De Donald solo “Las Olas y el Viento”

De Donald solo “Las Olas y el Viento”

En estas horas nos desayunamos con otra imbecilidad mediática, resulta que un fulano pre-candidato a Presidente de los Estados Unidos por el partido Republicano twitió que le gustaría comprar el club del cual es hincha el Papa Francisco.
Obviamente que al personaje no le hace bien lavarse los dientes con wisky berreta, pero más allá que este Donald Trump quiera captar el voto del religioso católico, no deja de sorprendernos la boludez mundial. Lo que es indiscutible es el valor agregado que el Papa Francisco le trae a la gloriosa historia de San Lorenzo, que vuelve a estar mencionado en todos los espacios de la tierra, más allá que este Yony diga cualquiera.

Desde que Diego, propuso el nombre para el futuro Estadio en Avenida La Plata, nunca dudamos que si el Club se lo propusiera sobrarían los inversores de todo el mundo para que el Gasómetro vuelva a estar en su lugar. Obviamente que no es el caso de este personaje twitero, que mal asesorado después debió desmentir la estupidez expuesta.

Pero esta semana, parado en la Estación Boedo, del Subte “E”, observaba en el puesto de diarios la tapa del diario deportivo Ole con un título que decía “Pochoclo, bandera y vincha” relacionado con el documental que ha presentado el Club Atlético Boca Juniors, una película que por los comentarios no parece representar la historia de la institución rica en títulos y buenos jugadores, sino solo un reflejo del ciclo iniciado en 1998 por Carlos Bianchi como entrenador ,Indudablemente los comunicadores no aclaran esto, pero es parte del verso continuo que día a día se efectúa desde los distintos medios.

Pero mientras observaba ese título del diario deportivo, pensaba en lo que tantas veces propusimos desde nuestros micrófonos o personalmente a los distintos gobernantes del Club, que no es otra cosa que hacer un film sobre la historia gloriosa de nuestro Club o sobre la vida del enorme Jacobo Urso.
Hace 4 años se lo comentaba y proponía a Eliseo Subiela, quien había adherido al Proyecto de Restitución Histórica, incluso le expresaba al gran Director de Cine que tenía el guión (en lo referido a lo histórico para ofrecerle), incluso imaginé a un Viggo Mortenseen protagonista.

Tras esta idea Subiela, se mostró interesado, pero claro que el tema era quien bancaba económicamente el proyecto, ahí lógicamente a mi criterio debía ser que el Club lo financie, ya que con un contrato menos de algún profesional de esos que siempre llegan de relleno, tranquilamente se podía sustentar dicho film que seguramente obtendría un record taquillero en las salas de todo el país.
De esta manera San Lorenzo se posicionará aún más, mostrando orgullosamente su grandeza extrema ante ciento de miles de espectadores.
¿Cuánto significaría a nivel Marketing o Garketing ?como solemos decir desde nuestro programa radial, dicha iniciativa.

Adolfo-CocheUna película donde además de poder ver a los actores contratados podrían observarse archivos fílmicos de gran parte de nuestra historia, hitos como la gira del 46-47 por Europa, el triunfo de Delfo Cabrera en los Juegos Olímpicos de Londres en 1948, la magia de “Los Matadores del 68”, éxitos de “La Catedral del Básquetbol, la consagración de Angelita Marchetti como Campeona Mundial de Aguas Abiertas en 1973, todas imágenes existentes que podrían formar parte de una película de una historia maravillosa.
Sin embargo todo lo que refiere a un tiempo memorable de nuestra historia parece querer esconderse bajo una alfombra, y tenemos que asistir a que los grandes medios nos muestren como los equipos del régimen nos refriegan en la cara éxitos que son innegables, pero que la gloriosa historia de San Lorenzo no tiene nada que envidiar. Todavía esperamos aquella propuesta que hiciéramos en Comisión Directiva sobre que el slogan real “El más ganador del Deporte Argentino” figurara en todo recibo oficial del Club, pero es difícil cuando los propios protagonistas de las decisiones dudan de su propia gloria histórica.
Me quedé pensando cuando un amigo hincha River me dijo en estos días: “Che Donald Trump ofreció 200 palos verdes para comprar San Lorenzo”, le respondí difícil, porque San Lorenzo no se vende y además no hay dinero en el mundo que equivalga a nuestra historia, solo la historia de René Pontoni valdría 200 palos verdes.

Asique se llame MC DONALD o DONALD TRUMP , por siempre el Club Atlético San Lorenzo de Almagro , Asociación Civil sin fines de lucro. De Donald solo las “Olas y el Viento” o “Cosquillas”

Adolfo Res (Historiador C.A.S.L.A.)

Un símbolo de humildad y profesionalismo.

Un símbolo de humildad y profesionalismo

Hablar de ídolos en un fútbol devenido en negocio desde hace ya mucho tiempo, es más que complicado. Profesionalismo, humildad o respeto, son términos casi desconocidos en el ambiente futbolero de las últimas décadas.

Es triste, sí, pero que alguien me corrija si me equivoco…

TorricoSabemos muy bien -o por lo menos todos deberíamos saberlo- que la Institución está siempre por encima de cualquier otro nombre propio, ya fuera el de algún jugador, un técnico o un dirigente. Pero cuando suceden ciertas cosas que nos sorprenden, porque parecen ser de esas que quedaron allá, muy lejanas en el tiempo, es imposible no sacarlas a la luz y reflejarlas con el brillo que se merecen.

Llegó a San Lorenzo con el perfil más bajo, no por timidez, sino porque él es así. En silencio se dedicó solo a trabajar. Con ese mismo silencio fue perfeccionando sus falencias en cada entrenamiento y mientras propios y ajenos lo consideraban tan solo un “suplente provisorio” hasta tanto llegara alguna figura de renombre, las vueltas de la vida lo llevaron a ocupar un lugar privilegiado.

Fue construyendo debajo de los tres palos una figura indiscutida. No tan lentamente comenzó a meterse de lleno en el corazón de la gente. Y con acciones concretas se transformó en el símbolo de una serie de consagraciones que quedarán, sin lugar a dudas, en la historia del club. Criticado por algunos y elogiado por casi todos, Sebastián Torrico logró alcanzar en tan solo 100 partidos en el CASLA, un título que es muy difícil de obtener: convertirse en ídolo del Club.

Desde aquel penal atajado al “Chiqui” Pérez frente a Boca Juniors que nos permitió pelear el torneo hasta el fin, hasta ese manotazo salvador en la cancha de Vélez que de no haber existido hubiese significado perder el campeonato y no ingresar a la Copa Libertadores. Desde aquellos penales contenidos en Brasil, hasta tener -finalmente- esa maldita copa en sus manos…

La muestra de cariño por parte del público azulgrana que se vivió este domingo en el Pedro Bidegain no fue producto de la casualidad o del difícil momento que le ha tocado atravesar a este gran profesional y excelente persona, que se llama Sebastián Torrico. Desde las tribunas bajó un desahogo, un grito de admiración para alguien que con mucha humildad se ha ganado su lugar en la historia grande del Club Atlético San Lorenzo de Almagro.

Es que en un tiempo en donde las palabras profesionalismo, humildad o respeto no abundan, todas ellas aparecen reflejadas en el “Cóndor”, este sencillo mendocino que arribó a la City Porteña para transformarse en ídolo.

Hablar de ídolos en un fútbol devenido en negocio desde hace ya mucho tiempo, es más que complicado. Sebastián Torrico lo ha convertido en sencillo!

 

Nicolás Albendín

“San Lorenzo Ayer, Hoy y Siempre”