Bares -cafés con aroma azulgrana!!

Bares -cafés con aroma azulgrana!!

15 abril, 2021 0 Por casla historia

Bares -cafés con aroma azulgrana

Cada 26 de octubre se celebra el día de los cafés que fueron y son un símbolo de nuestra ciudad, espacios de amistad, de la barra de amigos, nos traen la reminiscencia de tiempos nostálgicos de la porteñidad ¿Quién no ha perdido las dimensiones de espacio y tiempo frente a un pocillo?

En este articulo referenciamos algunos de los bares y cafés emblemáticos de Boedo aquellos que hoy siguen vigentes a través de los años y los que permanecen en el recuerdo de muchos. Fueron y son lugares de reunión de los  san lorencistas, hinchas, jugadores y dirigentes en sus horas más felices y de las otras, esos espacios que consagraron parte de nuestra identidad en un barrio de tango, fútbol, anarquía y gente de errante escribir».  Los bares y café de Boedo junto a San Lorenzo son un  solo corazón latiendo al mismo compas.

San juan y Boedo Esquina Homero Manzi.

 

Instaurado a comienzos del siglo veinte el café tuvo varias denominaciones en principio se llamó café del aeroplano, en ele recalaba  aquella intelectualidad bajo la estela del populista Grupo Boedo de los veinte , los versos, de Homero Manzi, “San Juan y Boedo antiguo y todo el cielo/ Pompeya y más allá la inundación” en el imperecedero tango “Sur” (1948) coescrito con Aníbal Troilo, que Homero escribió  en una de las mesas, cuando se llamaba “Café Canadian”, antes “Nippón”, Manzi imaginó en 1947 la poesía de “Sur”, un tango que define a Buenos Aires y al barrio de Boedo. Para los años sesenta cambia su nombre a “Café Esquina Homero Manzi”, a partir de 1981 el café adquirió su denominación actual, Esquina Homero Manzi, en marzo de 1999 cerró sus puertas y fue recuperado en 2001, fue declarado por la legislatura porteña como lugar histórico. exactamente en Boedo 999, allí los hinchas de ayer y de hoy celebran y festejan logros deportivos del ciclón o pasan sus horas mirando la vida pasar.

 

Café- Bar San lorenzo

Ubicado  frente al gasómetro En la esquina de Avelino Diaz y avenida la plata abrió sus puertas en la década del 30 ,es el lugar de paso de todos los san Lorencistas que disfrutaron del gasómetro y aquellos que hoy visitan la sede y aguardan la vuelta del estadio a la vieja avenida , sus dueños desde 2004 Eduardo y Diego  Facian san lorencistas  de ley ,decidieron  colorear las paredes del frente resaltando los colores del club, azul en los marcos de las puertas y ventanas, y el grana o el rojo en los bordes del techo, salientes y ventanas, como así también el toldo, en las paredes del frente se pintaron las imágenes de personajes, alegorías, leyendas y fileteados. Son uno de los Cafés en los alrededores que resistió el desarraigo del gasómetro y espera su ansiado regreso, “Antes cuando estaba la cancha estaba lleno de bares y pizzerías, pero todos cerraron de inmediato cuando tiraron abajo la cancha”, “Este bar es por mucho el lugar donde los verdaderos hinchas de San Lorenzo vienen a tomar un café y discutir sobre fútbol”, comento Eduardo. El gobierno de la ciudad lo declaro patrimonio histórico cultural. Los Facian padre e hijo aportaron el espacio para entrevistas y homenajes a las glorias del club en todas sus manifestaciones y reuniones por la vuelta del gasómetro.

El tributo a la gloriosa hinchada de San Lorenzo que nuestro programa radial efectuó en el Bar

El recordado amigo y escritor Enrique Escande junto a Adolfo, Diego y Aníbal López.

El Dante

Abrió sus puertas en 1917, un año después de la instalación del gasómetro, ubicado en la avenida Boedo 745 fue el café más antiguo del barrio su nombre hace referencia al exponente de la literatura europea y fue fundado por la familia Merzario. Además, tuvo otros dueños los Alberi, José García y Pablo Figueras, todos socios e hinchas de San Lorenzo. Su escudo era el fiel reflejo de lo que en sus adentros transcurría, una pluma, una guitarra, un casco, una pelota de fútbol y una paleta con pinceles alusiva al arte. Un ambiente de tango, charlas sobre política literatura o fútbol.

Aunque el lugar fuera un sitio preferido de los intelectuales del momento, el café era una sucursal del Club de San Lorenzo de Almagro la vieja barra, los grandes jugadores y los referentes de la política del club habitaron sus mesas, los tangos El ciclón y el Dante en letra de Jose Golvar  y música de Julio Boccazzi honran su recuerdo, en sus versos interpretados por nuestro amigo y cantor azulgrana Alejandro Presta  cita “café Dante de Boedo el café de San Lorenzo, es un pedazo de historias de aquel tiempo que se fue. Rincón guapo de muchachos peña fuerte de recuerdos, Jugadores de azulgrana con el título campeón… Te espero en el café Dante era un dicho popular porque por todo Boedo era el más lindo lugar”.

Allí a mediados de los 50 se formó (la Lista Popular), liderada por hombres que no tenían actuación en San Lorenzo por más de un cuarto de siglo en el aspecto político, que intentaron recuperar el privilegiado lugar que ocupó nuestra Institución a fines de los veinte y entrado los treinta.

El Dante poseía una mesa de juegos de billar que atraía al público. Representaba la dispersión para algunos, el encuentro y el debate para otros. Allí los hermanos Res pregonaron por primera vez por el retorno del gasómetro a avenida la plata a finales del siglo veinte, este lugar emblemático de los san lorencistas y de Boedo cerró sus puertas en 2004, hoy en el frente donde se hallaba el café se encuentra una placa en su recuerdo, colocada por los hermanos Res y los amigos del rincón de las utopías.

 ALENJO

En Boedo 833 el lugar que fuese el teatro América entre fines de la década del 20 y comienzo del treinta se transformó en café bar con billares, Alenjo llevo como nombre por las primeras letras de los hijos de los tres hermanos, los dueños desde fines de la década del 50, Al, por Alberto, En, por Enrique Jo, de Jose. este tenía la particularidad de poseer varias mesas de billar en el salón principal y en el salón interior 14 en total, también contaba con mesas para jugar al domino o a las cartas, fue lugar de muchos parroquianos y san lorencistas, allí entre rondas de café y vermouth   podía mirarse los partidos del ciclón en tiempos de futbol codificado. “Lo venimos sosteniendo en realidad porque económicamente no es redituable, pero más que nada por la memoria de mi papá y por el cariño al lugar. Si uno tuviese que ser objetivo y pensar en que es un negocio, no nos sirve, no sirve” comentaba Alberto uno de los dueños, en los últimos tiempos fue lugar de encuentro entre los amigos del rincón de las utopías y los compañeros del programa (San Lorenzo ayer hoy siempre), los domingos al finalizar las emisiones. Tardes de café y charlas por la vuelta a Boedo, mezcladas con rondas de pin Ball en el salón con los compañeros Juan pi Fantino Y Cesar Giasone (campeón del barrio de esta disciplina).  Nos recibía el mozo del lugar, un hombre mayor que no recuerdo su nombre, al saludo de que dice San lo!, un hincha del ciclón como nosotros que nos contaba haber visto al gran campeón del 59. con la nefasta aparición del covid ,Alenjo se despidió de sus amigos cerrando sus puertas para siempre, dejándonos esos gratos recuerdos.

Café Margot

Desde 1904 en Boedo 857 esquina San Ignacio el primer café se denominó con el nombre del pasaje, luego ese espacio fue bombonería, restaurante, fábrica de pastas y confitería. Lleva su nombre desde 1994 en memoria del escritor Jorge Luis Borges, albergo personalidades de la política memorables como Alfredo Palacios o del deporte como Jose Francisco Sanfilipo. también es lugar para la lectura cuenta con una pequeña biblioteca nombrada Miguel Angel Caiafa un referente de la cultura boedense   y responsable de los grandes departamentos culturales de San Lorenzo en avenida la plata. Por los años 50, el entonces presidente Juan Domingo Perón, que circulaba junto a su comitiva por la Avenida Independencia, al llegar a Boedo hizo doblar a los vehículos. En la esquina de San Ignacio se detuvieron, el general bajó del coche y entró al bar: quería probar el sándwich de pavita en escabeche, del que tanto le habían hablado, en aquel tiempo en realidad el café ubicado allí era el Trianon.  El Margot fue   Declarado por el ministerio de cultura de la ciudad como uno de los cafés notables de Boedo.

El Trianon

También en avenida Boedo nació en 1940 donde hoy se encuentra el Margot fundado por Gabino Torres y su esposa María, lleva su nombre en referencia a un reconocido palacio francés de la época de (luis lv), luego el local dejó la esquina y se ubicó en el pasaje San Ignacio. Allí su nuevo dueño fue Salvador Sersale.  tuvo un cierre momentáneo, reabriendo sus puertas en junio de 2019 con nuevos dueños ubicado en Boedo 845, en su logo figura la especialidad de la casa el sándwich de pavita al escabeche, adornado con una corona de plumas de pavo real, en su decoración luce máquinas de escribir por la cercanía de la editorial claridad sinónimo de los escritores del grupo Boedo de los años veinte.

Quedan otros tantos en la memoria como el café bar el recuerdo o el Alabama que también fueron una parte de la historia de Boedo, el Pugliese y el Florida son otros de los cafés tradicionales en la avenida que ofrecen un aire de porteñidad y son punto de reunión de parroquianos, transeúntes y personajes errantes de la ciudad.

Como versa en sus estrofas la letra del tango Boedo De Julio de Caro Y Dante Linyera “Sos barrio del gotán y la pebeta el corazón del arrabal porteño, cuna del malandrín y del poeta, rincón cordial, la capital del arrabal. Boedo, vos sos como yo malevo como es el gotán, abierto como un corazón que ya se cansó de penar. Lo mismo que vos soy así: por fuera cordial y cantor, a todos les bato que sí y a mi corazón le bato que no.

En esa mezcla esencial que pinta al barrio en cuerpo entero viven, San Lorenzo, los cafés y sus habitantes, basta con elegir uno para tomarse un tiempo sentarse y conversar con amigos de San Lorenzo y la vida disfrutando de un buen café.

Alberto Zuliani
(@CASLAhistoria)