio Giuliano.
El comienzo del campeonato fue desalentador para nuestra institución ya que el debut en el Gasómetro fue empate con Lanús y a la semana siguiente se sufrió una goleada ante River en su cancha de Alvear y Tagle.
Pero a partir de la 3º jornada luego de la victoria ante Racing por 2 a 0 , San Lorenzo comenzó una senda triunfal en el torneo.
El campeonato contó con la aparición de un equipo sensación, que quedó en la historia con el mote de “El Expreso” se trató de Gimnasia y Esgrima de La Plata,
que al finalizar la primera rueda finalizó en la primera ubicación con 27 unidades , seguido de San Lorenzo con 25 y de Boca y River con 23.
La prensa deportiva en general dejó para la posteridad una sensación de que el
“Lobo” platense perdió el campeonato por arbitrajes que los perjudicaron quitándole a San Lorenzo el mérito de haber sido un justo campeón.
sl 1933 campeón (2)La estadística demuestra que Gimnasia comenzó a declinar en la segunda rueda, ya que ganaba con autoridad como local , pero fue derrotado sucesivamente en condición de visitante ante Velez, Argentinos Juniors y Atlanta equipos que no se ubicaban justamente en puestos de privilegio , al cumplirse la vigésima sexta fecha ( a ocho jornadas del final) el 10 de septiembre de 1933 , Gimnasia mantenía la primera ubicación con 35 unidades , seguido por Boca y River con 33 , y un escalón mas atrás San Lorenzo y Racing con 32.
En dicha fecha 26º , Boca recibió a Gimnasia y ante un arbitraje lamentable para los triperos del juez De Dominicis los locales luego de ir cayendo cero a dos ganaron por tres a dos , con este triunfo Boca alcanzó a Gimnasia al igual que River que derrotó a Estudiantes en La Plata, en tanto que San Lorenzo goleó 5 a 2 a Tigre y quedó con 34 unidades a una unidad de los 3 punteros, en igual condición quedó Independiente.
A la jornada siguiente los tres punteros Gimnasia , Boca y River ganaron sus compromisos , mientras que al caer Independiente , San Lorenzo quedó como único escolta al vencer a Argentinos Juniors en condición de visitante por 3 a 2.
El 8 de octubre San Lorenzo enfrentó a Gimnasia ( uno de los punteros) en Boedo,
el juez del encuentro fue Rojo Miró , el mismo que había arbitrado la victoria platense ante San Lorenzo por 4 a 2 , donde un error de este juez al otorgarle un penal inexistente a Gimnasia hizo posible igualar parcialmente el encuentro en dos que finalmente perdimos por aquel resultado.
En el cotejo disputado en el “Templo” de Avenida La Plata al 1700 , abrió el marcador el “Negro” Petronilho a los 37 minutos , igualando Minilla al terminar la primera etapa. En el segundo tiempo a los 6 minutos otra vez Petronilho De Britos colocó el 2 a 1 para San Lorenzo, sobre los 24 minutos un avance de Gimnasia fue detenido con una fuerte infracción de Fossa , los jugadores gimnasistas reclamaron
penal , Rojo Miró sancionó la fala fuera del área , el tiro libre no trajo consecuencia alguna y en la jugada siguiente un remate de Diego García fue contenido con dificultad por el guardameta visitante Herrera que se fue por la fuerza del disparo detrás de la linea del gol , el juez cobró el tanto , mientras los jugadores de Gimnasia aducían que el balón no traspuso la linea del arco , transcurrían 26 minutos del segundo tiempo , y los hombres del “Lobo” por sentirse perjudicados iniciaron una inusual protesta , se limitaban a sacar del medio y se sentaban en el campo en señal de protesta , San Lorenzo sin resistencia convirtió 4 tantos mas hasta que el juez suspendió el cotejo con un 7 a 1 para El Ciclón.
Esta misma jornada perdió otro de los punteros River ante Tigre por 2 a 1 , quedando como único líder Boca con 37 ( venció a Atlanta 3 a 1) y San Lorenzo como escolta con 36.
Las tres jornadas siguientes el puntero ganó sus compromisos, al igual que San Lorenzo que goleó a Ferro por 5 a 1 , Atlanta 5 a 2 y a Talleres 3 a 1 , mientras que Gimnasia en esos tres cotejos venció por 3 a 0 a Lanús siendo goleado por River 5 a 2 y por Racing 4 a 1 , quedando lejos de la lucha por el título a tres jornadas del final.
Así llegó el 5 de noviembre de 1933 con un Gasómetro colmado de público en el que se vendieron 45.441 boletos (sumado a los socios, hubo mas de 60.000 almas en la cancha) se enfrentaron San Lorenzo ( 46 puntos) y Boca ( 47 unidades) en el partido del año. Ganó el Ciclón por 2 a 0 con goles de Petronilho y Canteli.
La emoción invadió al pueblo sanlorencista que vislumbraba el logro del campeonato , los medios gráficos se ocuparon toda la semana de entrevistar a los jugadores del Ciclón, nadie pensaba , que el torneo pudiera complicarse , como sucedió el domingo siguiente con la derrota sobre la hora ante Independiente que posibilitó que Boca volviera a la punta del campeonato de 1933.

El 19 de Noviembre de 1933, se disputó la última fecha del campeonato, San Lorenzo enfrentó a Chacarita en su vieja cancha de Villa Crespo, y Boca el puntero del campeonato con una unidad más, viajaba hasta Alvear y Tagle para enfrentar a River.
San Lorenzo con gol de Diego García a los 20 minutos del primer tiempo ganó 1 a 0 su partido, y River derrotó a Boca 3 a 1, logrando el Ciclón de Boedo, el primer título del profesionalismo.
Aquella tarde San Lorenzo se alineó con: Lema, Pacheco y Fossa, Chividini, Scavone y Achinelli, Magán, Canteli, Petronilho, Diego García y Arrieta.

Los festejos de la Hinchada Azulgrana fueron imponentes, la gente se fue del estadio de Chacarita, caminando hasta el Gasómetro, para festejar la conquista, que continuó en el Café Dante hasta las primeras horas del día siguiente.

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)